miércoles, 5 de marzo de 2014

Marc Anthony: “¡Mi geeenteee!”

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Vivir mi vida / 4 y 5 de marzo; 2 y 3 de junio, 2014 / Cuatro funciones /
 1:30 hrs. de duración / Promotor: OCESA Promotora, S.A. de C.V.

Marcela Rodríguez
La culpa la tiene el trombón. Su timbre resonante, alerta, crea expectación, inyecta ímpetu. Súmense las trompetas, congas y bongós, el 4/4 de la salsa que ya suena, la mesa está servida, señores, hace hambre. El anfitrión de Vivir mi vida no surge, se toma su tiempo, el rumor apasionado de la gente crece como una ola hasta que rompe en un solo y prolongado grito. ¡He ahí Anthony!

Su delgada figura envuelta en traje negro avanza entre bastidores, la comitiva lo rodea como cuando un boxeador cruza el pasillo que lo lleva al ring. Se percibe la emoción contenida. El salsero de gafas oscuras se posiciona con sus blucher de charol, destellantes, en la plataforma que lo eleva hacia el escenario.

“Valió la pena”, canta con el ritmo en el ADN. Es energético, como los buenos nuyorican. “Esto es salsa, se puede bailar...”, convoca. Muchos obedecen. Todos gritan. Las mujeres con más oficio. Anthony no es el típico guapo. Transmite sensualidad. Si no se está bailando, al menos las damiselas tendrían derecho a contemplarlo sentadas, con un asomo de satisfacción en los labios... Pero la sala está caldeada, bulle la gente. 
“Y hubo alguien”, continúa su repertorio mientras se acercan tres chicas al proscenio. Quieren un selfie con la estrella. Será la primera de varias fotos que acceda a tomarse con celulares y tabletas, a veces haciendo caras y gestos en exclusiva. 
En “Hasta ayer” se descubre los ojos y hay más gritos. Tira por ahí los lentes de sol. Esta canción contiene un solo de violín que recuerda que la salsa es fusión. Eddie Venegas improvisa con su instrumento, lo repasa casi hasta sacar chispas; Anthony lo alienta, lo invita a pasar al centro, lo luce, es un pequeño espectáculo dentro del todo. 
Shake It Up, Baby!”, exclama ante los acordes de piano de una salsa romántica, “Volar de entre tus brazos”, pero con la siguiente el escenario tiembla por el punch que le imprime la banda a “Contra la corriente”, un tema al más puro estilo de aquellos salseros puertorriqueños en el Nueva York de los años setenta. Empieza con el rasgueo melancólico de una guitarra, la voz desnuda de Anthony y, al quinto verso, la banda da el golpe, destacando el trabajo de las congas.
Anthony se pone serio: “Esta canción del disco Íconos es de mis favoritas. Le pregunté al cantante si (la letra) se trataba de su hija. Me dijo que es de una mujer que había conocido... Por eso esta canción me pone mal... Piénsenlo bien (y verán)”. El cantante al que se refiere es José Luis Perales, autor de “Y cómo es él”, recreada por Anthony.
El griterío no para y él pide más: “¡Mi geeenteee!”, lanza el grito de guerra; el gesto cómplice con Héctor Lavoe, quien a mediados de los setenta había hecho de “Mi gente” un éxito. Anthony guarda para más adelante el tema e interpreta “Vivir lo nuestro”, una demostración de la voz que posee, alcanza altos registros, los sostiene (más gritos si se puede), ahí nomás para el gasto. Este lucimiento se registra también en la siguiente.
Cuenta que “todo comenzó con la próxima canción, en el segundo que la oí cambió mi vida para siempre, ¡en mi vida había pensado que iba a cantar salsa! Dos semanas después la grabé, y fui salsero”. Antes de la canción de Juan Gabriel, “Hasta que te conocí”, el joven Marc canta en discotecas de Nueva York música en inglés ochentera, house, dance, new wave. Cuando la discográfica Atlantic contrata al productor Little Louie Vega (sobrino de Lavoe, pero lejos de su tío musicalmente), al primero que piensa en producir es a su amigo Anthony.
Tener a Marc cantando a Juanga no puede ser sino una bomba. La interpreta acompañado al piano en su primera parte, en la segunda está la salsa, el aullido y el baile suelto o con pareja, que esto está acabando de tan candente. Y llega lo que es un himno: “Mi gente”. El remate. 
Anthony se dirige a la plataforma que lo devuelve tras bastidores. Desaparece. El equipo de video blog que lleva no lo graba, no vemos a su séquito, sus zapatos de charol, su rostro empapado de sudor. Permanecen sus músicos extendiendo “Mi gente”, dibujando garigoleos sonoros. Las luces se apagan. La gente no. “¡Otra, otra!”. 
 
Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Lo oscuro se ilumina. La estrella regresa: “Tu amor me hace bien”, y la que da título al disco y la gira: “Vivir mi vida”, una adaptación de “C’est La Vie”, del argelino Cheb Khaled. Una canción de verano de las que hacen historia. ¡El Auditorio Nacional se viene abajo! Todo es canto y baile, carnaval. Para qué pensar en la noche oscura, que es todo lo que queda.

Cronología
1991 Graba junto con Little Louie Vega When the Night is Over, un LP de house con el sello Atlantic Records.
1993 Actúa en Carlito’s Way, dirigida por Brian De Palma.
1997 Participa en el musical de Broadway The Capeman, dirigido por  Paul Simon. Se edita Contra la corriente y es galardonado con el Grammy al Mejor Álbum Latino Tropical. 
1999 Lanza Marc Anthony, un disco de música pop en inglés, con el que gana cuatro discos de platino y la nominación al Grammy de ese año como Mejor Vocalista. Interviene en la película Bringing Out the Dead, de Martin Scorsese.
2000 El canal HBO transmite el especial Marc Anthony from Madison Square Garden, producido por Marty Callner, quien antes había hecho para esa cadena los especiales de Madonna y Jerry Seinfield.
2004 Actúa en Man On Fire, de Tony Scott. 
2006 Encarna a Héctor Lavoe, pionero de la salsa de Puerto Rico, en la película biográfica El cantante. Publica Sigo siendo yo, la recopilación de sus éxitos. 
2009 Obtiene el Lifetime Achievement Award por el Congressional Hispanic Caucus Institute, en Washington D.C. 
2012  Recibe el Premio Billboard Hall of Fame. Presenta su Fundación Maestro Cares, y comienza a construir su primer orfanato en la República Dominicana para albergar a niños necesitados.
2013 Entra al estudio de grabación para trabajar en su nueva producción, un álbum de música original de salsa en casi una década. “Vivir mi vida”, el primer sencillo, se convierte en número uno en las listas de iTunes, Billboard y la radio a unas horas de su lanzamiento. Se embarca en una gira mundial de conciertos. (M.R.)

Programa
Valió la pena / Y hubo alguien / Hasta ayer / Volar de entre tus brazos / Contra la corriente / Y cómo es él / Vivir lo nuestro / Nada con ella / Qué precio tiene el cielo / Hasta que te conocí / Te conozco bien / Mi gente / Tu amor me hace bien / Vivir mi vida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.