miércoles, 16 de octubre de 2013

Hernaldo Zúñiga: Una antología destilada

Foto: Fernando Moguel / Colección Auditorio Nacional

Noche de Mercurio / 16 de octubre, 2013 / Función única /
 2:00 hrs. de duración / Promotor: Tulio Bagnara

Rodrigo Farías Bárcenas

En la penumbra, alguien observa a Hernaldo Zúñiga y le viene a la mente aquel artista que hace veinte años promovía el disco Después de todos estos años. Y aunque el espectador nunca le ha perdido la huella al intérprete y compositor, esta noche escucha temas conocidos como si fuera la primera vez. Porque al recrearlos, Hernaldo se reinventa. Eso es Noche de Mercurio, un concierto que hace llegar las canciones en su esencia, como si hubiesen sido destiladas, según la afortunada expresión de su autor. 

No hay lugar para distractores. El escenario contiene lo indispensable: una silla, un atril para la guitarra, y una mesita con una jarra de agua y un vaso. También está el piano de Mario Villicaña, quien ha acompañado al compositor nicaragüense durante catorce años. La negra vestimenta de ambos connota una suerte de complicidad. La iluminación es igual de discreta, sugiere con tonos tenues. El manejo del audio garantiza que letra y melodía se escuchen perfectamente, así como el timbre de los instrumentos. Hay economía incluso en los movimientos. El cantante se pone de pie sólo en una ocasión, para expresarse con movimientos del cuerpo. 
Hernaldo cuenta que con frecuencia le hacen preguntas relacionadas con el origen de sus composiciones. Consciente de la existencia de este interés, a lo largo de su presentación cuenta cómo surgió cada una de ellas, muy dispuesto a compartir el fascinante misterio de la creación artística tal como él lo vive: en la observación de la vida cotidiana y sus detalles, en la conciencia de su entorno social, en la inspiración y, sobre todo, en la disciplina que genera progresos con el tiempo. En este momento de su vida, ese progreso lo ha llevado a realizar una síntesis de más de treinta años de carrera, captada en el álbum  Mercurio, el cual contiene un compacto y un DVD con grabaciones en vivo, en las que el cantante se hace acompañar por un grupo.

Foto: Fernando Moguel / Colección Auditorio Nacional

En este concierto, sin embargo, esa síntesis es aún más radical, con arreglos hechos para guitarra y piano, nada más. Suponiendo que cayeran en una vasija los elementos destilados de las canciones, ¿qué encontraríamos en ella? Sin duda, la historia personal de su autor, contada en un marco de coordenadas afectivas, de aprecio por las ciudades donde ha vivido, que son muchas en varias partes del mundo, con una perspectiva del futuro. Es la historia de un hombre en continua introspección, comprometido con la poesía y agradecido con sus autores seminales. Entre ellos, Jaime Sabines, César Vallejo y Ernesto Cardenal, a quienes evoca dando lectura a poemas suyos. 
Noche de Mercurio es una noche de mensajes: paz, esperanza y compromiso creativo en la búsqueda de lo elemental. 

Programa
A mi aire / Que nos dejen vivir en paz / ¿Cómo te va mi amor? / Todo menos azar / ¿A dónde? / Septiembre / Creciendo / Te llevaré / Ruido / Siempre / Al otro lado del mundo / Aún te quiero / Mentira / Se van / No tengo más patria que mi corazón / Comprométete conmigo / Procuro olvidarte. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.