miércoles, 22 de octubre de 2014

Andrea Básef: Amor, boleros y jazz

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Deseo del tiempo / 22 de octubre, 2014 / Función única / 
2:25 hrs. de duración / Promotor: RAI Ensamble

Julio Alejandro Quijano 
Julián Gómez y Brenda Aguilar cumplen una década de casados. Celebran con vino tinto, una crepa salada y la felicitación de Andrea Básef. En realidad, la artista no sabe nada acerca de tal aniversario; no los conoce ni los ha visto, pero al presentar “Todavía” la dedica a todas las parejas que cumplen años de estar unidas. Con la mirada parece concentrarse en cada uno de los asistentes, como si la dedicatoria fuera personalizada. 


Antes de música, Básef estudió actuación. “Fui parte de la última generación de Héctor Mendoza”, cuenta con orgullo al recordar a uno de los teatristas más influyentes del siglo XX mexicano. Esa formación escénica no fue en vano; cuando se descubrió cantante, incorporó lo que ya tenía de actriz. “Me fijo en las letras de las canciones, descubro cosas entre líneas para decirlas, no sólo cantarlas”, explica. 

Así que cuando Julián y Brenda escuchan el verso “todavía cuando amanece quiero verte todo el día”, sienten que se refiere a su romance en particular. “Gran sorpresa reservada nos tenía Andrea esta noche, gran espectáculo y gracias por las felicitaciones por nuestros diez años”, escribe en Twitter el orgulloso marido.
Venir en pareja a festejar el aniversario resulta ideal porque, además del vino, la cena y Andrea Básef, la apertura del show está a cargo de Gliese 229, dueto de guitarras eléctricas marcado por el virtuosismo y la velocidad al reinterpretar huapangos y rancheras. Además, cuando llega el turno de Básef resulta que ofrece sólo canciones románticas. “Deseo del tiempo (título de su disco) se refiere al anhelo más profundo de toda la historia de la humanidad: el amor”, explica la nieta del compositor Vicente Garrido
Ella asegura que tal parentesco es una casualidad y que no es cantante por influencia de su abuelo. Pero su repertorio la delata: abunda el bolero. Y como en toda transición generacional, le toca romper tradiciones: convierte cada tema en un jazz suave dominado por su voz, la cual dosifica en breves explosiones hacia el final de las estrofas; la acompaña Álex Mercado en el piano.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
En “Dos gardenias” muestra otra vez sus dotes histriónicas. Antes de empezar, amenaza: “Por las buenas, las mujeres podemos ser súper lindas, pero si ustedes no cuidan ese cariño, nos podemos convertir en el infierno de su vida”. Así que mientras la canta (o la dice), otra vez los novios, esposos y pretendientes sienten que las gardenias de la letra se refieren a sus propios corazones.
La cercanía se completa después del concierto, cuando la intérprete se encuentra con el público en el recibidor del Lunario (que cumple diez años). Concede firmas, abrazos y hasta consejos maritales. 

Programa
Gliese 229: Aires del Mayab / Duerme y descansa / Casi creo / El son de la negra. 
Andrea Básef: Deja que salga la luna / En tu lugar / Alma mía / Hoy que faltas tú / Entrega total / Dos gardenias / Todavía / Bésame mucho / Así / Regálame esta noche / Fuego bajo tu piel / Noche de ronda.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.