miércoles, 19 de marzo de 2014

Creedence Clearwater Revisited: Entre los límites y la libertad

Foto: Chino Lemus / Colección Auditorio Nacional


19 de marzo, 2014 / Función única / 1:35 hrs. de duración / 
Promotor: OCESA, S.A. de C.V.

Rodrigo Farías Bárcenas
En la página de Creedence Clearwater Revisited hay un dato que habla con elocuencia acerca de la demanda que tienen sus conciertos, más de cien al año. Hay veintisiete fechas entre enero y septiembre de 2014, la mayoría en Estados Unidos, otras en Canadá y México. Antes de volver a visitar el Distrito Federal, tocaron en Guadalajara, Querétaro y Puebla; luego van a San Luis Potosí y Hermosillo. Este deseo de escucharlos se corrobora con un lleno en el Auditorio Nacional, público adulto de treinta años o más.

Sabido es que Creedence Clearwater Revisited no es Creedence Clearwater Revival, aquella popular banda de fines de los sesenta y principios de los setenta, que se desintegró en 1972 por controversias internas. La gente se mantiene al margen de estos conflictos, así lo muestra la generosa ovación que les brinda cuando abren con “Born on the Bayou” y luego por su entusiasta acompañamiento coral en “Who’ll Stop the Rain”.
CC Revisited alienta esta reacción con una especie de mímesis que consiste en interpretar las canciones de CC Revival —en su mayoría compuestas por el líder, cantante y guitarrista John Fogerty— casi como quedaron registradas en los discos. No es hasta que el quinteto toca “Suzie Q” cuando se toma la libertad de minimizar este esquema con espectaculares solos de requinto, para luego volver a la estrategia inicial. 
Esta forma de hacer versiones, si bien impone límites, también les permite mostrarse como buenos ejecutantes, pues exige estar a la altura de canciones excelentes. Quizá este lucimiento es menor en el caso de John Tristao, cantante experimentado y buen guitarrista rítmico, que cumple con su papel de imitar a Fogerty, pero a costa de sacrificar sus dotes teatrales y voz propia, cualidades que apenas deja ver al cantar “Midnight Special”. Steve Gunner participa con discreción en los teclados, guitarra acústica, armónica y percusiones; su misión también es reforzar la fidelidad del sonido transportando al escenario efectos registrados en las grabaciones. Kurt Griffey, requintista, es el más espectacular de los cinco. Ha colaborado con importantes grupos de rock y su actitud es la de un frontman con su propio estilo, evita reproducir el de John Fogerty.
Dos fundadores de CC Revival, Stu Cook (bajo) y Doug Clifford (batería), crearon CC Revisited en 1995. Han logrado consolidarse como una atracción internacional, capitalizando el reconocimiento que tienen como una de las secciones rítmicas más consistentes en la historia del rock. 
Ambos tienen la oportunidad de lucir su talento con sendos solos en “I Heard It Through the Grapevine”. Stu nos deja escucharlo como nunca, elaborando figuras melódicas con su bajo. Cita a The Rolling Stones, Hendrix y The Beatles, declarando así su pertenencia (y la de sus compañeros) a una cultura trascendente. Todo el tiempo sonríe. Doug Clifford sobresale con su punch, es preciso, económico. Muestra un gesto de seria concentración, pero su alegría se refleja en el toque groovy de sus tambores, justo en esta pieza que es emblema del soul. Vale decir que la base rítmica de CC Revival también la hacía el fallecido guitarrista Tom Fogerty, hermano mayor de John.
 
Foto: Chino Lemus / Colección Auditorio Nacional
El propósito de CC Revisited es recrear un sonido y mantener la excelencia de las canciones, el foco de atención. Sus integrantes lo hacen con énfasis en el disfrute y reivindicando las aportaciones de Stu y Doug que conformaron la personalidad de su antiguo grupo. Provocan las emociones del público durante todo el show, cierto. Sin embargo, resulta extraño que no se mencione el nombre de John Fogerty, en especial cuando llega el turno de “Proud Mary” y “Fortunate Son”, dos de sus canciones más características, hacia el final del concierto. Fogerty caló hondo en las raíces musicales de Estados Unidos, como el blues y la música country, conectándolas con el rock. Dedicó sus temas a quienes han sufrido marginación, trabajadores, mujeres, jóvenes. Captó el espíritu contestatario de su época. ¿Cómo no pensar en eso cuando los CC Revisited nos dicen adiós?

Una canción para todos
En la obra de John Fogerty hay un canción titulada “Wrote a Song for Everyone”. Está incluida en el disco Green River, que Creedence Clearwater Revival publicó en 1969. Con el paso del tiempo, “Compuse una canción para todos” resultó ser un título profético, anticipó lo que pasaría con las composiciones de John en el sentido de que se volverían una forma de comunicar generaciones.
Este fenómeno se observa en las versiones que otros artistas han hecho de las composiciones que John aportó al repertorio de Creedence. Una pequeña muestra incluye a Elvis Presley, Tina Turner, Joe Cocker, Tom Jones, Grateful Dead, Solomon Burke, Ted Hawkins, Stanley Turrentine, Jerry Lee Lewis, Bo Diddley, Etta James, Bruce Springsteen, Johnny Cash, Emmylou Harris, Ramones, U2, R.E.M., Hanoi Rocks, Crowded House, Minutemen, Nirvana, Pearl Jam, Social Distortion, Circle Jerks, Uncle Tupelo, Broken Homes… Distintas épocas, variedad de géneros.
En 2013, “Wrote a Song for Everyone” pasó a ser el título de uno de los discos más importantes de John, precisamente por su bien lograda manera de aprovechar la mencionada conexión entre generaciones. Integra a gente como, entre otros, Bob Seger, Foo Fighters, Brad Paisley, Miranda Lambert y My Morning Jacket. Las canciones de John Fogerty son como un taladro que traspasa el muro del tiempo. (R.F.B.)

Programa
Born on the Bayou / Green River / Lodi / Commotion / Who’ll Stop the Rain / Suzie Q / Hey Tonight / Long as I Can See the Light / I Put a Spell on You / Down on the Corner / Lookin’ Out My Back Door / I Heard It Through the Grapevine / Midnight Special / Bad Moon Rising / Proud Mary / Fortunate Son / Have You Ever Seen The Rain? / Travelin’ Band / Molina / Up Around the Bend.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.