viernes, 10 de octubre de 2014

Chet Faker: Ejecutante del siglo XXI

Foto: Édgar Rubio  / Colección Auditorio Nacional

10 de octubre, 2014 / Función única / 1:20 hrs. de duración / 
Promotor: Playeras, Conciertos y Amigos S.A. de C.V.

Rodrigo Farías Bárcenas 
“¿Quién estuvo aquí la vez pasada?”, pregunta Chet Faker provocando que decenas de asistentes alcen la mano en señal de confirmación. Se presentó el 21 de septiembre de 2013, dándose cuenta de que en México tiene una base de seguidores, al igual que en otras partes del mundo. Anunció su regreso y aquí está. Viste con sencillez y se ve confiado. Nada parece indicar que su tranquilidad se convertirá en una impetuosa actuación.

Quien lo escuche por vez primera, más vale que lo haga sin ideas preconcebidas. Que se trata de un cantante fuera de lo común, se nota desde la forma en que está dispuesta la dotación instrumental: únicamente dos teclados y una caja de ritmos. A diferencia de su primer recital, que incluyó bajo, batería y guitarra. ¿Qué puede hacer un solo hombre con eso? Mucho, por la calidad de la composición. A ella debe su reconocimiento en la escena musical independiente, con apenas un extended play, publicado en 2012 (Thinking in Textures), y un larga duración en 2014 (Built On Glass).

El programa comprende temas de ambas grabaciones, de sobra conocidos por el público, en su mayoría jóvenes en sus veinte o treinta, quienes hacen coro en cualquiera de ellos. De “Blush” a “Cigarettes & Chocolate” lo hacen así, a pesar de que el fraseo de las melodías no es fácil y el contenido está lejos de ser jubiloso, con su exploración del lado sombrío de las relaciones humanas, concentrada en la amistad y el amor. 
Cuando Faker advierte: “Ahora sí los voy a mover con una buena dosis de groove”, y empieza a tocar “No Diggity” (Blackstreet), su gente responde con gran algarabía. Se trata de la canción más conocida de su repertorio, un cover que el año pasado circuló masivamente en la red, decisivo para que ganara popularidad. La primera parte del concierto, más o menos calmada, vira hacia una segunda más excitante y con una apasionada entrega por ambas partes, público y artista. 
Chet Faker en realidad se llama Nicholas Murphy (el sobrenombre es un homenaje al célebre jazzista Chet Baker, a quien admira por su forma de cantar y tocar la trompeta). Nació en Australia en 1988 y es uno de los artistas más sobresalientes de la escena soul-funk-r&b que ha surgido en Melbourne en los últimos años, según Tom Mann en el blog  Faster & Louder
Dicho apunte permite apreciar de mejor manera el trabajo del australiano, regularmente ubicado como intérprete de música electrónica. Es más justo considerarlo como un singer songwriter, o cantautor, por su decidido enfoque en la composición. Las canciones son de su autoría, excepto la ya citada. Su forma de cantar, cálida y sensible, conduce a la vertiente intimista del soul. Piénsese en Bill Withers o Terry Callier puestos al día, con recursos electrónicos y el enfático beat del hip hop. 
Esos rasgos expresivos y entrañables sobresalen más en los discos, pues en vivo Chet Faker es muy distinto a los soul men citados. Visualmente parece un dinámico DJ que en todo momento involucra al público en su trabajo, al que no sólo dirige mediante el canto y la música, sino también con su lenguaje corporal: agita constantemente los brazos motivando el movimiento, pasa de un teclado a otro con sinuosas contorsiones, al tiempo que crea texturas de sonido densas y envolventes, seguidas con fidelidad por el juego de luces. Gesticula sin pausa. Sonríe, se concentra o muestra sorpresa. Luce una expresión extática cuando el concierto llega a su fin. Sus ojos han dejado de mirar a quienes tiene frente a sí y ahora parecen estar explorándolo por dentro.
 
Foto: Édgar Rubio  / Colección Auditorio Nacional
La gente que desaloja el lugar parece hipnotizada. Acaba de ver otra clase de performer, producto de los avances tecnológicos del siglo XXI. Quizá este concierto sea indicio del porvenir en la forma de presentar un espectáculo, más enfocadas en la participación del público que en su mera recepción. 

Programa
Intro / Blush / 1998 / I´m Into You / Terms & Conditions / Rev / Cigarettes & Chocolate / No Diggity / Drop The Game / To Me / Cigarettes & Loneliness / Gold / Love & Feeling / Talk is Cheap.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.