domingo, 22 de septiembre de 2013

André Rieu: Jubiloso cuarto de siglo



Foto: Chino Lemus / Colección Auditorio Nacional

André Rieu y su Johann Strauss Orchestra. Tour And the Waltz Goes On / Del 18 al 22 de septiembre, 2013 / 
Cinco funciones / 2:40 hrs. de duración / Promotor: André Rieu Productions, B.V. - Roel Van Veggel

Gina Velázquez
Es difícil creer que la primera vez que André Rieu tomó en sus manos un violín, no le gustó. Tenía cinco años y el instrumento era demasiado grande para él. A pesar de la incómoda primera impresión, hoy, después de cincuenta y nueve años, su violín Stradivarius, construido en 1667, se ha convertido en una extensión inseparable de su cuerpo.


En su tercera visita al Auditorio Nacional, el músico holandés anuncia una celebración por los veinticinco años de su Johann Strauss Orchestra y promete un maravilloso recorrido a lo largo de su prolífico repertorio. La agrupación, conformada por sesenta músicos, luce tan majestuosa y colorida como de costumbre. 

El violinista se encarga de encantar al público no sólo con su música, también con su charla en un buen español; con naturalidad y fluidez introduce las canciones y presenta interacciones cómicas con sus músicos. Tal y como ha afirmado, el contacto con la audiencia lo hace feliz. No hay nada solemne detrás del músico y su orquesta. La de Rieu es una elegancia sin almidón y su único objetivo es llegar a los corazones con la alegría o nostalgia de sus interpretaciones. 
El espectáculo provoca que, en distintos momentos, el público se ría discretamente o suelte carcajadas. Ya sea con un duelo de flauta y piano que termina con un mazo gigante o uno de campanas y xilófono que sacan humo; o la simpática ironía de sus declaraciones: “La gente de México necesita un poco de alegría, la gente en México son siempre tan tristes... no hay cerveza, no hay tequila...”
El éxito del también director de orquesta no es fortuito. Ha forjado su carrera enfrentando distintos retos que lo han llevado hasta donde está. De formación puramente clásica, durante casi diez años fue violinista de una orquesta sinfónica en la que no era dichoso. Tenía el deseo de compartir con personas que fueran apasionadas de la música y tocaran con el corazón, de la misma manera que él. Decidió renunciar y se arriesgó a experimentar para hacer lo que realmente quería. André Rieu ha declarado: “Para mí, solo hay música buena y mala. No música clásica o no clásica. La buena música toca tu corazón, te hace querer llorar, bailar o amar”.
Con su sonrisa indeleble, paulatinamente presenta a los invitados que tiene para la noche. Como The Platin Tenors, tres cantantes que desde el 2005 son parte sustancial de sus conciertos. Gary Bennet, de Austrailia, Bela Mavrak, de Hungría, y Thomas Gruel, de Alemania, interpretan magistralmente “Granada” y la última aria que compuso Puccini para Turandot, “Nessun dorma”.
Las sorpresas internacionales continúan; el St. Petersburg Trio, conformado por Viktor (balalaika), Ivan (acordeón) y Sergej (mandolina), colma de nostalgia con “Lara’s theme” y arranca rítmicos aplausos con “Poliusko polie”. Asimismo, el holandés presume, a cada una por separado, a sus tres sopranos, las brasileñas Carla Maffioletti y Carmen Monarcha, así como al precioso “diamante negro” que descubrió en su primera gira sudafricana, Kimmy Skota.
El “vals de todos los valses” hace que las parejas colmen los pasillos, las escaleras, los balcones y cualquier espacio en donde se pueda bailar con el onírico vaivén de “El bello Danubio azul”. El llamado Rey del vals moderno despierta a todos de su sueño encantado al interpretar una pieza que, cuando la tocaba su papá, el niño André no podía dormir. Destaca la colaboración de Marcel Falize, uno de los pocos músicos en el mundo que pueden ejecutar impecablemente el solo de tambor; el “Bolero” de Ravel sacude las emociones del público que, tal vez, esta noche tampoco podrá conciliar el sueño.
 
Foto: Chino Lemus / Colección Auditorio Nacional
Ante un lleno total, resulta inverosímil que a Rieu le haya costado siete años convencer a la compañía discográfica para firmar un contrato; hasta la fecha ha vendido aproximadamente treintaicinco millones de copias. Para muchos, el violinista es capaz de transmitir toda clase de emociones y de imprimir su propio estilo a cualquier pieza musical, no importa el género. Muestra perfecta de ello arriba con el final mexicano. “La paloma”, “El jarabe tapatío” y el muy esperado “Cielito lindo” logran que unánimemente los asistentes salten de sus asientos, se desborden de euforia y se vayan murmurando: “Ojalá que André regrese pronto”.

