miércoles, 23 de abril de 2014

Buika, en el Paseo de las Lunas

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional



23 de abril, 2014

Gina Velázquez
El 30 de octubre de 2013, Buika obtuvo la Luna del Auditorio por el Mejor espectáculo en la categoría de World Music. Finalmente, hoy la recibe de manos de Francisco Serrano, director general del Lunario. “Soy una persona muy tímida y esto me pone tremendamente nerviosa, nunca he ido a recoger premios de ningún tipo porque me siento muy pequeña”, afirma la artista con voz pausada y sonrisa brillante. Minutos después, devela su placa en el Paseo de las Lunas, al pie de la escalinata del Auditorio Nacional. La experiencia se combina con la emoción y surgen lágrimas de gratitud y alborozo. El momento se enmarca con los aplausos y gritos de los fans: “¡México te ama, Concha!”

Hija de padres africanos y española de nacimiento, Concha Buika (Palma de Mallorca, 1972) cuenta con una vasta discografía, Mestizüo (2001), Buika (2005), Mi niña Lola (2006), Niña de fuego (2008), El último trago (2009), En mi piel (2011) y La noche más larga (2013). No tiene reparos al recorrer distintos géneros musicales: bolero, flamenco, jazz, soul, blues, música ranchera y afro. Tampoco al interpretar en distintas lenguas: español, catalán, inglés, francés o portugués. En 2010, Alice Winkler (NPR) la incluyó en una lista de las mejores voces, definiéndola como “La voz de la libertad”.
Ha colaborado con artistas de distintas nacionalidades, entre ellos: Anoushka Shankar, Chick Corea, Bebo & Chucho Valdés, Luz Casal, José Luis Perales, Seal y Armando Manzanero. También se ha involucrado en proyectos cinematográficos, su participación más destacada fue cuando Pedro Almodóvar incluyó “Por el amor de amar” y “Se me hizo fácil” en la banda sonora de La piel que habito (2011). Además, el director manchego decidió incluir a la cantante dentro de la historia, plasmando su primera aparición en la pantalla grande.
Tras haber editado su trabajo en más de veintidós países y recorrido los cinco continentes, sin duda, México es especial para ella: "Es un país curioso, no escucha lo que dicen los demás, aquí tienen su propio sentir. Escucháis la verdad y la defendéis a vuestra manera. Y os agradezco mucho porque esta es la tierra que me ha ayudado mucho a salir".
 
Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Su debut en nuestro país fue en el Lunario, en 2007, con la gira Mi niña Lola. Chavela Vargas —a quien rindió homenaje en El último trago— estuvo presente y al finalizar el concierto afirmó que la voz de Buika “es otra realidad”. Un año más tarde regresó con Niña de fuego, producción que consolidó su éxito internacional.
Ahora, luego de casi cuatro años, vuelve con el espectáculo La noche más larga, formando parte de la programación especial por el décimo aniversario del Lunario.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.