domingo, 1 de marzo de 2015

Carmen, teatro y flamenco: ¡A besar la lona!


Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional


1, 8, 15, 22 y 29 de marzo, 2015 / Cinco funciones / 1:50 hrs. de duración / 
Promotor: Instalarte Creación y Producción S. A. de C.V.

Fernando Figueroa
Primera mujer emancipada en la historia de la ópera, Carmen es el personaje que elige la dramaturga mexicana Ximena Escalante para transportarlo al presente, no en el ambiente taurino original sino en un gimnasio de box donde abundan los golpes bajos.

“¡Quién puede resistirse a la tentación de fabricar la Carmen de su tiempo!”, escribe Escalante en el programa de mano, y añade: “Esa mujer que, incluso hoy, resulta perturbadora y ante ella no queda otra que… dar dos pasos para atrás”.

Cómo no va a inquietar esa dama rebelde si el papel protagónico lo tiene Sylvia Pantoja, andaluza de cepa cuya sensualidad hace trastabillar a un José pugilista que anda grogui desde la primera vez que la ve. Y no sólo él pierde la estabilidad, también su rival arriba y abajo del ring, Escamilla, porque Carmen noquea a quien se le para enfrente.
La partitura de Georges Bizet queda aquí descartada, excepto durante unos cuantos segundos, cuando se escuchan los compases más famosos de “Habanera” en la guitarra. A cambio, el cante y baile flamenco aportan el aroma sevillano ligado a esta historia de pasión, celos y muerte.
En un solo acto, con fluidez, el escenario deja de ser un gimnasio para convertirse en tugurio y luego cuadrilátero fosforescente. José no entrena como es debido, traiciona a su noviecita Micaela y brinda con Carmen a deshoras. Cuando disputa el campeonato mundial ya es un guiñapo, mermado por el virus del amor y el deseo que lo llevaron a la locura de acabar con la vida de “la extranjera, bruja, prostituta, ladrona, agresiva, roba-maridos, vive-fácil, bohemia y cruel”, tal como la ven los demás, según Escalante.
Prima de Isabel Pantoja, Sylvia es una extraordinaria cantante y lo demuestra en sus pasajes musicales. Carmen tiene un alter ego que baila flamenco, a cargo de Leticia Cosío, quien literalmente zapatea a sus enemigas, en medio de quejíos que brotan desde un costado del escenario. La música es en vivo con guitarras, cajón, palmas y cantaor, ensamble dirigido por José Miguel Moreno.
Función de estreno vibrante, con un público que juega bien su discreto papel como voyeur en el gimnasio, pero más tarde participa activamente en el antro y la arena de box. Carmen y los bailarines son ovacionados en el centro nocturno, y los musculosos pugilistas reciben piropos y silbidos de admiración durante la ceremonia de pesaje y el combate.
La pelea exuda verosimilitud porque los actores que interpretan a José y Escamilla han recibido entrenamiento previo del ex campeón Ramón Euroza. Eso no significa que haya fuertes golpes de verdad, porque el director Antonio Castro no quiso repetir la historia de cuando José Alonso sufrió fracturas en las costillas, por las tundas que le daba Pipino Cuevas en la obra ¡Pelearán diez rounds!, de Vicente Leñero, con dirección de José Perro Estrada, hace tres décadas.
Hay que destacar la gracia del actor Alfonso Cárcamo, quien hace las veces de maloso dueño del tugurio, y más tarde aparece como una especie de Don King que mueve los hilos del negocio boxístico. Juan Sahagún convence como el manager que ve venir la desgracia cuando José y Carmen se conocen, pero es incapaz de evitarla.
 
Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional
Carmen, la leyenda de la tabaquera andaluza, plasmada por Prosper Mérimée en una novela de 1845, y por Georges Bizet en la célebre ópera de 1875 (con libreto de Henry Meilhac y Ludovic Halévy), ha sido llevada al teatro y al cine por decenas de creadores. Ximena Escalante y Antonio Castro se suman a esa lista con un espectáculo multidisciplinario que tiene lugar un gimnasio-antro-arena, ubicado en Reforma y Campo Marte. Y las funciones no son sabatinas sino dominicales, que conste.

Créditos
Dirección: Antonio Castro
Dramaturgia: Ximena Escalante
Coreografía: Leticia Cosío
Diseño de vestuario: Tolita y María Figueroa
Diseño de escenografía e iluminación: Xóchitl González
Diseño de audio: Miguel Hernández
Director musical: José Miguel Moreno
Producción: Magdalena Nicolini
Asistente de dirección: María Fernanda Morante
Coach de box: Ramón Euroza
Reparto
Carmen: Sylvia Pantoja
Carmen en flamenco: Leticia Cosío
José: Roberto Romano
Micaela: Tania Lizardo
Escamilla: Miguel Ángel Montfort
Próspero: Juan Arturo Sahagún
Lilas: Alfonso Cárcamo
¡Viva Flamenco!
Cantaor: José Miguel Moreno
Guitarristas: Pepe Jiménez, Ricardo Sánchez
Cajón: Rodrigo León
Bailarines
Claudia Claverie, Mariana Landa o Marimar Glagovsky, Leonardo Romero, Alhelí Peña, Columba García, Alejandro Borquez.







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.