Cronología
1949 Nace en Maastricht, Holanda. Su padre, director de orquesta, lo anima a tomar clases de violín a los cinco años. De 1967 a 1973 prosigue sus estudios de violín en el Conservatorio de Lieja y Maastricht. Un año más tarde se muda a Bruselas para estudiar en el Conservatorio, finalizando en 1977.
1978 Crea su primera orquesta: La Orquesta de Salón de Maastricht; al mismo tiempo, y hasta 1989, es violinista de la Orquesta Sinfónica de Limburgo.
1987 Crea la Orquesta Johann Strauss, con tan solo doce músicos.
1988 Ofrecen su primer concierto, posteriormente realizan giras cortas en Benelux y Alemania.
1994 Strauss & Co aparece en los Países Bajos y conquista al público. Llega a la cima del Top 100 de Holanda.
1995 En el medio tiempo de un partido de futbol, en el estadio Ajax de Ámsterdam, interpreta “Second Waltz”, automáticamente gana miles de fans. Strauss & Co se edita en Alemania y se convierte en un éxito comercial.
1996 Los medios de comunicación lo bautizan como Rey del vals moderno. Edita Wiener Melange. Recibe un World Music Award en Montecarlo.
1997 Con su orquesta realiza una gira por gran parte de Europa. Graba Stille Nacht, con canciones navideñas que rememora de su infancia.
1998 Romantic Moments marca un cambio en su carrera discográfica al diferenciarse de su trabajo previo. Destaca “Love Theme”.
1999 Rinde homenaje a Johan Strauss Jr. en el centenario de su fallecimiento con 100 Jaar Strauss. A finales del año dice adiós al milenio con Fiesta
2000 Compone su primer vals junto a su hermano Jean-Philippe, “La vie est belle”, que da título a su disco de estudio.
2002 Tour d’Amour se lanza en siete versiones diferentes por todo el mundo. 
2003 Con Romantic Paradise celebra veinticinco años en el escenario; para grabarlo invita a sus fans de todo el mundo a tres conciertos en un pequeño pueblo italiano.
2004 Ante dieciocho mil personas graba en Limburgo el CD/DVD The Flying Dutchman.
2005 Realiza una amplia gira por Estados Unidos y Canadá.
2008 En su gira A Romantic Vienna Night reconstruye a escala real el castillo imperial Schönbrunn, el decorado transportable más grande del mundo. A fin de año, su nombre aparece como el único artista clásico en el Top 10 de la lista Pollstar, que muestra las giras más vendidas.
2009 Se posiciona en el número seis en el Billboard Chart para las giras internacionales más vendidas. Actúa en Inglaterra, junto con artistas como Lady Gaga y Michael Bublé, en el Jubileo de la Reina.
2010 Conquista Sudáfrica. Rompe el viejo récord de Nigel Kennedy en Inglaterra, al situarse como el primer artista con un disco clásico en el número dos de las listas generales de éxitos. Se presenta por primera vez en el Auditorio Nacional con el Tour Celebration of Music.
2011 Lanza And the Waltz Goes On, que contiene el  vals que da título al álbum y fue compuesto hace cuarenta años por el actor Anthony Hopkins.
2013 Se presenta por tercera vez en el Auditorio Nacional. (G.V.)

Programa
Seventy - Six Trombones / G’schichten aus dem Wieneerwald (Cuentos de los bosques de Viena) / Third Man / Con The Platin Tenors: Granada - Nessun Dorma / Concierto de Aranjuez / Circus Renz / Con Carla Maffioletti: Juliska / Schneewalzer (Vals de la nieve) / Con The Platin Tenors, Carla Maffioletti,  Carmen Monarcha y Kimmy Skota: Amigos para siempre / Dark Eyes / Intermedio / Con St. Petersburg Trio: Lara’s Theme - Poliusko polie / Sportpalastwalzer / Con Carmen Monarcha: Habanera / Au der schönen blauen Donau (El bello Danubio azul) / Con Kimmy Skota: Casta Diva / Bolero / Radetzky marsch / Strauss & Co / Con The Platin Tenors, Carla Maffioletti,  Carmen Monarcha y Kimmy Skota: Libiamo / La paloma / El jarabe tapatío / Cielito lindo / Adieu, Little Captain of my Heart / Marina / Cielito lindo (bis).




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.