domingo, 3 de noviembre de 2013

Ana Curra / Kompadres Muertos: Oda a los difuntos

Ana Curra. Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional


Ana Curra presenta El acto de Parálisis Permanente – Kompadres Muertos / 3 de noviembre, 2013 / 
Función única / 3:05 hrs. de duración / Promotor: Flor Romero

David Cortés
Es un murmullo, un sonido sibilino que recuerda el cascabel de una serpiente. Es el eco, los residuos del día de muertos que hoy se han colado al Lunario y que la española Ana Curra se encarga de rememorar continuamente: “Es una cita muy buscada y muy deseada. Esto es una fiesta, un ritual para sus muertos y en especial para Eduardo Benavente”.


A fines de los setenta, la tecladista y cantante española se adhirió a la movida madrileña, primero en las filas de Alaska y Los Pegamoides, donde conoció a Benavente, y a la desaparición de esta banda, Curra y Benavente se unieron para formar Parálisis Permanente.  Luego, él falleció en un accidente y de ahí el recordatorio.

La cantante revisita esta noche El acto (1982), el primer larga duración de Parálisis Permanente, pero también rinde homenaje a aquellos que se han quedado en el camino. Y en un set marcado por la oscuridad, por los sonidos góticos y punkies, por una música que admite ciertos registros de la sicodelia y del psychobilly, Curra y su cuarteto repasan también composiciones de David Bowie, Los Escaparates, Los Desechables y Eskorbuto, grupos que no sólo ya no existen, sino que también perdieron a alguien en el trayecto.
Así, la noche se encamina a lo siniestro, porque en la música desplegada por los cinco hay ecos de Bauhaus, Sisters of Mercy, The Cramps y ella refrenda estos nexos con una imagen de dominatrix que rememora a Siouxsie Sioux, pero que queda en una simple analogía porque Ana posee un estilo propio, mismo que hoy despliega cual velamen a lo largo de la noche.
Es una oda a los que partieron, un tributo sentido en el cual no hay lágrimas, ni sentimentalismos, pero sí una afirmación de la vida que se traduce en un rock de buena factura.
Antes, la banda mexicana Kompadres Muertos subió al escenario para celebrar veintiún años de trayectoria. Al igual que Curra y compañía, aquí también se tributó un homenaje a quienes se fueron, especialmente a José Alfredo Jiménez. El grupo es rudo en su sonido, muy áspero, agresivo y hasta demencial.

Kompadres Muertos. Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional

Algunos invitados añadieron contundencia al sonido de esta banda que, portando máscaras alusivas al Día de Muertos, no escatimó entrega y que al salpimentar su obra con temas de música popular mexicana, expresó tanto su apego al terruño, como la necesidad de sus integrantes por ser recordados, no obstante las distancias.

Programa
Ana Curra: El acto / Quiero ser tu perro / Nacidos / Te gustará / Yo no / Héroes / Más / Tengo un pasajero / Esa extraña sonrisa / Quiero ser santa / La oración / Vamos a jugar / Sangre / Esto no es / Jugando a las cartas / Todo el mundo / Reina mía / Unidos / Chopin / Adictos a la lujuria.
Kompadres Muertos: Qué quieres / La mataré / El jinete / La llorona / Pecador / I Love You / Ocho / La policía / Hello / Wakatxaka / Roto / La vida negra / Muertos / La razón / A nadie más / Él. 







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.