domingo, 9 de febrero de 2014

Jugar: El encanto de la imaginación


2 y 9 de febrero, 2014 / Dos funciones / 1:05 hrs. de duración / 
Promotor: FUAAN Financiera S. N. C.

Gina Velázquez
El juego es inherente al ser humano. Es la primera forma en la que se conoce el mundo y en la que se puede establecer una relación con lo que nos rodea. Gracias al juego se experimentan distintas sensaciones y emociones; es también un momento de libertad. Se crea un espacio donde todo es posible.
Con Jugar, la compañía Teatro al Vacío —creada en 2007—, a través del movimiento corpóreo y sin palabras, logra recrear en chicos y grandes el goce que representa compartir con el otro y divertirse. Al inicio, los pequeños parecen no entender muy bien qué hacen juntos un Borrego y un Lobo. A pesar de la rivalidad natural, consiguen ser los mejores amigos y compañeros de juego. Como buenos cómplices, hay momentos en los que tienen disgustos y sólo quieren hacer lo que ellos proponen; pero tardan poco en volver a sentir la empatía por el otro.

Aquí, no importa competir ni ganar, se juega para ser otro, para vivir aventuras que sólo uno mismo sabe que están ahí, para imaginar lo absurdo, hasta planear como un avión o conducir un tren. Con sólo cuerdas y cajas de plástico, José Agüero y Adrián Hernández —creadores e intérpretes de la obra— propician un ambiente recreativo y lúdico, que lleva los niños a imaginar los juegos y las posibilidades de conjugarlos.

La puesta en escena está construida a partir de una investigación acerca del juego simbólico en los primeros años de vida de los infantes y en su filosofía. La compañía plantea la importancia lúdica a través del teatro del cuerpo y apela a que los espectadores, además de reír, vayan más allá y se cuestionen.
Los asistentes fácilmente se identifican en las acciones y situaciones por las que atraviesan Borrego y Lobo. En el escenario inventan juegos y retos; construyen puentes, muros y hasta un fuerte; descubren y recorren caminos intrincados. Las ideas y los sentimientos se mueven al compás de la fantasía. No faltan los niños que quisieran subirse a jugar con ellos, porque a quién no le gusta brincar desde grandes alturas, lanzar cosas, o hacer ruidos sin sentido. 
En estos tiempos, en los que la tecnología ha invadido todos los rincones de nuestra vida, Jugar demuestra que lo simple tiene un grandioso encanto. Los elementos que usan para divertirse son sencillos y no necesitan pilas, ni energía, ni cargarse, ni descargarse de algún sitio. Si se sabe jugar, las horas de regocijo están aseguradas y sólo basta con dejar entrar de vuelta a la imaginación. 

Créditos
Propuesta escénica: José Agüero y Adrián Hernández
Diseño de iluminación: Mauricio Asencio
Diseño de vestuario: Benjamín Barrios
Música original: Eblen Macari
Asesoría coreográfica y corporal: Flor Sandoval
Asistente: Marcela Castillo
Producción General: Teatro al Vacío 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.