martes, 1 de octubre de 2013

Alejandro Sanz: Balada potente, rock y… ¡fuaaa!


Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional

Tour La música no se toca / 1, 2, 4, 5, 8 y 9 de septiembre, 2013 / Seis funciones / 
2:00 hrs. de duración / Promotor: OCESA Promotora S.A. de C.V.

Fernando Figueroa
“Entonces, ¿qué?, México”, es una frase que repite constantemente Alejandro Sanz durante el concierto. La expresa graciosamente, con una sonrisa pícara, demostrando que conoce la idiosincrasia del mexicano y que quiere intimar con cada uno de los asistentes. Y por si quedara alguna duda al respecto, promete un show “con todo el ¡fuaaa!”, una palabra que arranca risas porque aquí todos la conocen.


En su momento, el embriagado autor de la teoría del ¡fuaaa! la definió así en un célebre video: “Es la energía que se proyecta al universo. Cuando todo está perdido, cuando dices ¡ya no puedo!… ¡cómo de que no!, entonces das el extra, el ¡fuaaa! Es la fuerza, el carácter y el poder: ¡fuaaaaaaa!”

Desde el inicio de su producción musical ―Viviendo deprisa, 1991―, el ¡fuaaa! ha estado presente en la carrera de este compositor madrileño con alma andaluza, quien no gusta de ubicarse a sí mismo dentro del pop sino en la power ballad. Dos décadas después de “Pisando fuerte” ―casi siempre ausente de sus presentaciones en vivo―, pasea su nuevo álbum de estudio, La música no se toca (2012), en el que ha rendido homenaje al espíritu roquero de los ochenta, según declaraciones del artista a los medios, algo que esta noche se comprueba de manera fehaciente.
Nunca tan cerca del rock como ahora, Sanz se acompaña de una banda que ya quisieran muchos exponentes de ese género; no posee nombre, pero bien podría llamarse Real Madrid (equipo favorito del patrón), pues está plagada de estrellas internacionales. El director musical es el neoyorquino Mike Ciro, quien en la guitarra y el requinto se ha codeado con personajes como Sting y Stevie Wonder; y si acaso su presencia en esos instrumentos no fuera suficiente, se da un quién vive con Brittany Denaro, una espectacular rubia de Boston cuya especialidad son los riffs, mismos que inicia de pie y acaba de rodillas, de manera por demás sugerente.
En otras posiciones del combo se da la misma sana competencia. El piano le pertenece al catalán Alfonso Pérez, y el teclado eléctrico al estadounidense-dominicano Chris Hierro, pero a ratos se enrocan y el nivel jamás decae. El baterista Nathaniel Townsley es originario de la Gran Manzana, y el percusionista Carlos Martín nació en Valencia; ambos son capaces de sonar rumberos de origen, flamencos de toda la vida o roqueros irredentos, según se requiera.
El bajo está en manos de la canaria y más que cumplidora Brigitte Sosa; la neoyorquina Julie Méndez toca la trompeta y percusiones menores con la suficiente eficacia para no desentonar; completan el trabuco dos coristas de Estados Unidos que podrían ser solistas sin ningún problema. En total, diez elementos de primera línea arropando a un cantante que completa la oncena ejerciendo su oficio con vísceras y corazón.
Otro elemento a destacar es la labor de Luis Pastor en la iluminación, pues con buen gusto e inventiva crea un ambiente cálido, propicio para la propuesta de Sanz. Del techo pende una especie de cama de largos clavos, cada uno de ellos similar a las tripitas fosforescentes, y en el escenario también hay barras de metal con líneas lumínicas. Mientras los músicos hacen su trabajo, Pastor propone una interesante lectura visual de cada tema, apoyado en reflectores potentes y sutiles a la vez. La proyección de videos y de aspectos de lo que sucede en vivo termina por crear una sensación tan placentera como nadar en líquido amniótico. 
Con el buen humor que lo caracteriza, Sanz anuncia temas que supuestamente acaba de componer y que resultan ser sus éxitos de toda la vida. Sin embargo, la novedad sí aflora con “This Game Is Over”, que originalmente grabó con Emelie Sandé y Jamie Foxx. 

Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional

Las canciones de Alejandro Sanz no suelen contar historias muy elaboradas, más bien apelan a sentimientos e impresiones. También es afecto a recordar líneas de escritores, como es el caso del uruguayo Eduardo Galeano: La utopía está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y la línea del horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré. Entonces, ¿para qué sirve la utopía? Para eso sirve: para caminar.

Oda a la música
Antes y después del primero de seis conciertos de Alejandro Sanz en el Auditorio Nacional, se proyectó el conmovedor video de “La música no se toca”, realizado en 2012 por alumnos del Berklee College of Music. Fue grabado en Boston y Valencia bajo la supervisión del productor Javier Limón, quien es director artístico del campus ubicado en España. 
En ese material participan jóvenes originarios de Estados Unidos, Inglaterra, Brasil, Jordania, Israel, Argentina, Polonia, Venezuela, España, Grecia, Colombia, India y México (Los Rumberos de Massachusetts), entre otros países. Tales estrellas en ciernes cantan y tocan instrumentos tan variados como guitarras, violines, flautas, armónicas, teclados, trompetas y saxofones.
El videoclip quedó listo semanas después de la realización del maratón de Boston de 2012, y por eso fue dedicado a las víctimas del atentado que se produjo en la meta.
Mientras se leen los créditos del video, se escucha un fragmento de la versión de Alejandro Sanz, quien al final agradece por escrito a los alumnos y al productor “por tantas emociones”. También da las gracias, por supuesto, a “su majestad, la música”.

Programa
Llamando a la mujer acción / Cómo decir sin andar diciendo / Se vende / Desde cuándo / Popurrí: Nuestro amor será leyenda - El alma al aire - Labana - Quisiera ser / Camino de rosas / Popurrí: Enséñame tus manos - Para que me quieras - Hay un universo de pequeñas cosas - Me iré / Cuando nadie me ve / Mi soledad y yo / Every Little Things She Does Is Magic / Yo te traigo… 20 años / Corazón partío / No me compares / No es lo mismo / Looking For Paradise / La música no se toca / This Game Is Over / Mi marciana / Amiga mía - Y, ¿si fuera ella?



1 comentario:

victoria dominguez dijo...

es bueno que tenga una galería de los artistas que se presentan, solo como recomendación, pegar un cartel, o a principio del concierto, que hay un sitio , donde unos días después del evento, se subirán unas fotos del dicho evento, para que la gente este enterada, de esta magnifica galería.
saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.