viernes, 11 de octubre de 2013

La Caravana del Rock & Roll: Destino, la nostalgia

Foto: Fernando Moguel / Colección Auditorio Nacional


Alberto Vázquez, Angélica María, Leo Dan, Roberto Jordán, Los Hooligans, Los Hitter’s, Los Teen Tops, Los Rockin Devil’s, Los Hermanos Carrión
11 y 13 de octubre, 2013 / Dos funciones / 3:55 hrs. de duración / Promotor: Carlos Edgar Rodríguez

David Cortés
Esta noche, el Auditorio Nacional es como una concurrida central de autobuses con un destino único: la nostalgia. Si bien la meta es la misma, la diferencia estriba en el camión a abordar, porque hay nueve andenes distintos y cada uno de los aquí reunidos subirá al que lo traslade a donde sus  recuerdos sean más significativos.


 La Caravana del Rock & Roll emula aquella Caravana que en los años sesenta creara el señor Guillermo Vallejo, especie de teatro itinerante en donde se reunían cantantes de diversos géneros junto a cómicos. Hoy, el Auditorio Nacional recibe a un público en su mayoría sexagenario, pero también los hay menores. Por eso, Leo Dan dice: “Levanten la mano quienes tienen más de sesenta… ustedes se enamoraron con esta canción; ahora levanten la mano los que tienen menos de sesenta… a ustedes los concibieron con esta canción”.
El viaje a través del tiempo lo comienzan Los Hitter’s, quienes de inmediato nos sumergen en una discoteca a go go. Su set es potente, basado en versiones de éxitos de The Kinks, Rolling Stones, Roy Orbison, Los Bravos, y mientras las go go dancers bailan en sus jaulas, la guitarra suena estridente, fuerte, con un sonido pastoso. Elevan el termómetro de inmediato y dejan la mesa lista para los que siguen.
En este universo de estrellas, indudablemente hay algunas con mayor brillo. Si esto fuera una justa, el primer lugar se le otorga a Alberto Vázquez. El cantante  no ha perdido ni un ápice de voz, no obstante presentarse disminuido por aún estar convaleciente de una caída. Su expresividad está allí, incólume, lo mismo el carisma y la simpatía. Cierra su participación con majestuosidad: cuando acomete “El pecador”, la orquesta sampleada, los coros y el volumen, nos adentran en su grandilocuencia y uno siente, por instantes, que se encuentra postrado ante el mismo cielo y que en cualquier momento las nubes se abrirán, y a través de ellas surgirá ese rayo de luz que confirmará la anuencia divina: tal es el poder de la voz del sonorense.
De un intérprete solista vamos a una agrupación de sonido contundente, y la de más empaque esta noche son Los Teen Tops, quienes en años recientes han visto elevarse nuevamente sus bonos al tocar en lugares frecuentados por las nuevas generaciones, donde conviven con bandas de rockabilly. Cuando toman el escenario, sus éxitos llevan finalmente al público a perder la compostura y consiguen que varias parejas se apoderen de los pasillos para bailar.
Los Rockin Devil’s, y Los Holligans no se quedan atrás. Ellos, como otros de sus contemporáneos, forman parte de los años dorados del rock & roll y acometen profesionalmente cada una de sus canciones; pero sobre todo hay que destacar el gusto, la alegría y hasta la emoción con la que lo hacen. Ante semejante demostración, sólo queda sumarse a las muestras de afecto y cariño que les prodigan sus fanáticos. Y qué decir de Los Hermanos Carrión, bastión del rock lento, creadores de muchos éxitos y que hoy nos recuerdan el educado trabajo de sus armonías vocales que tan bien los caracteriza.
La novia de México, Angélica María, aparece radiante, recoge el afecto sembrado como cantante y actriz. Interactúa con la gente, presenta a su nieta, bromea acerca de la supuesta valía de las letras de las viejas canciones. Su voz de inmediato coloca a algún sector del público en el pasado, cuando ella era el objeto del deseo de todos los jóvenes y la chica modelo que estelarizaba telenovelas.
Leo Dan ―“el león de las pampas argentinas”, como lo presenta Humberto Cantú, quien junto con Jaime Almeida conducen este viaje al pasado― será el único que hará un encore, simplemente no lo dejan ir sin interpretar “Mary es mi amor”, probablemente su mayor éxito en este país. Y el destino final es Roberto Jordán y su a go go. Sin duda, el cantante pertenece a un momento artístico diferente, pero que enlaza perfectamente con el rock and roll, y basta escuchar algunos de sus temas para percatarse de cómo está instalado en el gusto popular de muchos de los habitantes de este país.

Foto: Fernando Moguel / Colección Auditorio Nacional
No hay próxima parada, el destino se ha cumplido, se ha llegado a la meta; pero sin duda no será el último viaje. No, nadie ha hecho una promesa semejante, pero si han pasado los años y el rock & roll sigue allí, es porque siempre habrá alguien con necesidad de visitarlo.

¡Qué tiempos aquellos!
El rock & roll comenzó a crearse por imitación y fueron Mario Patrón y Gloria Ríos ―al grabar “El relojito”, considerado el primer disco sencillo del género― sus principales impulsores. Posteriormente llegó esa camada de grupos juveniles que popularizaron el ritmo y que se caracterizó por hacer versiones de los principales éxitos de Estados Unidos.
Escribe Federico Rubli en Estremécete y rueda. Loco por el rock & roll: “Con la fiebre por el rock & roll en aumento principalmente como una expresión juvenil muy pronto comenzarían a formarse, de manera amateur, conjuntos de jóvenes. Pero empezaron a hacer sus interpretaciones con una peculiaridad: adaptándolas a nuestro contexto social y cultural. No era solamente la cuestión de que el idioma original del género era el inglés, sino que el medio social e histórico en el que éste surgía y se creaba era diferente. Así, tomaron la melodía y adaptaban de manera libre la letra al español”. Sin duda, esa recontextualización, que permitió la construcción de letras divertidas e ingeniosas, fue el principal aporte de México al rock & roll y sirvió de guía para las generaciones que andarían el camino, ya convertido en rock a secas posteriormente. (D.C.)

Programa
Los Hitter’s: Un hombre respectable / Ahora estoy solo / Hanky Panky / Medley: Satisfaction (I Can’t Get no) - You Really Got Me - Black is Black – Amarrado - Preety Woman. Los Rockin Devil’s: Georgy Girl / Bule bule / Esos fueron los días / Hey, Lupe / La chica ye ye / Perro lanudo. Alberto Vázquez: Desencadena mi corazón / Olvídalo / Maracas / 16 toneladas / Al modo mío / El pecador. Los Hermanos Carrión: Se fue / Magia blanca / Creo estar soñando / Las cerezas / Lágrimas de cristal. Leo Dan: Te he prometido / Estelita / Jamás podré olvidar / Cómo te extraño / Sé que te amaré / Cómo poder saber si te amo / Por un caminito / Mary es mi amor. Los Hooligans: El gato loco / Adiós a Jamaica / Despeinada / Agujetas de color de rosa. Angélica María: Con un beso pequeñísimo / Dile adiós / El día / Eddy Eddy / Yo que no vivo sin ti / A dónde va nuestro amor. Los Teen Tops: El rock de la cárcel / Confidente de secundaria / Quiero ser libre / Anoche no dormí / Popotitos / La plaga. Roberto Jordán: Rosa marchita / Te confieso / Palabras / No se ha dado cuenta / Hazme una señal.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.