jueves, 17 de octubre de 2013

Cecilia Toussaint: El movimiento perpetuo

17 de octubre, 2013 / Función única / 1:50 hrs. de duración / 
Promotores: Cecilia Toussaint – FUAAN Financiera S.N.C.

David Cortés
Ahí está. Su figura evoca una historia, una tradición. Cecilia Toussaint viene, como ella misma lo afirma en un momento de la noche, a “cerrar ciclos. Tengo necesidad de moverme… no me voy a retirar, para eso tendría que morirme”. Tal vez por eso el concierto de esta noche tiene un resabio a nostalgia, un regusto a pasado.

Sí, la cantante navega por esas aguas muy conocidas por ella, las canciones de Jaime López y Pepe Elorza, compositores a los que aprendió a darles cuerpo y esta noche les rinde un sentido tributo. Sí, porque si bien esas canciones no le pertenecen, la Toussaint pronto las hizo suyas, al grado de que hay temas que han crecido en una relación tripartita: canción, compositor, intérprete.

Desde hace muchos años, Cecilia forma parte de un libro importante dentro de la cultura popular. Ella abrió brecha, mostró el camino, el know how, a las mujeres que hoy día llenan la escena rockera. Y a pesar de haber vivido tiempos magros, la cosecha por ella levantada fue fértil y hoy sus asiduos, sus fans, le demuestran los frutos, el cariño.
Pero no se crea que ese regusto a la nostalgia es agua estancada. No, de ninguna manera; hoy las olas no son tan bravías, pero tampoco están adormecidas. Cecilia flota sobre nuevos arreglos, colorea sus canciones con las síncopas del jazz, pero su interpretación no se suaviza ni se dulcifica, sigue siendo la voz potente, enjundiosa de una rockera que pagó su derecho de piso y hoy es toda una señora de la canción, alguien que trascendió al rock para convertirse ella en su propio género.
Hay, sí, también un poco de reggae, algo de funk, visitaciones a temas de Fito Paez, Fernando Toussaint; sonidos que traen sabores porteños, ondas de tango, es una travesía por canciones ya instauradas en el gusto popular, pero que hoy se miran desde otra atalaya. 
Es una noche exultante porque quienes acompañan a Cecilia esta noche, sus seguidores, saben de las tribulaciones pasadas, la han acompañado en momentos difíciles y saben de su tesón, de su trabajo, mismo que hoy se ve coronado por una banda que la envuelve, la acaricia y le da realce a esa voz.
Han pasado los años, pero lejos de difuminarse, Cecilia Toussaint es más rotunda, más contundente al momento de cantar. No podía ser de otra forma cuando hablamos de una mujer que creció en medio de la nada y supo construirse un camino de la abundancia.
Una veintena de canciones en compañía del grupo parecen no ser suficientes para quienes toda la noche han pedido a gritos “Prendedor”. Una versión a capella de ese tema ochentero ―de la época en que ella formaba parte del grupo Arpía― es la rúbrica de una velada que sintetiza tres décadas de épicas batallas.

Programa
Amantes / Las calles no cuentan / Como la nada / Más de una razón / El mar de la tranquilidad / España / Sobre el tejado caliente / Como locos / Tres metros bajo tierra / Subterráneo amor / Ámbar violeta / No me dejes en Siberia / Sombra / Adiós a los dioses / El higo / 1940 / Amar a Martha era mi tarea / El amor me ha fallado otra vez / Cómo no te voy a odiar / Ladrón / Aquí me quedo / ¿Qué más puedo decirte del mar? / Sácalo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.