domingo, 15 de marzo de 2015

Chayanne: El movimiento perpetuo


Gira En todo estaré / 4, 6, 7, 11, 12 y 15 de marzo, 2015 / Seis funciones / 
1:40 hrs. de duración / Promotor: OCESA Promotora, S.A. de C.V.

Rodrigo Farías Bárcenas
Más de treinta años de experiencia le han permitido a Chayanne tener un total dominio del escenario. Ha logrado identificarse por su destreza para sincronizar canto y baile, con una alta dosis de simpatía, calidez y sensualidad. Combinación que es como su firma en el plano estético, gracias a la cual es reconocido como uno de los principales exponentes de la música latina. 

Destaca, asimismo, su profundo vínculo con la gente. Los artistas más fogueados y sensibles saben cómo generar emoción en beneficio del espectáculo, propiciando crecientes ciclos de mutua influencia con el público. El puertorriqueño eleva al máximo este principio de comunicación siendo extremadamente atento con su fans, involucrándolos así en una imparable dinámica que consiste en exaltar la vida a través del movimiento y más allá de las palabras. 

Hagamos un repaso, necesariamente breve, acerca de la trayectoria de Chayanne. Además del reconocimiento que tiene en Latinoamérica y Estados Unidos, su presencia igual es notable en Italia, Francia y España. Su nombre real es Elmer Figueroa Arce. Nace en 1968, en Río Piedras, Puerto Rico, e inicia su carrera musical a los diez años como integrante del grupo Los Chicos. En 1984 publica su primer disco como solista, acumulando diecinueve hasta la fecha, y comienza a destacar en el plano internacional a fines de los ochenta y principios de los noventa. Numerosos reconocimientos distinguen su carrera. También es compositor, actor de cine y televisión. 
Vuelve a cantar en México después de cuatro años de ausencia, para iniciar en nuestro país la gira internacional que apoya el lanzamiento de su disco más reciente, En todo estaré. Tiene programadas seis fechas en el Auditorio Nacional, con las cuales acumula más de treinta presentaciones en este foro, desde la primera que tuvo en 1992. El tour también incluye varias ciudades del interior de la República. Continuará en otros países de Latinoamérica, en Estados Unidos, España y Portugal. 
“Quiero bailar contigo”, una de las piezas contenidas en ese compacto, tiene la estratégica misión inaugural del concierto. La intención declarada en el título se convertiría en el motivo central de la convocatoria, como si toda la velada fuese un íntimo baile entre Chayanne y su público, mujeres en su mayoría. El cantante señala hacia sus seguidoras y les dice en un plan coqueto, correspondido con gritos y aplausos: “Lo que quieras conmigo, yo quiero contigo”. Poco después, mientras canta “Salomé”, se acerca a la orilla del escenario, recorriéndolo de un extremo a otro. Una joven le ofrece un par de rosas rojas y él se las lleva entre sus manos, como un símbolo de los temas que aborda en su repertorio: el amor y la pasión. 
Viste ajustados pantalones de cuero. Su camisa queda al descubierto cuando se quita el saco, insinuando un discreto streaptease con leves y momentáneos contoneos, acompañados por exclamaciones de aprobación, mientras canta “Un siglo sin ti”. Es evidente el régimen que sigue con dieta y ejercicio para mantener su cuerpo en excelentes condiciones. Se ve delgado, fuerte, flexible. Listo para ejecutar jornadas de trabajo que requieren gran resistencia, sobre todo de las piernas, que lucen musculosas como las de un futbolista bien entrenado. Se aprecia esta disciplina con la interpretación de “Guajira”, con una coreografía en la que intervienen ocho bailarines, cuatro mujeres y cuatro hombres.
Con “Humanos a Marte”, sencillo del estreno discográfico, queda bien definida la secuencia que en lo sucesivo sigue el espectáculo. Su eje central son los enérgicos números bailables, en alternancia con las baladas. Puede decirse que el cantante ilustra las canciones; es decir, consigue que su sentido cale hondo gracias al lenguaje corporal. Refuerzan este comentario las sentidas interpretaciones de las baladas “Dejaría todo” y “Tu respiración”, en contraste con el vigor de “¡Ay mamá!” y “Fiesta en América – Baila, baila”. Las coreografías no son un mero complemento, sino un componente esencial que soporta la sincronía de canto y baile que Chayanne lleva a cabo, particularmente en lo que a expresión de la sensualidad se refiere. 
Cerca de la despedida, el intérprete dedica a sus músicos un genuino y merecido reconocimiento. La banda está integrada por un bajista, dos ejecutantes de guitarra eléctrica, otro que se encarga de la acústica, y una cantante que hace coros. Uno de los dos tecladistas es el director musical. Entre todos crean atmósferas musicales llenas de calidez, sumadas a un sonido sólido e impactante y un manejo flexible de géneros: salsa, bachata, reggae, funk, rock, rumba. 
Resulta memorable el final gracias a las briosas ejecuciones tanto del baterista como del percusionista en “Madre Tierra – Oye”, “Torero” y “Provócame”. Ambos engrandecen, con precisión rítmica y riqueza de matices percusivos, el ánimo gozoso y triunfante que domina al concluir la jornada, y que puesto en palabras suena así: “Oye, abre tus ojos / mira hacia arriba / disfruta las cosas buenas / que tiene la vida”. 

Creativo retorno discográfico
El álbum más reciente de Chayanne, titulado En todo estaré, fue publicado en agosto de 2014, habiendo tenido como lanzamiento previo el sencillo “Humanos a Marte”, que se estrenó en abril del mismo año durante la entrega de los Premios Billboard de la Música Latina.
El productor general del compacto es Afo Verde (José Adolfo Verde), músico argentino que ha sobresalido por sus exitosas producciones de muchos artistas. Entre ellos, algunos de los exponentes más notables del rock de su país, como Soda Stereo, Divididos, Los Fabulosos Cadillacs y Gustavo Cerati. También ha producido discos de Joan Manuel Serrat, Valeria Lynch, Xuxa, Diego Torres y Alejandro Lerner, por citar sólo algunos ejemplos.
Su filosofía de trabajo se basa en el consenso. Razón por la cual resultó ser el indicado para coordinar el equipo de cinco productores y catorce compositores que participaron en el disco de Chayanne. Según Thom Jurek, en su reseña para AllMusic, el resultado es un trabajo pulido en su ejecución y notablemente variado en el aspecto musical. Conserva las principales virtudes de Chayanne como cantante, las cuales dominan la grabación: calidez, pasión, fuerza, emoción. Concluye que En todo estaré es un “bienvenido y creativo retorno”, después de una ausencia de cuatro años. (R.F.B.)

Programa
Quiero bailar contigo / Salomé / Un siglo sin ti / Guajira / Humanos a Marte / Volver a nacer - Atado a tu amor / Candela / Bailando dos corazones / Cuidarte el alma / Y tú te vas / Lola / Dejaría todo / Video break / Tu boca / Ay mamá / Fiesta en América – Baila, baila / Tu pirata – Completamente enamorado / Tu respiración / Madre Tierra - Oye / Torero / Provócame. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.