viernes, 13 de junio de 2014

Grandiosas: La seducción permanente

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Grandiosas en concierto / 13 de junio, 2014 / Función única / 
2:10 hrs. de duración / Promotor: Mejuto Producciones S.A. de C.V.

Rodrigo Farías Bárcenas
Por cuarto año consecutivo Grandiosas en concierto se presenta en el Auditorio Nacional, con una producción distinta en cada caso pero con una idea central: reunir a intérpretes femeninas que representan la balada en español de los ochenta, las más destacadas en cuanto a fuerza interpretativa y originalidad en sus estilos.

Esta vez una de las novedades consiste en la instalación de una pantalla cuadriculada en el escenario, de manera que cubre por completo a los músicos, como una barrera que los separa de las cantantes. Mientras aquéllos interpretan una introducción que exalta con aire de suspenso la importancia del show, la mampara se abre parcialmente, por segmentos, dejando ver en forma sucesiva a cada una de las participantes cuando ofrecen un popurrí que representa el concepto del espectáculo. 

El primer turno es para Karina, de origen venezolano. Le siguen la tamaulipeca Dulce, María Conchita Alonso (cubano-venezolana) y la regiomontana Rocío Banquells. El mecanismo lumínico es más complejo que en fechas anteriores, emite vistosas ráfagas de luz que distinguen y realzan la figura de cada una. Semejante entrada logra crear la percepción de un acontecimiento irrepetible. Sin embargo, hay una ausencia, la de Ednita Nazario; cuando termina la inicial muestra de canciones, entre el público se escuchan gritos que reclaman su presencia.
En su momento, Rocío Banquells muestra una actitud seria, concentrada en su voz. Tan pronto como termina la interpretación de “Abrázame”, atendiendo a los reclamos explica que Ednita Nazario tuvo que permanecer en el hotel debido a un fuerte malestar: “Nosotras cuatro tenemos que sacar adelante el espectáculo, porque ustedes valen muchísimo. Un aplauso para ella, le mandamos todas nuestras bendiciones para que se recupere pronto”. Cesan las quejas y la ovación del público se unifica. Solidaridad para Nazario y reconocimiento para sus compañeras. Un momento difícil ha sido superado.
Ataviada con elegancia, como toda una señora que conserva el aire juvenil de antaño, por su simpatía y desenfado, Karina había abierto paso a sus compañeras haciendo bromas después de ofrecer “A quién”. Refiriéndose a que le tocó a ella abrir el show, dijo que no le molesta ser el comodín de las Grandiosas.
El espectáculo se estructura con dinámicas ágiles y variadas, que combinan intervenciones como solistas, duetos y duelos, es decir, interpretaciones contrapuestas: Dulce (“Hielo”) contra María Conchita (“La loca”), o Banquells (“Con él”) contra Dulce (“Porque me gusta a morir”). El único cuarteto de la noche tiene lugar precisamente cuando dedican “Aprenderé” a su colega ausente. Bien se aplica en este caso la frase que dice: El show debe continuar.
En la pantalla montada en el escenario se proyectan imágenes relacionadas con los temas interpretados, alusivos a relaciones sentimentales, en algunos casos con implicación erótica. No es usual que haya un cerco que deja a los músicos ―batería, bajo, guitarra y teclado― fuera de la vista de la audiencia, pero este anonimato tiene sentido, pues en el aspecto visual la atención se concentre en la imagen de las protagonistas.
A esa galanura contribuyen definitivamente los atuendos, distinguidos, finos, vistosos. Hechos con pedrería, piel o encajes. En el caso de María Conchita Alonso, la vestimenta de cuero o con sugerentes aberturas es parte integral de su estilo sensual; lo mismo puede decirse de los diseños casi transparentes de Dulce, que combinan con lo que interpreta. “Acaríciame” y “Hazme sentir” son ejemplos de esta relación entre atuendo y canto.
 
Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional


El popurrí que pone punto final redondea por completo las características del concepto. “Son cinco de las mejores voces de habla hispana, que poseen un talento reconocido a nivel internacional”, afirma Hugo Mejuto, el productor que sale a despedirse del público, fundido en un abrazo con las artistas.

La conexión perpetua
¿Qué cualidades tienen las intérpretes de Grandiosas en concierto, que las han convertido en referentes de las nuevas generaciones? Según Dulce, cuando ellas estaban en su mejor momento las oportunidades eran para quienes mostraban una excelente voz. “Ahora la mercadotecnia y los empresarios buscan poner caras bonitas sin que importe lo demás” (La Crónica, 10 de mayo de 2013).
Que conserven la vigencia, en opinión de Rocío Banquells, obedece a que tienen presencia en algunos programas de televisión y debido a que hay talentos jóvenes que han creado nuevos conceptos musicales a partir de sus éxitos. Sin embargo, señala que en la actualidad hay baches en cuanto a composición y buenas voces.
Las composiciones que integran el repertorio abordan temas relacionados con los vínculos amorosos, desde una óptica femenina: soledad, deseo, nostalgia, infidelidad, sumisión, seducción, abandono, entre otros. Según Dulce, el éxito del formato radica en que las canciones conectan con la gente: “Tenemos ya una historia de muchos años, en los que nuestras canciones han acompañado al público en diversas etapas de su vida". (El Universal, 10 de junio de 2014). 

Programa
Introducción instrumental / Popurrí (Karina: Dejaré - Dulce: Lobo - María Conchita Alonso: Lluvia de amor - Rocío Banquells: Dentro ) / Karina: A quién / Rocío Banquells: Abrázame / María Conchita Alonso y Karina: Y es que llegaste tú / María Conchita Alonso: Acaríciame / Karina: Él me mintió / Dulce: Aún lo amo / Rocío Banquells y Karina: Luna mágica / María Conchita Alonso: O ella o yo / Karina: Sola otra vez / Karina, Dulce, María Conchita Alonso, Rocío Banquells: Aprenderé / Dulce: Déjame volver contigo / Rocío Banquells: Va todo al ganador / María Conchita Alonso: Otra mentira más / Dulce: Hielo vs. María Conchita Alonso: La  loca / Dulce y María Conchita Alonso: Hazme sentir / Rocío Banquells: Con él vs. Dulce: Porque me gusta a morir / Rocío Banquells: Este hombre no se toca / Karina: Sé cómo duele / Popurrí (Karina: La noche es mágica - Dulce: Tu muñeca - Rocío Banquells: No soy una muñeca - María Conchita Alonso: Noche de copas).






1 comentario:

Anónimo dijo...

Saludos desde Venezuela, me gustaria saber xq KARINA solo la nombran 3 veces, a las demas varias, cual es el menos que le tienen a KARINA, ya que ella tiene 30 años de carrera artistica ha sido exitoza en muchos paises como mexico, todas tienen reseñas menos Karina. Gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.