jueves, 5 de diciembre de 2013

Paloma Negra: Amar las raíces

Foto: Fernando Moguel / Colección Auditorio Nacional



Paloma Negra en concierto, acompañada del Mariachi Gama 1000 / 5 de diciembre, 2013 /
 Función única / 1:30 hrs. de duración / Promotor: Flor Romero

Fernando Figueroa
La Comisión de Honor y Justicia de la Asociación Nacional de Actores (ANDA) le otorga esta noche a Paloma Negra un diploma por cuarenta años de carrera artística. Se dice fácil esa cifra ―que en realidad se acerca al medio siglo―, pero son pocos los intérpretes que la alcanzan en plenitud de facultades, tal como Marisela Arceo, verdadero nombre de esta embajadora de la canción ranchera.
La cantante se ha presentado en India, Tailandia, Japón, España, Chipre, Estados Unidos y en varios países de América del Sur y Centroamérica, tal como se hace constar en un video proyectado al inicio y conclusión del espectáculo. Previo a esos viajes, picó piedra en concursos de aficionados, festivales y palenques. A finales de los sesenta se dio a conocer masivamente en el célebre programa de televisión Noches tapatías; en la década posterior ganó el certamen Palenque 75, organizado por Raúl Velasco dentro del programa Siempre en domingo. A invitación de María de Lourdes, en los ochenta se convirtió en coordinadora del Grupo Impulsor de la Música Representativa de México; en esa época también ofreció largas temporadas en centros nocturnos del Distrito Federal.
Formar una numerosa familia implicó para Marisela Arceo varios años de retiro parcial, aunque su amor por la canción vernácula es demasiado fuerte como para un adiós definitivo. El repertorio de hoy así lo demuestra, pero la confirmación llega tajante con “Nuestro México”, de Silvia Torres Cano, con quien hace dueto en los pasillos del Lunario: "Todo nos ha dado nuestro México, no se vale dejarlo abandonado…"
Si Paloma Negra representa de manera individual el arraigo a la música ranchera, lo mismo sucede colectivamente con el Mariachi Gama 1000 que la acompaña. Se trata de una familia liderada por don Jesús Gama padre, en la que conviven tres generaciones. Sus quince integrantes son un apoyo acústico inmejorable para la anfitriona y el Cuarteto Anáhuac, este último encargado de enriquecer el show con bailes regionales.
El profesionalismo de la cantante se manifiesta en todos los detalles, en especial cuando interpreta un popurrí muy bien planeado. Ella lo denomina “de los volveres”, que es todo un tratado acerca de la disyuntiva entre darle vuelta a la página o regresar con un amor antiguo: “Tarde”, “Juro que nunca volveré” y “Caray” (Juan Gabriel), “Volver, volver” (Fernando Z. Maldonado), “No volveré” (Manuel Esperón y Ernesto Cortázar), “Si acaso vuelves” (Rosendo Montiel).
 
Foto: Fernando Moguel / Colección Auditorio Nacional
Cuando el final se acerca, Marisela Arceo y el Mariachi Gama 1000 se proponen ―y lo consiguen― levantar al público de sus asientos con fragmentos de “El Noa Noa” y “Florida Twist”. El tema con el que se despide la artista, “México lindo y querido”, saca a flote no sólo los sentimientos de quienes están en el escenario, sino de todos los que corean un himno popular que enchina el cuero del más imperturbable paisano.

Programa
Mariachi Gama 1000: Popurrí veracruzano / Mariachi Gama 1000 y Cuarteto Anáhuac: Son de la negra / Paloma Negra: La madrugada / La Bikina / La diferencia / Nuestro México / Mariachi Gama 1000 y Cuarteto Anáhuac: Las chiapanecas / Mariachi Gama 1000: Las mañanitas – El cascabel / Paloma Negra: La canción mexicana / Huapango torero / Paloma Negra / Amémonos / Popurrí / El Noa Noa / México lindo y querido / Encore: Cucurrucucú, paloma. 




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.