jueves, 25 de septiembre de 2014

Francisca Valenzuela: El eterno femenino

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional


Tajo abierto / 25 de septiembre, 2014 / Función única / 1:30 hrs. de duración / 
Promotor: FUAAN Financiera, S.N.C. - Promotodo México, S.A. de C.V.

Gina Velázquez
A la chilena Francisca Valenzuela no le faltan adjetivos: cantautora, compositora, poeta, instrumentista e independiente. Desde que emergió en la escena musical de su país, hace siete años, ha conseguido fraguar una exitosa carrera alejada de grandes sellos discográficos.

Esta noche debuta en el Lunario y presenta su tercera producción, Tajo abierto (2014). La placa, salida del horno hace apenas dos semanas, refleja su evolución y madurez. En sus propias palabras: “es un disco de de introspección, un álbum de vulnerabilidad, mucho más oscuro [...] No es tan coloquial como los anteriores, hay más reflexión, es mucho más contenido, menos hacia afuera” (Capital Online, 18-09-2014).

Su set incluye diez de las once canciones de este material. Aborda y explora texturas sonoras alejadas de sus dos primeros trabajos, los matices son fríos y profundos. Se percibe una esencia más electrónica y si bien su inseparable piano sigue presente, su voz predomina intensa. Los beats se contagian en todo el cuerpo, el baile es imprescindible. Las letras, a pesar de ser recientes, son cantadas con fervor por los franáticos.
El sonido es limpio, dinámico, impecable; la banda está conformada por Jorge Chehade (guitarra), Marcos Meza (piano), Mauricio Galleguillos (batería), Ismael Oddó (bajo) y Martín Benavides (sintetizadores, percusiones y melódica). Ella alterna entre el piano y la guitarra; se muestra regia y natural sobre el escenario. Su elegancia sólo se ve eclipsada por la contundencia de sus letras y por el sello de su música.
Cuando termina de mostrar las nuevas canciones que, según afirmó desde el inicio, reflejan su pasión por la vida, invita a Ximena Sariñana y Daniela Spalla para interpretar “En mi memoria” de Buen soldado (2011). Los coros y la celebración evidencian el comienzo del viaje por los hits esenciales. 
Hace algunos años, Fran —como la llaman de cariño sus  amigos y fans— aprendió a rockear gracias a los hermanos Mauricio y Francisco Durán (Los Bunkers); además, ellos produjeron su exitoso primer álbum Muérdete la lengua (2007). Hoy, para recordar aquellos buenos tiempos, la acompañan con “Peces”, tema que compuso a los trece años. 
La recta final es un derrame de locura y energía, Valenzuela tiene la virtud de crear un pop contagioso combinado con una voz que habla desde la perspectiva de una mujer fuerte, independiente, pero femenina. Hay alegría combinada con impetuosas demandas como: “Las heridas están limpias; oh oh oh oh no hay nada que lamer; oh oh oh oh así que ándate” o “Serena, tranquila yo hacía mi vida antes que llegaras tú a tentarme y no te veo mirarme, a ti quiero entregarme, quiero que me quieras de una vez”.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
Antes de irse va directo al piano. Anuncia que interpretará un tema que rara vez toca en directo, la ocasión lo amerita. La suavidad de “Esta noche” desacelera e ilumina el cierre de una primera vez en el Lunario que ha sido memorable; pocas veces puede verse a una artista pop que rompe con estereotipos.

Programa
Tajo abierto / No esperen mi regreso / Perfume de tu piel / Siempre eres tú / Catedral / Almost Superstars / Estremecer  / Armadura / Insulto / Prenderemos fuego al cielo / Con Ximena Sariñana y Daniela Spalla: En mi memoria / Afortunada / Con Francisco y Mauricio Durán (Los Bunkers): Peces / Buen soldado / Muérdete la lengua / Quiero verte más / Qué sería / Esta noche.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.