miércoles, 7 de agosto de 2013

Big Band Jazz de México: Tradición con dignidad


Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

XV Aniversario / 7, 14, 21 y 28 de agosto, 2013 / Cuatro funciones /
 2:30 hrs. de duración / Promotor: Ernesto Ramos – FUAAN Financiera S.N.C.

Jorge R. Soto
La Big Band Jazz de México no sólo celebra quince años de actividad profesional, sino que ―sobre el escenario del Lunario del Auditorio Nacional― demuestra solidez interpretativa, capacidad instrumental, coordinación entre todos sus elementos y versatilidad en la ejecución de música imperecedera.


Si pudiéramos equiparar la fiesta brava con el concierto ofrecido por esta agrupación, diríamos que el público llena el lugar “hasta la bandera”. Familias enteras, personas solas y parejas aceptan el llamado para conmemorar tres lustros en la preservación del estilo musical de las grandes bandas.

A diferencia de una corrida de toros, el espectáculo no se divide en tercios sino cuartos. En el primero de ellos, la orquesta dirigida por los movimientos energéticos de Ernesto Ramos, arranca con una vertiginosa pieza instrumental que evidencia las cualidades constantes en el concierto: la coordinación de todos los músicos, su eficacia en la ejecución individual puesta al servicio del trabajo conjunto y una enorme alegría.
Como toda fiesta de quince años, ésta cuenta con invitados especiales que matizan los diversos enfoques del repertorio de la Big Band Jazz de México. El primero de ellos es el cantante Rodolfo Loeza, quien interpreta estándares tanto en inglés como en español (“For Once in My Life” y “Perfidia”, por ejemplo) dentro del clásico estilo romántico del crooner de los años cuarenta y cincuenta.
Posteriormente, el director invita al escenario al joven neoleonés David Cavazos, que, con una presencia física y vocal juvenil y arreglos más modernos, interpreta canciones pop en español, incluyendo “Te extraño”, de Manzanero.
Después de un breve intermedio, el tercer capítulo del evento tiene como protagonista a la cantante Fela Domínguez, quien sacude el Lunario con su voz educada, poseedora de una fuerza avasalladora para, en seguida, metamorfosearse en la sensualidad de un susurro, apoyada por un preciso acompañamiento instrumental de la banda. Su interpretación de “Cry Me a River” y “Georgia in My Mind” eriza la piel y podría quitarle las arrugas a un rinoceronte.
Para este momento, el público se encuentra entregado a la Big Band Jazz de México, pero aún falta la puntilla de esta celebración que corre a cargo del cantante Carlos Cuevas, quien pone el acento latino con canciones tan conocidas como “Bonita” o “Total”.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
 
La música de las grandes bandas ha realizado un largo recorrido desde mediados de los años 20, en Estados Unidos, hasta enraizarse en una agrupación formada en Xochimilco que ha preservado con dignidad ―y contra todo pronóstico― esa herencia sonora en nuestro país, durante tres lustros. ¡Vaya tarea!

Programa
Opening / Lazy Day / Con Rodolfo Loeza: For Once in My Life / Perfidia / Me and Mrs Jones / Con David Cavazos: Tus ojos / Como yo te amé / Te extraño / Qué decir / Con Fela Domínguez: Georgia in My Mind / Cry Me a River / Take the a Train / Oleo / You Got It / Con Carlos Cuevas: Para toda la vida / Oye / Bonita / Total / Todo pasará / In the Mood.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.