sábado, 26 de julio de 2014

Lost Acapulco: Surf a tres caídas

Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional

Ciclo Camino a la luna presenta… / 26 de julio, 2014 / Función única / 
1:45 hrs. de duración / Promotor: Elizabeth Monroy 

David Cortés
No es una arenga, pero funciona como tal. Cuando Warpig, baterista de Lost Acapulco dice que ha llegado el momento de hacer a un lado el romance para dedicarse a los placeres de la carne, la diversión se traslada del escenario al público y una decena de chicas, montadas a hombros de sus acompañantes, se entregan a un frenético baile mientras tres enmascarados (“cuando empezamos a ir de gira muy seguido, decidimos llevar algo de la cultura mexicana al extranjero y qué mejor que una máscara de luchador”) tallan sus instrumentos con rapidez.

La noche comienza con la voz de un locutor que, en el más puro estilo de la lucha libre, presenta uno a uno a los integrantes de la banda y enumera sus cualidades. Así da inicio la primera caída; la agrupación seminal del surf en México arriba al Lunario en su décimo aniversario y lo convierte en un pandemonio. Los cuatro revisitan temas —la mayoría de Los Obligados Racing Team, su más reciente placa de estudio— que luego de dieciocho años los han instalado como puntales del género, estrenan canciones e interpretan un clásico sudamericano (“Demolición”, de Los Saicos). “No sabemos si somos los mejores, pero sí somos los primeros”, han señalado y aprovechan la oportunidad para brindar un concierto dividido en tres episodios.

El primero es “convencional”, eléctrico. El siguiente, un set acústico en donde son apoyados por Chavo, guitarrista de Austin TV, y a pesar de lo atípico del formato, funciona a la perfección; la tercera caída —surf metal, la define el baterista— se lleva a cabo con una sección de alientos que agrega un color nuevo a las composiciones, las vuelve más ardientes y sensuales. 
Crunchy, en la guitarra líder, se lleva las palmas con sus solos; el Reverendo acicatea la rítmica con una convicción cual si estuviera en la antesala del juicio final; el Sr. Ramírez, al bajo, no pierde oportunidad de imprimir profundidad y junto con la batería crea una sólida base. “Surf mongol” es ideal a la hora del slam, para que algunos de los fans naveguen sobre un acompasado mar de cabezas, mientras las pantallas laterales reproducen imágenes de películas de los sesenta en las cuales predomina el a go-go o los motivos marítimos.
 
Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional
Hay instantes de reposo, canciones lentas que evocan puestas de sol, arena y un viento agradable, pero campea la velocidad, el frenesí, el ansia por agitarse y brincar. Sí, Lost Acapulco es un grupo para el desfogue (“divertirnos y poner a bailar a las morras” es uno de sus postulados), un cuarteto que no sabe de barroquismos y para quien la efectividad radica en un sonido directo y, si se quiere, primitivo, pero que deja a los presentes agotados, sudorosos y ansiosos de una refrescante brisa.

Programa
Los Obligados Racing Team / Por un tubo / Escape de Santa Martha / Burning Patrol / El garaje de Gina Monster / Acapulco Golden / No chilles!! / Con Chavo, de Austin TV: Luna Luau - El caballo del diablo - Málaga Storm - Calaveras del justicio / Coral Riff / Mercury / La astronauta / Zicatela / El rey del rock / Surf mongol / Frenesick / Vampiro / Guerrero Negro / Con metales: S.P.Y.C.A.M. - Tungatutanga - Headbangers and Overdrives - Terremoto / ¡A huevo! / Demolición / Somos / Cojamos ya.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.