miércoles, 28 de enero de 2015

Klaxons: Pop subversivo y mareas eléctricas

Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional


28 y 29 de enero, 2015 / Dos funciones / 1:30 hrs. de duración / 
Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional.

Alejandro González Castillo
Tal como ocurrió con Nirvana y el término grunge, los Klaxons cobraron fama a nivel mundial gracias a que, adherida a la tapa de su álbum debut (Myths of the Near Future, 2007), se asomaba una etiqueta que acreditaba al combo como miembro honorario de algo llamado new rave, un sonido diseñado para saltar a la pista de baile ayudado de ritmos pegajosos y guitarras con espíritu punk.
Los autores de dicha obra preferían calificar su estilo como música dance contemporánea o pop subversivo; perfiles certeros si se considera que la distorsión y el frenesí son constantes invitados en las composiciones del trío. Favoritos de publicaciones como NME y orgullosos poseedores de galardones como el Mercury Prize, Jamie Reynolds, Simon Taylor y James Righton toman esta noche el escenario con absoluta soltura. Su experiencia en festivales del calibre de Glastonbury, Leeds y Reading les permite protagonizar un espectáculo donde la parafernalia lumínica es discreta, con apenas un par de líneas de luces intermitentes a los costados, y lo verdaderamente importante, donde se concentra la atención de sus seguidores, tiene lugar en el bajo, guitarra y teclado que respectivamente manipulan.
Pendientes de provocar sudoración, el listado que los músicos han preparado concentra los momentos más significativos de una discografía que tras aquel plato debut, a la fecha cuenta con dos obras más, Surfing the Void (2010) y Love Frequency (2014).
Así que no hay sitio para relajarse. Desde el primer acorde de la cita se establece que Jamie mantendrá su pedal de fuzz activado, que la calma tendrá lugar únicamente cuando “Twin Flames” aproveche su turno. El resto será abandonarse en la estridencia, extraviarse en una marea eléctrica apenas interrumpida por coros confeccionados para hermanar escuchas en los estadios, como sucede con “There Is no Other Time” y “Show Me a Miracle”. “Estamos muy felices de estar tocando para ustedes esta noche”, comenta James antes de beber agua y, al lado del bajista, hacer el coro de “Golden Skans”, un falsete que serpentea y detona el mayor delirio de la noche, secundado por “It’s not Over Yet”.
 
Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional
Y a pesar de que esa última canción del espectáculo lo niega categóricamente, la realidad es que con dicha composición algo similar a un fin definitivo ha llegado, de modo que los aplausos que despiden a quienes se abrazan a orillas del escenario podrían ser los últimos. Al menos así lo insinuaron los propios Klaxons en un misterioso tuit publicado en octubre de 2014: “Luego de nueve años de locura queremos hacerles saber que hemos decidido que nuestras próximas fechas en directo serán las últimas”. Es por eso que a la salida del foro las sonrisas se mezclan con caras largas. Los optimistas aguardan un milagro mientras los resignados piensan para sí mismos que el de hoy ha sido un adiós ideal, totalmente espléndido.

Programa
Atlantis to Interzone / Flashover / Gravity’s Rainbow / As Above So Below / Calm Trees / There Is no Other Time / Show Me a Miracle / Twin Flames / Golden Skans / Invisible Forces / Love Frequency / Two Receivers / Magick / Echoes / Atom to Atom / A New Reality / The Bouncer / Four Horsemen of 2012 / Children of the Sun / It’s not Over Yet.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.