martes, 10 de junio de 2014

Hugh Laurie: De viaje por el Mississippi

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Hugh Laurie and The Copper Bottom Band / 10 de junio, 2014 / Función única / 
2:30 hrs. de duración / Promotor: OCESA Promotora S.A. de C.V.

Alejandro González Castillo
Durante casi doscientos episodios, quienes esta noche aguardan la tercera llamada atestiguaron las menudencias de la vida del doctor Gregory House a través del televisor. Para ellos, desgajar la cotidianeidad de aquel personaje en pequeñas dosis interrumpidas por comerciales se transformó en una adicción tan severa como la que él mostraba por ciertos analgésicos.

De alguna u otra manera fue la trama de la serie Dr. House la que detonó que varios miles de espectadores vinieran a escudriñar las preferencias musicales del sujeto que, sin su viejo bastón a la mano, hoy arroja una exigencia urgente: “Let the Good Times Roll”.

Porque además de actuar, Hugh Laurie canta y toca el piano y la guitarra. Actividades que, conforme los minutos sobre el escenario transcurren, lejos están de lucir como meros hobbies. De hecho, la relación del británico con los compases no es reciente; desde pequeño tomó clases de piano que con el paso del tiempo lo llevarían a hurgar en las raíces de la música estadounidense. De esta forma, el intérprete repasa durante la noche composiciones que, como él mismo advierte, rondan el siglo de existencia y definieron gozosamente su infancia y adolescencia con los términos jazz, blues y rock & roll como eje. Es decir, el también escritor no funge como el protagonista de la cita; son las canciones y sus respectivos autores e intérpretes quienes ocupan ese lugar.
Así, la obra de músicos legendarios es diseccionada por la Copper Bottom Band. Nina Simone, Dr. John, Chuck Berry, Jelly Roll Morton, Louis Armstrong, Bessie Smith y Kansas Joe McCoy, entre otros, son recordados por un puñado de ejecutantes que parece haber descendido de un barco de vapor proveniente de Nueva Orleans.
Bautizada con la prodigiosa agua del Mississippi, la banda desenmaraña un cancionero fascinante que va del trote salvaje de una locomotora conformada por batería y armónica en “You Don’t Know my Mind”, al paseo gentil que evoca la dulce melodía de “Weed Smoker’s Dream”. El de hoy es un listado pleno de matices que permiten que el guitarrista Mark Goldenberg y la trombonista Elizabeth Lea luzcan sus dotes con frecuencia, aunque son las voces de Gaby Moreno y Jean McClain las que provocan las palmas más atronadoras con “My Journey to the Sky” y “I Wish I Knew How It Would Feel”. 
Por su parte, ataviado como si el Guasón ―el rival más risueño del hombre murciélago― lo hubiese asesorado frente al guardarropa, Laurie exprime al máximo los segundos donde los reflectores apuntan hacia él. Entonces toma la cintura de Moreno para, mejilla con mejilla, hacer una versión bilingüe de “Kiss of Fire” entre piruetas tangueras; pero también se muestra sorprendido por el exabrupto que genera su silueta entre las mujeres cuando se deshace de su saco; azota un mazo justiciero para marcar los pasos de los condenados (“Send Me to the Electric Chair”); y se tambalea como un zombi para luego caer acribillado ante la ráfaga de notas que dispara Goldenberg en “Green Green Rocky Road”. Incluso en determinado momento, con una charola atestada de tragos de whisky entre manos, el hombre del mentón áspero brinda por la buena fortuna de la cita con sus colegas músicos y hasta se enfunda una camiseta de la Selección Mexicana de futbol, deseándole así buena suerte al equipo en Brasil.
 
Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
Tras fusionar “You Never Can Tell” con “Cielito lindo”, parecería que no puede pedírsele más a quien simula disparar un rifle para de este modo marcar las notas finales del concierto, pero el público no ha tenido suficiente. Por eso un coro descomunal conformado por miles de gargantas le canta “Las mañanitas” a quien en unas cuantas horas celebrará un año más de vida. “Éste es el más adorable regalo de cumpleaños que he recibido”, confiesa blando, con la mano en el pecho, el tipo de gesto ríspido que en el televisor luce impenetrable, pero que en realidad se dobla ante una tonada sencilla que le pide que despierte para descubrir que ya amaneció.

La inspiración del músico
James Hugh Calum Laurie (Oxford, Inglaterra, 1959) hizo sus primeras apariciones musicales a nivel estelar en Band From TV (un combo con fines caritativos integrado por estrellas de televisión), donde solía tocar el teclado, y en un disco de Meat Loaf (Hand Cool Teddy Bear) en el cual se codeó con músicos como Brian May y Steve Vai.
El primer plato donde su nombre apareció en la tapa fue Let Them Talk (2011), un trabajo que, según Conrad Whitey, ejecutivo del sello Warner, pretendía operar como una especie de Buena Vista Social Club con homenajeados de Nueva Orleans. El álbum contó con la rigurosa inspección de Joe Henry, quien también produciría el siguiente álbum de Laurie, Didn’t It Rain (2013).
Hugh encontró la pasión en el blues una vez que escuchó, en la febril antesala de su adolescencia, a Willie Dixon lamentarse en el tema “I Can’t Quit You Baby”. El primer álbum que el también actor compró fue uno de Muddy Waters en directo, nada menos que el Live at Mr. Kelly’s.
Según la revista inglesa Mojo, Laurie cuenta con cinco héroes musicales a los cuales enciende veladoras: Memphis Slim, Leroy Carr, JB Lenoir, James Booker y Jelly Roll Morton; aunque el nombre de Dr. John podría adherirse al listado, pues durante su presentación en Auditorio Nacional el inglés confesó que uno de los momentos más importantes de su vida tuvo lugar una vez que se encontró cara a cara con dicho compositor estadounidense. (A.G.C.)

Programa
Iko Iko / Let the Good Times Roll / Evenin’ / Bona sera / What Kind of Man Are You / Day and Light / Kiss of Fire / Junco Partner / Send Me to the Electric Chair / You Don’t Know my Mind / Weed Smoker’s Dream / Lazy River / Didn’t It Rain / St. James Infirmary / My Journey to the Sky / Wild Honey / I Hate a Man Like You / I Wish I Knew How It Would Feel / Such a Night / Green Green Rocky Road / Go to the Mardi Gras / You Never Can Tell / Changes.







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.