martes, 1 de abril de 2014

Abraham Batarse: Nace un cantante

En pleno vuelo / 1 de abril, 2014 / Función única / 1:05 hrs. de duración / 
Promotor: Abordo Soluciones Efectivas S.A. de C.V. Sociedad Financiera de Objeto Múltiple

Julio Alejandro Quijano
¿Cómo festejar un primer Disco de Oro? ¿Con un concierto? ¿Con cañonazos de humo marcando los versos de “En tu pelo”? ¿Disparando serpentinas sobre el público cada vez que llega el momento de cantar el “chiribiribí popopompó” de “María Isabel”? ¿Aceptando el coñac que le ofrece una admiradora? ¿Cantando al oído de esa misma joven “Chiquilla bonita”? ¿Invitando a la actriz Carmen Salinas para dedicarle “Te quiero tanto”? 

Abraham Batarse eligió todo eso. También a la conductora Laura Bozzo para que animara con su grito de guerra: “¡Que pase el desgraciado!” Y a una edecán para que hiciera el anunció de que su disco En pleno vuelo ya vendió treinta mil copias. Cuando le es entregada la placa conmemorativa, la alza y menea como si fuera una bandera.

Es un disco que en realidad vale oro. No por las ventas sino porque así paga su derecho de piso en la industria de la música. Carmelita Salinas, a quien llama cariñosamente “madrina”, se lo hace saber: “El 28 de octubre de 1953 yo debuté en el teatro. Han sido sesenta años de carrera y nunca se me ha olvidado esa fecha. A ti no se te olvidará nunca este primero de abril. Te lo digo yo que te conozco desde los seis meses y te cambié los pañales”. 
Además de cambiarle los pañales, Carmelita fue la primera en apoyar su carrera. “Yo quiero cantar, tía”, le dijo Batarse en 2005. Ese mismo año tuvo una participación especial en la obra musical Aventurera, producida y protagonizada por su madrina.
El camino, no obstante, fue sinuoso. Antes de publicar su primer álbum, fue presidente del club de futbol León en la liga mexicana de ascenso y trabajó un tiempo en su empresa familiar dedicada a la distribución de zapatos. Cielo, con temas inéditos, no se convirtió, como esperaba, en un golpe de éxito a pesar de que tenía colaboraciones de Samo, Río Roma y Erick Rubín. 
La historia de la segunda producción es diferente. Con base en covers, Batarse consigue espacios en festivales de radio en 2013 y presentarse en el programa de controversia Laura. “Un día ―cuenta la propia Bozzo― Carmelita me pidió que llevara a su sobrino al programa para que cantara, y ella ya sabe que sus deseos son órdenes”. Con ese impulso llega al Lunario ―que celebra diez años de existencia―, para recibir el primer Disco de Oro de su carrera.
Se presenta con una producción que impacta desde la primera canción. El rebosante grupo (saxofón, trompeta, teclados, batería, guitarra, bajo) tiene cuatro coristas y un cuerpo de atractivas bailarinas.
Además, Carmelita y Laura no son las únicas mujeres a las que sube al escenario. Entre los piropos que recibe, hace caso a uno en particular. “¿Qué me ofreciste?”, pregunta a alguien a quien no alcanza a distinguir en medio del foro. “¿Un tequila? A ver, ven, sube”. Cuando las luces iluminan a la admiradora, Batarse descubre a una mujer de minifalda, piernas largas y botines de tacón. “Me llamo Kenia y te ofrezco un coñac”, le dice. “Yo no tomo pero voy a hacer una excepción”, le responde cortés. Se lo toma y luego le canta “Chiquilla bonita”. 
El concierto termina como empezó. Los cañones de humo funcionan hasta en tres ocasiones, se disparan serpentinas primero y luego papelitos de colores que dan a “Cielo” un ambiente de fiesta, y a Batarse la seguridad de que su carrera de cantante comienza hoy.

Programa
Tu pelo / Ten piedad de mí / Tu cárcel / Te quiero tanto / Perdido / María Isabel / Cómo fui a enamorarme de ti / Esta cobardía / Chiquilla bonita / Cielo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.