viernes, 13 de febrero de 2015

Little Jesus: El sabor del afropop

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional



13 de febrero, 2015 / Función única / 2:20 hrs. de duración / 
Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional.

David Cortés
“Esta canción la hicimos hace dos años y medio”, dice Santiago Casillas, guitarrista y voz de Little Jesus. Entonces cuenta la historia de “Berlín”, de cómo fue una de las primeras composiciones que hicieron para divertirse. Más allá de presentar un tema, aquí lo que queda implícito es la complicidad entre el quinteto y sus devotos. Si había alguna duda de tal connivencia, ésta queda manifiesta cuando comienzan las notas de “Azul”, el cierre con una cauda de invitados que vuelven el lugar un pandemónium.


Aunque el trayecto a la cima ha sido vertiginoso, no es producto de la casualidad. El grupo —Carlos Medina, bajo; Fernando Bueno, guitarra; Truco Sánchez, batería; Arturo Vázquez-Vela, teclados, y el mencionado Casillas— nació de la confluencia de integrantes de agrupaciones como The Plastics Revolution, Los Interpretators, 3 Dudes and a Mullet y I Can Chase Dragons!; de la alquimia entre ellos surgió lo que denominan tropipop.

En realidad su sonido es muy contagioso. Los bajos gordos, gruesos, conllevan un fuerte sabor a funk; la guitarra rítmica, incesante, poderosa, amenaza con romperse en cualquier momento. La batería, inamovible, ajusta el todo, lo presiona y comprime; casi siempre en el mismo tempo, crea una monotonía sobre la cual la guitarra líder teje melodías infecciosas, mientras el teclado se solaza en pasajes negroides. 
Es una articulación sonora que remite a Vampire Weekend y algunos incluso la emparentan con el Paul Simon de la época de Graceland, pero cuya raíz está en el afropop —“Cuando estudiaba música, tomé una clase de afropop y me encantó esa onda, como el puente de “Berlín” o la canción “Color”, son acordes muy sencillos pero tocados con ese ritmo”, dijo Casillas a la revista Marvin recientemente— y que ahora ha quedado asentada en un álbum debut doble titulado Norte + Sur que presentan esta noche. ¿Las letras?: “Son de mi realidad, son de un dude de veintitrés años del DF”.
 
Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
En esta festividad rítmica abundan los invitados: Felipe de 4-24, los regiomontanos de Synth Clubz, Ximena Sariñana, Caloncho, un par de integrantes de Los Románticos de Zacatecas. Al final todos dan el adiós, pero el regusto del cierre va más allá de las sorpresas. Little Jesus, a pesar de algunos haters, demuestra que es una banda con hechuras, un colectivo en proceso de consolidación. Han llegado rápido, ahora les queda lo más duro, mantenerse, constatar que lo suyo no es una casualidad y sí el resultado del trabajo continuo. Hoy dieron una prueba de ello.

Programa
Pesadilla / Cruel / Truco / Mal (con Synth Clubz) / Sube y baja / Químicos / Cretino / Norte - Todavía (con Ximena Sariñana) / Tiempo / Color / Sur (con Caloncho) / Jóvenes (con Los Románticos de Zacatecas) / Berlín / Azul (con todos los invitados).





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.