jueves, 19 de septiembre de 2013

Dr. Krápula: La potencia en vivo

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional


19 de septiembre, 2013 / Función única / 2:45 hrs. de duración /
 Promotor: OCESA Promotora S. A. de C.V.

David Cortés
Hay bandas a las cuales el estudio de grabación les resulta incómodo, una bestia difícil de domar; la asepsia, el orden, les impide fraguar esos sonidos que en el cuarto de ensayo se escuchan de una manera y una vez plasmados en disco, ganan nitidez, claridad; pero pierden rispidez, filo. En suma, la vida se les escapa.


Así le sucede a Dr. Krápula, quinteto que hoy llega a la ciudad de México a picar piedra, a forjarse una reputación y muestra que entre esa banda con cinco álbumes a cuestas y esta agrupación que revienta en directo, hay una distancia, un enorme abismo.
Los colombianos nos transportan en una barcaza de ritmos latinoamericanos, donde dominan el ska, el reggae, el punk y el hardcore. Líricamente gustan de las letras combativas ―Exigimos, porque la voz podemos levantar/ exigimos, porque tenemos derecho a protestar―, son hiperactivos en el escenario, y en directo se caracterizan, esencialmente, por tres cosas.
Primero, una desbordante energía sobre la tarima. Su cantante, Mario Muñoz, es incansable, se mueve y agita, sabe conectar con el público, le hace sentir a cada uno de los asistentes que la tocada está dirigida exclusivamente para él o ella (“esta canción va para ti, para ti, para ti y para ti”), y al mismo tiempo convoca  a la conciencia colectiva (“juntos sonamos más fuerte”).
Segundo, enlazan los temas y forman grandes bloques sonoros que se deslizan rápidamente en el tiempo y crean la sensación de vértigo. Por último, la pulcritud de su sonido que hace brillar cada uno de los temas y permite apreciar los solos y asimilar las letras en su totalidad.
Dr. Krápula es una banda novel en este país, pero en Colombia hay una historia de tres lustros que los precede. Sobre esa trayectoria se eleva, gigante, muy notoria por momentos, la sombra de Manu Chao, una influencia muy explicita en algunas letras como ―Que viva Manu / que viva la vida / me gustas tú―, o en las acometidas sonoras que recuerdan más la época de Mano Negra que el trabajo en solitario de Chao.
Afortunadamente para el quinteto ―completado por Germán Martínez, guitarra; David Jaramillo, bajo; Niko Cabrera, batería; y Sergio Acosta, acordeón y teclados―, el cantante sólo es una referencia, porque ellos ya se han labrado una identidad. Son de los pocos colectivos de la actualidad que apuestan por trabajar letras que tratan acerca de problemas sociales, entre ellos la degradación ambiental y las injusticias. Y para ello echan mano de esa tradición latinoamericana en donde lo mismo han plantado la semilla conjuntos folclóricos que bandas de rock.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Dr. Krápula sabe muy bien dónde ubicarse y hoy dan muestras palpables de ello. A un sonido contundente añaden una actitud en donde no hay espacio para medias tintas y sí rabia bien enfocada.
Antes de los sudamericanos apareció Nana Pancha, banda veterana que ha ondeado la bandera del ska. Después del Dr. Krápula tocó el turno a Salón Victoria, otra agrupación longeva que se encargó de cerrar la noche.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.