domingo, 15 de septiembre de 2013

Fernando De la Mora: Celebrar con los ídolos

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Mi México lindo y querido / 15 de septiembre, 2013 / Función única / 2:20 hrs. de duración /
 Promotor: Fernando de la Mora - FUAAN Financiera S.N.C.

Jorge R. Soto
Al acceder al Auditorio Nacional se recibe el impacto de diversas tonalidades cromáticas, aromas y sonidos que avasallan los sentidos. Largas mesas con manteles de colores y sillas de madera con asiento de palma tejida están colocadas a lo largo del vestíbulo. Diferentes puestos adornados con papel picado se ubican en fila para ofrecer todo tipo de antojitos mexicanos: tlacoyos, sopes, esquites, quesadillas, café de olla, flautas, tamales, pozole, tostadas, etcétera. En un extremo, una marimba toca el Huapango de Moncayo.


Así se celebra el aniversario doscientos tres de nuestra Independencia y miles de personas han acudido al llamado del tenor Fernando de la Mora, quien, como desde hace cinco años, festeja este hecho histórico con un concierto de música mexicana. La gente, principalmente la de mayor edad, viste algún motivo propio de las fiestas patrias: corbata de charro, camisa de manta, rebozo con alguno o todos los colores de la bandera, prendedores y aretes que emiten destellos verdes, blancos y rojos.
Una señora comenta a las dos amigas que la acompañan: “He venido tres años seguidos a escuchar a Fernando de la Mora y ―señalando el programa que le entregaron las acomodadoras― éste es el mejor repertorio que ha presentado. Este tipo de conciertos son muy buenos para que las nuevas generaciones conozcan nuestra música”. Aunque los jóvenes no son mayoría, sí se aprecia el ingreso de muchos de ellos, acompañando a sus padres o abuelos.
Antes de que las luces generales se apaguen, los integrantes de la Orquesta Sinfónica Juvenil del Estado de México ―surgida hace doce años en esa entidad― ya se encuentran en su sitio, listos a recibir la conducción del maestro Rodrigo Macías González, quien desde 2010 dirige a esta agrupación.
El pianista y profesor Gonzalo Romeu y su quinteto también están en posición sobre el escenario, sin embargo, todos deben esperar su turno porque inicialmente De la Mora es acompañado por el Mariachi Gama 1000, encabezado ―desde su fundación en septiembre de 1995― por su director Jesús Gama.
El mariachi, que también acompañó a Paul McCartney en su concierto del Zócalo capitalino, está detrás del tenor, quien, vestido de charro con un impecable traje negro, inicia tres popurrís en honor a enormes figuras de la canción vernácula: Jorge Negrete, Javier Solís y Pedro Infante; de este último dice: “no fue el que mejor voz tenía, pero sí el que se identificó más con el pueblo”.
Sorprende que las canciones de los popurrís se sucedan ligadas perfecta y sutilmente, al grado de que un escucha casual, no conocedor de los temas interpretados, pensaría que se trata de una sola y larga composición. La voz del tenor refleja emoción pero de manera contenida; entiende la diferencia entre canto lírico y popular y su entrega es modulada, lo cual se agradece. En la remembranza de Infante entran en acción tanto los jóvenes de la Orquesta Sinfónica como el Quinteto de Gonzalo Romeu.
En medio de ese tributo a ídolos nacionales, aparecen bailarines que apuntalan el espectáculo sonoro con sus atuendos y bailes de diferentes regiones del país. Pertenecen a la Compañía Nacional de Danza Folclórica de Nieves Paniagua, ella misma bailarina e investigadora quien fundó esta entidad dancística en 1975. Una vez terminados los homenajes, llega el momento de dar vida a otros autores y géneros, como el danzón, en donde, vestidas con trajes típicos veracruzanos, varias parejas demuestran cómo se baila “sobre un ladrillo”. 
De la Mora pasa de un género a otro sin esfuerzo aparente, lo mismo navega en las tranquilas aguas de la balada romántica, que en el doloroso arrecife del bolero ranchero e incluso lo hace muy bien en el agitado mar de la música tropical. Es así como hace acto de presencia el talento de Agustín Lara, Álvaro Carrillo y María Grever.
Antes del enlace con la transmisión televisiva del Grito de Independencia en el Zócalo de la Ciudad de México, el tenor interpreta una canción fuera de programa: “Granada”, y aquí sí suelta todo el arsenal de su voz.
Posteriormente, el cantante presenta a la más reciente encarnación de Los Panchos. Esta asociación, que inició su actividad profesional en la ciudad de Nueva York, en 1944, es dirigido desde hace siete lustros por el maestro Gabriel Vargas Aguilar y su requinto. Cuando interpretan “Flor de azalea”, si uno cierra los ojos puede visualizar a Jorge Negrete y Los Calavera. También entregan a solas su canción más famosa, “Sin ti”.
A las 22:50 horas se conectan las pantallas a la señal oficial de televisión. Se ve al Presidente del República salir al balcón central de Palacio Nacional y cumplir con una tradición que tiene más de dos siglos de existencia. El público en el Auditorio se pone de pie, canta el Himno Nacional Mexicano y grita “¡Viva!” conforme el mandatario arenga a la multitud instalada en la plaza principal del país.
Una vez terminado el acto cívico, De la Mora continúa el recorrido por la música mexicana, esta vez con un popurrí que recorre varias entidades de la República: “Guadalajara”, “Corrido de Chihuahua”, “Veracruz”, “Mi ciudad” (DF), entre otras.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Como corolario de este trayecto por diversos ritmos, compositores y cantantes que han reforzado el sentido de pertenencia e identidad nacional, suenan las notas de “México lindo y querido”, creando una apoteosis total con la presencia de la Orquesta Sinfónica Juvenil del Estado de México, el Quinteto de Gonzalo Romeu, El Trío Los Panchos, El Mariachi Gama 1000 y la Compañía de Danza Folclórica de Nieves Paniagua, todos al mismo tiempo. Fernando de la Mora rubrica con un grito emocionado: “¡Viva México!” 
Si alguien quisiera conocer, de un solo golpe, una buena muestra de la abundante variedad de ritmos y canciones vernáculas que posee este país, solo tiene que asistir al espectáculo de este gran tenor mexicano.

