sábado, 5 de abril de 2014

Reik: Sus tres mejores años

Tour Peligro / 5 de abril, 2014 / Función única /
 2:15 hrs. de duración / Promotor: Westwood Entertainment

Rodrigo Farías Bárcenas
Esta noche no hay encore: ni el público lo pide ni Reik lo obsequia porque no hace falta. Una lluvia de papeletas multicolores cae sobre el escenario, simbolizando júbilo y satisfacción total. Los integrantes del trío dan saltos de gusto e intercambian efusivos abrazos. Mientras se despiden con los brazos en alto, en sus rostros se nota un luminoso gesto de felicidad. Transmiten con gozo y eficacia que sus logros están impregnados de esfuerzo, dedicación y confianza en ellos mismos.

En la pantalla central, colocada al fondo del escenario, se proyectan los mensajes que sus seguidores intercambian al momento por medio de Twitter. Son tantos que pasan en una rápida sucesión. La empresa Starcount les otorgó uno de los Social Star Awards 2013, reconocimiento dedicado a las figuras más populares del espectáculo en las redes sociales. Dicha compañía registra en su página web que los de Mexicali tienen casi dos millones de seguidores en Twitter, más de doce millones de Me gusta en Facebook y trescientas cincuentaiocho millones de vistas en YouTube

El espectáculo refleja ese alto nivel de interactividad. María Julia, la banda abridora, se sintoniza en este canal y consigue introducir a la gente con un show de media hora.
En su turno, Reik aparece atravesando la zona preferente ante la sorpresa de quienes intentan saludar o tomarse una foto, mientras los músicos caminan con aire victorioso. Abren con tres canciones ligadas: “Peligro”, “Inolvidable” y “Piel de ciudad”. Hacen pausa para agradecer el animoso recibimiento y toca a Jesús Navarro, el cantante, dirigirse al público en tono de plática. Recuerda que en 2011 iniciaron un ciclo con la publicación de su disco Peligro, apoyada por una gira que de tan bien aceptada parecía no tener fin. Esa etapa termina hoy. Jesús la despide con palabras sencillas y conmovedoras: “Gracias a todos ustedes, hemos vivido los tres mejores años de nuestras vidas”. Su intervención propicia que crezca la curva emocional del concierto. Más cuando en seguida interpretan “Noviembre sin ti”.
En esa creciente dinámica interactiva, el formato del grupo hace lo propio estrechando el contacto con el público. Cada integrante es un frontman y no sólo el de la voz con su peculiar estilo. Julio Ramírez (guitarra acústica) y Gilberto Marín (guitarra eléctrica) flanquean a Jesús. Los tres se desenvuelven con carisma y coquetería. Cantan melodías de letra romántica, revestidas con atractivas armonías. La ejecución, apoyada por tres músicos (teclado, bajo y batería), sobresale por su solidez. La acción conjunta resulta en un sonido electro acústico, con un beat que modula su intensidad según cada canción y que llega a ser muy enérgico. Proyecciones en pantallas y ágil manejo de luces se suman a esta serie de seductores componentes. 
Gilberto habla con júbilo cuando se refiere a su quinta presentación en el Auditorio Nacional en un año y cinco meses: “Es un sueño hecho realidad, una verdadera locura, pero siempre supimos que se podía con esfuerzo, trabajo y confianza en nosotros mismos”. Ha cerrado un ciclo. Y otro queda abierto cuando estrenan en vivo el tema que lo representa, “Ciego”, punta de lanza del disco que está por venir y de la concepción de un espectáculo renovado. 
Reik abrió la actuación de Sin Bandera en este foro en octubre de 2004. Apenas tenían un año de existencia y aún no salía su primer álbum. Leonel García les deseó suerte, a sabiendas de que estaban empezando desde abajo, como lo hicieron él y Noel Schajris, su compañero en el dueto. Si tendrían la misma fortuna que sus anfitriones, era una incógnita. Ahora sabemos que sí mientras se escucha “Qué vida la mía”. Acertado título como remate del concierto y síntesis de una década de trayectoria. 

Más que adolescentes
Reik surgió en 2003 en Mexicali, Baja California, como un trío formado por adolescentes que recorrían el underground local. En menos de dos años salieron de ese ambiente. Con el paso del tiempo los tres han madurado, y a medida que generaron más recursos económicos, su espectáculo también evolucionó, ahora es una producción más compleja.
Jesús, Julio y Gilberto se involucran cada vez más en la composición. Sus influencias son diversas. Entre las principales están sus padrinos de Sin Bandera, el productor Kiko Cibrián y aquéllos con quienes comparten semejanzas musicales como BB Mak, en primer lugar, Further Seems Forever, John Mayer y Maroon 5. Citan como referencias a Justin Timberlake, Robbie Williams, Shakira, Radiohead, Café Tacvba, Adele, Coldplay y Gustavo Cerati.
El estilo de Reik es diferente al de compositores e intérpretes como Jesse & Joy, Camila, Belanova, Motel o Playa Limbo, pero comparten una audiencia similar, principalmente de gente joven. En todo caso, lo que importa es que el trío tiene una personalidad propia, su música aún conserva el aire juvenil de antaño, pero su tendencia es a captar un público más amplio que los adolescentes. Fenómeno que ya se notó en el Auditorio Nacional con la visible asistencia de personas de treinta, cuarenta o más años. (R.F.B.)

Programa
Peligro / Inolvidable / Piel de ciudad / Un día más / Adicto a ti / Con la cara en alto / De qué sirve / Noviembre sin ti / Cada mañana / Quien decide es el amor / Levemente / Estoy aquí / Cuando estás conmigo / Qué vida la mía / Creo en ti / Vuelve / Déjate llevar / Me duele amarte / Quédate aquí / Te fuiste de aquí / Pierdo el control / Tu mirada / Ciego / Fui / No sé si es amor / Sabes / Irresistible / Invierno / Yo quisiera / Qué vida la mía.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.