sábado, 24 de mayo de 2014

Paco de María: A su manera

Foto: Chino Lemus / Colección Auditorio Nacional


Paco de María y su Big Band / 24 de mayo, 2014 / 2:10 hrs. de duración / 
Promotor: Francisco Javier Barrón M.

David Cortés
Un telón imaginario se corre y la orquesta deja sonar una introducción que promete aventura, suspenso, romance. Anuncia la entrada de un joven cantante oriundo de Ciudad Obregón, Sonora, que con las tablas que da el haber alternado con Paul Anka y Raúl Di Blasio, entre otros, deja la etiqueta de nuevo valor para tornarse realidad.

Elegante, con dominio escénico, Paco de María se entrega de inmediato. Su voz, cálida, revela en unas cuantas notas que hoy habrá un show dedicado al romanticismo, un recordatorio de que, en alguna parte, efectivamente existe el paraíso. “Muchísimas gracias por haber venido, el Lunario ―que cumple diez años― se ha convertido en una segunda casa para mí, aunque siempre que canto aquí tengo una maldición. Sea mayo, junio, octubre, siempre llueve. Por eso esta noche es muy especial, el cierre de un ciclo y el inicio de una nueva etapa”, dice y ataca, acompañado de piano, bajo, batería, más un colchón de aplausos de la sección de alientos, “Come By Me”. 

El cantante conduce a los asistentes por varios estados de ánimo. Los seduce, los apapacha, los lleva por las entretelas del corazón; obsequia flores a sus fans, brinda con los presentes, bromea (“ya no puedo con esta soltería, hasta me salió un grano en la mejilla”), presenta a cada uno de sus músicos, relata la génesis de cómo eligió las canciones, rememora sus comienzos, baja y canta a una dama en particular, dirige al público y éste funge de corista en cada interpretación. Temas de Alberto Domínguez (“Frenesí”, “Perfidia”), Agustín Lara (“Granada”), David Lee Roth (“Jump”), Crewe y Gaudio (“Can’t Take My Eyes off You”), hablan de la flexibilidad del songbook desplegado hoy.
Ligar la sentida “Un poco más” con la alegre “¿Quién será?”, es una muestra del contraste entre lo lento y melancólico, con la energía y vitalidad de la segunda; habla del dinamismo que Paco de María y su Big Band imprimen a la velada.
Las composiciones, ya clásicas, se cargan de swing; a las texturas románticas, las trompetas añaden sensualidad; la trompeta solista es juguetona, picante, traviesa. No importa si es un tema popularizado por Frank Sinatra (“New York, New York”) o por José José (“Preso”), los metales le agregan síncopa y confirman que la promesa de aventura se ha vuelto certeza.
 
Foto: Chino Lemus / Colección Auditorio Nacional
De María cierra, en medio del clamor, con “My Way”. Pero el colofón es también una declaración de principios. Aquí, el sonorense deja muy claro que sí le interesa el éxito, pero que éste habrá de conseguirse bajo sus propios términos. A su manera.

Programa
James Bond Theme / Desahogo / Frenesí / Come By Me / Dueño de nada / I’ve Got You Under My Skin / Alma mía / Un poco más - ¿Quién será? / Perfidia / Ain’t That a Kick in the Head / Nada se compara contigo - Ingrato amor / It Had to Be You / Cuando quieras dejarme / Lo mejor de tu vida / Jump / Preso / Can Take My Eyes off You / Cuando yo quería ser grande / Enamórate / Popurrí José José / New York, New York / Granada / My Way.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.