miércoles, 15 de enero de 2014

La Arrolladora Banda El Limón: Su primera vez

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

La Arrolladora Banda El Limón de René Camacho: Gracias por creer / Del 15 al 18 de enero, 2014 / 
Cuatro funciones / 3:15 hrs. de duración / Promotor: Promo MZT, S.A. de C.V.

Fernando Figueroa
Jorge Medina no sólo es el principal cantante de La Arrolladora Banda El Limón sino además entretenedor y vocero del grupo arriba del escenario. Con gran sinceridad confiesa que casi todos los integrantes provienen de ranchos y por eso tenían miedo de presentarse por vez primera en un recinto tan especial; hoy cumplen el sueño de estar “en el mismo lugar donde han tocado gentes como Ringo Starr y Joaquín Sabina”.

Medina afirma que a Sabina lo ha venido a ver aquí “un friego de veces”, y por eso mismo casi se le salen las lágrimas cuando el artista español aparece en un video felicitándolos por su debut en el Auditorio Nacional y brindando “con tequila, sal y un chorrito de La Arrolladora Banda El Limón”. A través del mismo medio, Jorge y Hernán Hernández, líderes de Los Tigres del Norte, también expresan beneplácito y apoyo a sus colegas.
La llegada de La Arrolladora Banda El Limón a Reforma y Campo Marte se produce ―de manera literal y metafórica― con bombos y platillos. La presencia de la exitosa tambora sinaloense provoca un lleno absoluto en esta primera presentación, y lo mismo sucederá en las tres restantes porque en las taquillas hay letreros imaginarios de Sold Out, tal como se titula el álbum que grabaron en vivo, en Los Ángeles, en 1999.
En la calle, el frío cala hasta los huesos, pero en el interior del recinto hay mucho calor humano, gritería a decibeles límite, baile en espacios reducidos y entrega absoluta de diecisiete músicos que ofrecen medio centenar de canciones rancheras, corridos, cumbias, rumbas y muchas baladas cuyas letras escurren dulzura o exhalan resentimiento.
Según la etnomusicóloga suiza Helena Simonett ―autora de En Sinaloa nací. Historia de la música de banda―, la combinación de percusiones y alientos llegó a ese estado de la República Mexicana a través de bandas militares de origen europeo, y por eso en un principio sólo se trató de música instrumental. Los nativos adoptaron el modelo para alegrar sus festividades con polkas y valses, pero al paso del tiempo agregaron ritmos rancheros con historias de la vida cotidiana.
Jorge Medina extraña un pisto, el mismo que se tomó en cantidades industriales con Jenni Rivera cada vez que cantaron juntos “¿Qué me vas a dar si vuelvo?”, según comenta. El vocalista dice que “la vida es para vivirse intensamente aunque uno haga muchas babosadas”. De seguro, en la mente de muchos espectadores desfilan imágenes de memorables parrandas, amenizadas con humildes y económicos chirrines norteños ―otro antecedente sin alientos de la banda― o, de plano, con una costosa tambora que se llevó la quincena completa. Por lo pronto, el cantante balconea a un fan que compró cuarenta boletos de zona preferente para sus familiares y amigos, diez para cada función.
Aunque Medina es el alma de la fiesta, José Isidro Beltrán carga con buena parte del peso vocal; José Montoya (trompeta) sólo canta una pieza, “El huizache”, y lo hace de manera convincente. Por su parte, don René Camacho es el líder indiscutible de la agrupación; desde su clarinete tira línea con sutileza a las trompetas, trombones, tarolas, tuba y tambora (de este último instrumento surge a nivel popular el sinónimo de banda).
 
Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
El ubicuo Medina dice con orgullo: “La primera vez que nos presentamos en el DF, fue en Xochimilco, y entraron a vernos ochentaicinco personas”. Esta noche son casi diez mil los fanáticos que adoran la sencillez de los frontmen, quienes se bajan a caminar entre el enfebrecido público y se toman fotos con los más audaces. Dicen que están acostumbrados a shows palenqueros de cuatro o cinco horas; aquí rebasan los ciento ochenta minutos, hasta que se compadecen de quienes necesitan llegar al Metro antes de medianoche.
La pila alcalina de Jorge Medina lo impulsa a invitar unos tacos a quien quiera acompañarlo y, en una de ésas, a seguir la parranda en la ciudad de México, donde toda La Arrolladora Banda El Limón de René Camacho se siente como en casa.

El Limón
Tal es el nombre de la población sinaloense donde surge, en los sesenta, La Banda El Limón. En 1996, René Camacho decide retirarse para formar su propia agrupación y de esa manera surge La Arrolladora Banda El Limón; un año más tarde graban el primer álbum de esta nueva etapa: Más arrolladora que nunca.
Continúan Corridos arrolladores (1997), Antes de partir (1998), Secretos de mi memoria (1999), Era cab… el viejo (2000), Simplemente arrolladora (2000), Pa’ adoloridos (2001), Boleros arrolladores. Homenaje a la Internacional Sonora Santanera (2002), Más allá de mí (2002), Huele a peligro (2004), La otra cara de la moneda (2006).
En 2007 graban Y que quede claro. Ese mismo año, el entonces presidente Felipe Calderón les entrega el Premio Antena al Mérito Artístico, que otorga la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión. En 2008 obtienen el Premio Billboard en la categoría Mejor Banda.
En 2009 aparece Más adelante y, en 2012, Irreversible. En 2013 obtienen una Luna del Auditorio Nacional en la categoría Música Grupera, y lanzan Gracias por creer, álbum por el cual reciben Disco de Oro y Platino por ventas en Estados Unidos y México, respectivamente.
Inician 2014 con un debut triunfal en el Auditorio Nacional y tienen su agenda casi llena en lo que resta del año.

Programa
Pa’llá y pa’cá / El ruido de tus zapatos / La suata / En los puritos huesos / Cuéntame / Ya es muy tarde / Secretos de mi memoria / Siempre estás tú / Ya no te buscaré / Te prometo / La llamada de mi ex / Ojitos verdes / Tu historia fue conmigo / De mil maneras / Cosas que nunca te dije / Qué me vas a dar si vuelvo / Y que quede claro / Como pez en el agua / Niña de mi corazón / No regresaré / Soy yo / Sobre mis pies / Chuy y Francisco / El rengo / Perfume de gardenias / Un amor en el olvido / Te metiste en mi cama / El sinaloense / Mi gusto es / Ya no volverás / Mi segunda vida / Opaco y sensible / El huizache / El final de nuestra historia / Así te quiero yo / Se me cansó el corazón / Perdón, ¿por qué? / Irreversible / ¿Qué se te olvidó? / Margarita / El ruido de tus zapatos / Cabecita dura / A los cuatro vientos / Entrégame tu amor / Disponible para mí / Huele a peligro / Heridas que se curan / No me vengas a decir.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.