miércoles, 4 de junio de 2014

Los Ángeles Azules y Cañaveral: Quien no conoce el Auditorio…


Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional

Juntos por la cumbia / 4 de junio y 1 de agosto, 2014 / Dos funciones / 2:30 hrs. de duración /
Promotor: OCESA Promotora S. A. de C. V. - Operadora de Centros de Espectáculos S.A. de C.V.

Fernando Figueroa
Los integrantes de Los Ángeles Azules no lo saben, tampoco los de Cañaveral, pero en uno de los balcones está la pareja de baile más entusiasta de la velada. Al ejecutar los pasos laterales, él mueve los pies con habilidad y ella lo sigue desde la silla de ruedas en la que se desplaza; al momento de los giros, la sincronía es notable. Resulta evidente que la cumbia es la pasión de ambos.

Esta noche podría decirse, parafraseando el lema del Salón Los Ángeles: “Quien no conoce el Auditorio Nacional, no conoce México”, porque el recinto de Reforma se ha convertido en una gran pista de baile… hasta donde eso es posible. Las casi diez mil butacas no son impedimento para que una niña y su papá le saquen brillo al piso, lo mismo que una señora de la tercera edad y alguien que parece su hijo.
La mayoría de la gente baila en su respectivo lugar, pero los pasillos son la tierra prometida. Cualquier huequito es bueno para que el cuerpo exprese la alegría y seducción que emanan de las notas musicales. Quienes metafóricamente tienen dos pies izquierdos, pueden sublimar sus ansias viendo las ejecuciones de los bailarines que acompañan a Cañaveral o, de manera más específica, cuando el joven Emir Pabón (emblema de ese grupo) canta y baila “No te voy a perdonar” con la extrovertida María León (Playa Limbo); los dos son reconocidos ejecutantes en concursos de baile de la televisión.
En realidad no es necesario poseer una gran técnica dancística, sobre todo si se trata de bailar suelto o, de plano, a solas. Es imposible quedarse quieto cuando se escuchan los éxitos de Los Ángeles Azules, la mayoría compuestos por Jorge Mejía. Él mismo ha dicho que la inspiración le llega como una luz del cielo que le dicta letra y música, y que por eso el público siente una gran identificación. Tal vez ahí esté la respuesta al ambiente que se respira aquí, donde gente de todo tipo le sonríe al prójimo.
Durante casi cuarenta años, Los Ángeles Azules se han encargado de surtir temas que se escuchan tanto en fiestas de barrio como en bodas de gran alcurnia. No es casual que hayan recorrido gran parte de México y Estados Unidos para tocar en vivo, ni que actualmente estén otra vez en los cuernos de la luna gracias al álbum Cómo te voy a olvidar, merecedor de un Disco de Diamante por la venta de trescientas mil unidades, el material número uno en el mercado mexicano de 2014 en todos los géneros musicales. Ni más ni menos.
Para demostrar que el concepto Juntos por la cumbia no sólo es un eslogan publicitario sino un mensaje de equidad, el concierto había iniciado de la mejor manera posible, con una treintena de instrumentistas vestidos de azul metálico ―incluso don Humberto Pabón, patriarca sudamericano de Cañaveral―, todos ellos integrantes de los dos grupos convocados. “Echarme al olvido” y “Entrega de amor”, un tema de cada banda, fueron interpretados por tan singular combo que condensa parte de la historia de ese ritmo afrocaribeño: por una parte la raigambre colombiana, y por otra la asimilación del género en México a través de la familia Mejía Avante, cuyo grito de batalla es: “De Iztapalapa para el mundo”.
Humberto Pabón Olivares era miembro de Los Corraleros del Majagual, banda de Colombia que solía hacer giras por varios países latinoamericanos. A él le gustó México y se quedó a vivir aquí, donde fundó Cañaveral en enero de 1995.
Cañaveral también tiene recientes éxitos discográficos. En 2012 recibieron un Disco de Platino por Disco Cumbia México, en el que hacen duetos con José Guadalupe Esparza (Bronco) y Óscar de la Rosa (La Mafia); en 2013 grabaron, en el Lunario del Auditorio Nacional, un segundo volumen con el mismo título en compañía de Diego Verdaguer, Germán Montero, Carlos Sarabia, Saúl El Jaguar y Luz María.
Esta noche Cañaveral tiene como invitados a Jenny and the Mexicats, con quienes ofrece el casi himno “Tiene espinas el rosal”; la trompeta de la rubia londinense se acopla a la perfección y Emir le hace fiestas a los emocionantes solos de metal.
Durante la sesión se alternan tandas de cada grupo con intervenciones al unísono. Los oyentes se aplacan por momentos, pero salen disparados de sus asientos cuando un tema les provoca cosquillas en los pies y la cintura, y no se diga cuando hacen la ola a petición del bajista Elías Mejía. Cualquiera diría que la silla de ruedas de la mujer que baila trae motor eléctrico, porque ella casi no le da tregua a su acompañante.
 
Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional
El cierre llega junto con el invitado sorpresa de Los Ángeles Azules, Jay de la Cueva, quien en junio de 2013 invitó aquí mismo a los de Iztapalapa para interpretar con Moderatto “17 años”; ahora ellos le devuelven la atención. Gran parte del público había solicitado hoy este dueto, y por eso la explosión de júbilo alcanza el más alto pico de la noche. De la Cueva se regodea primero con la letra ―“que si eso es el amor, que si eso es el amor”― y luego con un riff que funde cumbia con rock de forma espectacular e inolvidable.

Cumbia sinfónica
En 2013, Los Ángeles Azules grabaron Cómo te voy a olvidar, álbum con catorce de sus éxitos en compañía de cantantes variopintos: Saúl Hernández (“Entrega de amor”), Carla Morrison (“Las maravillas de la vida”), Lila Downs (“El listón de tu pelo”), Jay de la Cueva (“17 años”), Ximena Sariñana (“Mis sentimientos”), Vicentico (“Juventud”), entre otros.
En 2014 lanzaron al mercado una Edición de Súper Lujo que incluye el CD mencionado más un DVD en el que intervienen una orquesta sinfónica y los intérpretes Denise Gutiérrez, de Hello Seahorse! (“El listón de tu pelo”); Álvaro López, de Los Bunkers (“Juventud”); Gil Cerezo y Ulises Lozano, de Kinky (“Cómo te voy a olvidar”); Leonardo de Lozanne (“Entrega de amor”); y una vez más Ximena Sariñana (“Mis sentimientos”) y Jay de la Cueva (“17 años”).
Los arreglos de los temas del CD fueron realizados por Jorge Mejía Avante. La orquesta sinfónica utilizada para el DVD fue dirigida por Odilón Chávez, quien también hizo los arreglos respectivos; el resultado es una fusión conmovedora que sirve para bailar o sólo para escucharla como relajante música de fondo. (F.F.)

Programa
Los Ángeles Azules y Cañaveral: Echarme al olvido – Entrega de amor / Cañaveral: Vuelvo a sentir / Qué lástima / Traición y olvido / No mientas más / Fuego y pasión / Palacio de amor / Locura de amor / Los Ángeles Azules: Las maravillas de la vida / Cumbia pa’ gozar / Mis sentimientos / Mi niña mujer / Los Ángeles Azules y Cañaveral: Hasta el cielo lloró – El listón de tu pelo / Cañaveral: Regresa a mi vida / No lo puedo negar / Percusión de la cumbia / Cañaveral y Jenny and the Mexicats: Tiene espinas el rosal / Los Ángeles Azules: Juventud / Cumbia del acordeón / Cumbia del infinito / Cómo te voy a olvidar / Cañaveral: Estoy enamorado de ti / Renacimiento / Para toda la vida / Hui pipí / Los Ángeles Azules: Amigos nada más / Cumbia coqueta / Ay amor / Cañaveral y María León: No te voy a perdonar / Los Ángeles Azules y Jay de la Cueva: 17 años.







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.