jueves, 12 de marzo de 2015

Agarrate Catalina: Caricatura tierna y feroz

Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional

El viaje / 12 de marzo, 2015 / Función única / 
1:25 hrs. de duración / Promotor: Tres Cuartos SRL.

Fernando Figueroa
Agarrate Catalina —sin acento en la primera palabra porque se pronuncia con entonación rioplatense— es una murga uruguaya que ha traspasado las fronteras de su país para visitar medio mundo, y esta noche hace escala en un recinto que huele a jolgorio.


Las murgas son una especie de estudiantinas muy mal portadas, cuyos integrantes se disfrazan para pitorrearse de todo lo que sea formal. Sus raíces más profundas se remontan a la época colonial, con influencia española (gaditana en especial) y africana. Renuevan su vigencia en el carnaval que cada año cimbra a la ciudad de Montevideo durante mes y medio (entre febrero y marzo), y en cualquier época en los tablados de barrio.
En ese carnaval se efectúa un concurso de murgas, y Agarrate Catalina fue triunfadora absoluta en 2005, 2006, 2008 y 2011. En 2008 presentaron el espectáculo El viaje, que esta noche puede apreciarse en México, aunque es evidente que el Lunario es hoy una cabeza de playa de la comunidad uruguaya en nuestro país. Los aquí reunidos conocen las canciones y se convierten en un segundo coro, porque el primero está arriba del escenario.
Yamandú Cardozo es un estrafalario director de orquesta que toca la guitarra y comanda a una docena de cantantes y dialoguistas cuya irreverencia no tiene límites, más tres músicos que arman buen escándalo con platillos, bombo y redoblante; el sonido que producen es un híbrido entre la zarzuela y el candombe.
Con el espíritu del sainete, las letras critican tanto costumbres sociales que se dan en cualquier parte del mundo, por ejemplo buscar un buen partido para las jóvenes casaderas (“El novio de mi nieta”), como la política expansionista del imperio (“La guerra”).
La investigadora Milita Alfaro ha escrito acerca de esta manifestación artística: “La murga configura una referencia central entre la colección de símbolos que representan a los uruguayos. Más allá de lejanos e inciertos antecedentes, su originalidad expresiva y fundamentalmente sonora, es uno de los legados más significativos de esa gran olla cultural en constante ebullición que fue el carnaval montevideano de las primeras décadas del siglo XX. Asociado al ritual de la noche y la bohemia, aquel genuino producto marginal y enigmáticamente creativo, no pretendió erigirse en patrimonio de una identidad nacional pero, de hecho, contribuyó a fundarla” (Contrafarsa: murga, arte, sociedad; Luis Carrizo, Trilce, 2000).
Cuenta la leyenda que la expresión “¡agarrate Catalina!” surge de una añeja familia de cirqueros que había sufrido varios accidentes fatales en el trapecio, y la más joven de la dinastía tenía ese nombre. Quienes la estimaban, le gritaban así para que se cuidara a la hora de realizar sus rutinas. Hay otras versiones más antiguas acerca del origen de tan singular frase, pero la mencionada es la más simpática de todas.
El programa de mano explica poéticamente el espectáculo: “Una manada de viejos sin edad, ni lugar, ni tiempo seguro, un ejército de sombras vivas siendo en algún rincón de algún pasado, se enfrentan al sistema, a los prejuicios, a las religiones, a la resignación, a los misterios frágiles de la memoria, a la muerte y a la vida en una caricatura tierna y feroz, llena de alegre melancolía”.
 
Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional
Sí, las carcajadas no faltan, pero atrás de ellas está el drama humano de las desigualdades sociales, el racismo, la soledad y el vacío. Cualquiera diría que Juan Carlos Onetti se encarga de preparar los tragos que animan la velada, sin olvidarse de agregar un chorrito de desencanto que convierte al DF en su mítica Santa María.
Terminado El viaje, la troupe remata su actuación entre las mesas y termina la pachanga en el vestíbulo del Lunario.

Programa
Presentación / El novio de mi nieta (los prejuicios) / La guerra / La primera piedra / Dios / Hombres de mundo (la resignación) / La niebla / Retirada (El viaje) / Encore: Gente común – La violencia – Maldita y bendita Montevideo.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.