sábado, 23 de agosto de 2014

A Love Electric & John Medeski: Fusión de altos vuelos



Son of a Hero / 23 de agosto, 2014 / Función única / 
1: 45 hrs. de duración/ Promotor: FUAAN Financiera S.N.C.




David Cortés
Los festejos por el décimo aniversario del Lunario prosiguen y hoy el brillo es incandescente. No solo lo ilumina la presencia de A Love Electric (ALE), trío formado por Todd Clouser (guitarra), Aarón Cruz (bajo) y Hernán Hecht (batería); también el invitado especial, John Medeski (John Zorn, Medeski, Martin & Wood), añade esplendor a la noche.


ALE nació como una banda del guitarrista, pero en el camino operó la metamorfosis: se pulió la alineación y de ser la idea de un hombre, transmutó en un colectivo en donde el diálogo instrumental es básico. Son of a Hero es su más reciente placa y hoy la presentan. Además de ser una obra en donde las composiciones, en su mayoría de Clouser, han sido objeto de un tratamiento grupal, es el primer álbum producido por uno de sus integrantes (Hecht).

No obstante contar con cuatro producciones en estudio, la fuerza de estos tres está en los directos; luego de girar durante más de un año, han desarrollado un lenguaje en donde la mezcla de jazz, pop, rock y funk ha dado como resultado una aleación que está a la búsqueda de consolidar su propia voz. Si esta unidad ya funciona perfectamente, al grado de convertirse en una avasalladora maquinaria, Medeski aporta un chispa incendiaria que obliga a sus compañeros a sublimarse.
El arranque es cauteloso, permite al cuarteto probar sus cartas, pero una vez superados los tanteos, despliegan su tela de sonidos sin restricciones. Como Hecht abarca mucho espacio, permite a Cruz funcionar como un instrumento más melódico que conversa con la guitarra y los teclados, quienes lejos de regodearse en su propia historia, aceptan el diálogo para estructurar una sólida narración a cuatro voces.
Lejos de ser una demostración de virtuosismo —los solos son escasos y destaca uno del baterista por lo abstracto del mismo—, edifican temas cantados por Clouser —a veces coloreados por los coros de Sandra Cuevas— que en ocasiones tienen tintes de balada (“Tlalpan Girl”); en otras se expresan en improvisaciones con fusión de funk y rasgos de rock progresivo, sin preocuparse por la pertinencia de la mezcla.
Como frontman, él cumple con lo básico. Prefiere hablar con sus seis cuerdas y a veces entrega las letras como si se tratara de una recitación, una pausada historia —cuando eso sucede, Primus se vuelve un referente— y a lo más que llega es a agradecer. Los demás también esgrimen su discurso con un gozo disfrutable. Cruz se mueve como péndulo; acostumbrado a tocar más el contrabajo, pulsa el eléctrico con amoroso cuidado, pero si el momento lo amerita se torna un salvaje; Medeski, por su parte, se multiplica en los teclados, pero se vuelve un poseso cuando ataca el Hammond y muestra una relación de amor-odio con el instrumento. Mientras, la guitarra de Clouser se agita y convulsiona en sus manos, le extrae lo mismo sugerentes melodías que extraños ruidos. Atrás la batería une, ancla la totalidad y aunque en instantes cada uno parece extraviarse en su asunto, en realidad hay una concentrada escucha de lo que dice el otro, una atención que embellece ya sea un pasaje tranquilo o una vigorosa improvisación en constante crescendo, una alquimia que imprime intensidad a una noche portentosa.

Programa
Hollow Ego / Be the Evolution / Lift Me / Pocketfull of Bones / Mr. Kahn / Where’s Her Money? / This Means Love / Hush / Sex in America / Tlalpan Girl / War Pigs / Unbreak the M.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.