viernes, 13 de marzo de 2015

La Original Sonora Dinamita de Lucho Argaín y Elsa López / Grupo Kolé: Tradición y catarsis

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Noches de Salón Lunario / 13 de marzo, 2015 / Función única / 2:45 hrs. de duración / 
Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional.

Jorge R. Soto
El Lunario revive una añeja tradición mexicana: el salón de baile, y esta noche se metamorfosea en uno —con pista rectangular de arabescos en negro y blanco— para albergar a una multitud compuesta por parejas jóvenes y maduras que responden a la convocatoria de dos agrupaciones de origen colombiano, Grupo Kolé y La Original Sonora Dinamita de Lucho Argaín y Elsa López, esta última con cincuentaicinco años de existencia.


Grupo Kolé abre el espectáculo con una introducción de tumbadora y batería que evoca las descargas africanas, aunque luego se funde, merced al teclado, bajo y la sección de metales, con un jazz que desemboca en salsa pura y dura. Tres vocalistas principales —entre ellos el director Freddy Mejía y su hijo Ángel— intercambian la posición principal para urdir un entramado de armonías y coros bien ensamblados.

La versátil agrupación interpreta con igual solidez cumbia, salsa y merengue, aunque se aprecian pinceladas de jazz latino y reggaetón. El público, tímido al inicio, llena la pista hasta colmarla, impulsado por canciones tan conocida como “Yo no sé mañana”, “Un montón de estrellas” y “Abusadora”, ejecutadas por un conjunto experimentado que sabe cómo levantar de su sitio a la gente.
Después de noventa minutos, termina este primer segmento, dejando a los asistentes sudorosos pero listos para el segundo acto de la noche.
La dotación de La Original Sonora Dinamita está integrada por teclado, bajo, batería, tumbadora, tres trompetas y un güiro metálico —también conocido en Colombia como guacharaca. Dos hombres y dos mujeres tienen la responsabilidad de la voz principal y los coros. Andy Rave y Daniela Argaín son los más destacados. “Mil horas”, ejecutada como rockabilly, combinada con un pop actual, que finaliza como salsa, sirve de introducción al conjunto.
Las trompetas forman una pared sonora que se despliega, sobre todo, en el género colombiano por excelencia: la cumbia. La presentación de La Original Sonora Dinamita incluye numerosos éxitos. Son tantos, que en ocasiones entrelazan temas en un enorme popurrí, con tal maestría que pareciera una sola composición. Cuando se requiere, el teclado crea las partes del acordeón, la guitarra o lo que se necesite. El oaxaqueño Rogelio Aguirre muestra su habilidad en un par de efectivos solos de trompeta.
 
Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
El repertorio que se entrega es tan amplio que la gente no tiene que pedir a gritos lo que desea escuchar. La Dinamita explota entregando “Golpes que da la vida”, “Suavecita”, “La Cumbia barulera” y muchas más. No dan pausa a las parejas que bailan. No hay modo de dejar de moverse. Estas canciones están tatuadas en la mente y en el corazón no sólo de los presentes, sino de millones de personas en todo el mundo.

Programa
Grupo Kolé: Yo la vi / Yo no sé mañana / El malo de la película / La Rebelión / Tikitá / Cali pachanguero / Perdóname / Canoa arranchá / Si no te hubieras ido / Un montón de estrellas / Quiero saber de ti / Acuérdate / Por última vez / Llorarás / Abusadora.
La Original Sonora Dinamita de Chucho Argaín y Elsa López: Mil horas / Oye / La bamba / Noche de estrellas / Escándalo / Se me perdió la cadenita / A mover la colita / Popurrí: La pollera colorá – Yo me llamo cumbia – Cumbia que te vas de rumba – El negro José – Amaneciendo / La parabólica / Golpes que da la vida / Si vos te vas / Hasta el fin del mundo / Las brujas / Suavecita / Velas encendidas / El tizón / La cumbia barulera / Que nadie sepa mi sufrir / El viejo del sombrerón / Hechicería / Son de amores / El cucu.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.