Programa
Fernando de la Mora con el Mariachi Gama 1000: Popurrí homenaje a Jorge Negrete: Ojos tapatíos / Serenata tapatía / La negra noche/ Noche plateada / El jinete / Cocula / Esos Altos de Jalisco / ¡Ay Jalisco, no te rajes! / Aunque lo quieran o no / Popurrí homenaje a Javier Solís: Sombras / Entrega total / Llorarás / Esta tristeza mía / Payaso / Cuatro cirios / Y háblame / Qué va / Esclavo y amo / Renunciación / El loco. Popurrí homenaje a Pedro Infante: No volveré / Qué te ha dado esa mujer / Mi cariñito / El gavilán pollero / El piojo y la pulga / Carta a Eufemia / Con la Orquesta Sinfónica Juvenil del Estado de México y Gonzalo Romeau y su quinteto: Amorcito corazón / Viva mi desgracia / Adiós Lucrecia / Nocturnal / Cien años / Parece que va a llover / Nereidas / Amor de mis amores / Palmeras / Ya no me quieres / Qué dirías de mí / Vereda tropical / Quiéreme mucho / Piénsalo bien / Júrame / Con El trío Los Panchos: Flor de azalea / Popurrí homenaje a Álvaro Carrillo: Sabor a mí / La mentira / Luz de luna / Seguiré mi viaje / Amor mío / El andariego / El trío Los Panchos: Sin ti / Todo el elenco: México lindo y querido / ¡Viva México!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.