jueves, 28 de agosto de 2014

Carlos Gatica: Entre el abuelo y Vargas Llosa


Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

¿Cómo te explico? / 28 de agosto, 2014 / Función única / 1:15 horas de duración / 
Promotor: FUAAN Financiera S.N.C. - Promotodo México S.A. de C.V.

Julio Alejandro Quijano 
“Un soberbio acontecimiento artístico”. Así fue el show que presentó Lucho Gatica en Lima, Perú, en los cincuenta. Por lo menos así lo consigna Mario Vargas Llosa en su novela casi biográfica La tía Julia y el escribidor, con una anécdota en donde las seguidoras del cantante le arrancaron de paso la corbata al literato, quien entonces era un joven redactor de Radio Panamericana y que aquella tarde tuvo que atravesar “un chuchonal de mujeres” para entrar a la estación.

Más de medio siglo después, la historia la trae a cuento el nieto de Lucho, Carlos Gatica. “Justo acabo de leer la novela. ¡Imagínense: un premio Nobel que menciona a mi abuelo! Es un orgullo”. Decidido desde los catorce años a ser cantautor, ahora presenta su disco ¿Cómo te explico? dentro de los festejos por diez años del Lunario, y en un acto de gratitud incluye un popurrí con las canciones que enloquecieron a las limeñas hace sesenta años: “El reloj”, “Contigo en la distancia”, “Tú me acostumbraste”, “La barca”.

No lo hace solo. Se le une primero su hermana Ana Sofía, luego su tío Luis y su primo Alfredo. Los Gatica se amontonan alrededor de un par de micrófonos para hacerse notar, pero lo suyo no es vanidad sino ganas de que el patriarca los escuche. Con los brazos señalan hacia una mesa del foro, y en la última estrofa Lucho se levanta. Les responde con un abrazo y un beso mientras ellos sucumben al llamado de la sangre. Es decir, que se emocionan hasta el llanto. 
Ana, Luis y Alfredo salen. Carlos se queda a solas. Durante la primera parte del show había mostrado aplomo y presencia. Ahora, por primera vez, la situación lo hace sentir vulnerable. “¿Cómo le sigo?”, se pregunta en voz alta al tiempo que se sacude y brinca como queriendo deshacerse de la emoción. Sus seguidoras tienen la respuesta. Le gritan que es grande, que lo aman, que quieren casarse con él. Recupera entonces el aplomo y dirige una última mirada a Lucho para seguir con un cover de “Lo que un día fue no será”. 
La vena artística no es la única en su sangre. De hecho, genéticamente tiene primero la de futbolista, ya que es hijo de Carlos Hermosillo. Pero a la hora de definir su vida, se inclinó por emular la historia de su abuelo y no por meter goles. 
Con cuatro canciones de su autoría y cinco de Noel Schajris, Leonel García, David Bisbal, Claudia Brant y Mónica Vélez, ya tiene fans que se emocionan en cuanto lo ven, que gritan cuando escuchan el piano de introducción de “Si se muere el amor”, y que suben al máximo el volumen de su voz con los versos: “Y aprendí que no hay nada que hacer si se muere el amor / ni llorar ni maldecir al mundo / ni cambiar el rumbo”.
Tras el homenaje a su abuelo, intercala los temas de su disco con versiones de éxitos como “Yo no sé mañana”, que son coreadas con el mismo entusiasmo. 
Al final tiene un arranque de sinceridad: “Aquí es cuando se supone que yo salgo y ustedes me piden que regrese para una última canción... pero creo que ya estamos maduros para esas cosas, así que me voy a quedar”. Cómplice, el público agradece que no tenga que gastar energía en una espera innecesaria. 
 
Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Entonces Carlos Gatica se acerca al oído de quienes lo escuchan en la primera fila y les pregunta “¿Cómo te explico que te quiero? No soy muy bueno con los versos pero mi corazón te quiere hablar”. La canción, compuesta por Río Roma, impulsa a las damas del resto de las filas a levantarse con el anhelo de que también a ellas les cante o por lo menos les permita tocarlo. A diferencia de lo que le sucedió a su abuelo en Lima, a Carlos no terminan por arrancarle algunas prendas (“Lucho sólo conservaba íntegros los zapatos y los calzoncillos”, escribe Vargas Llosa en la novela), pero ganas no le faltan a muchas de las mujeres, quienes salen del foro convencidas de que han presenciado un soberbio acontecimiento artístico. 

Programa
Mátame de amor / Incompatible / Si se muere el amor / El reloj / Contigo en la distancia / Tú me acostumbraste / La barca / Lo que un día fue no será / Otro ratito / Yo no sé mañana / Pisando fuerte / Ana / No vale la pena / ¿Cómo te explico?





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.