miércoles, 10 de julio de 2013

Collegium Musicum Bach: Amor y desamor antiguo

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Sueño barroco de una noche de verano... En la dulzura del sueño / 10 de julio, 2013 / Función única / 
1:35 hrs. de duración / Promotor: FUAAN Financiera S.N.C.

Jorge R. Soto
El rechazo afectivo, la lucha eterna por vencer al olvido y la adoración del objeto amoroso, son temas que han inquietado al hombre desde que aprendió a tocar un instrumento para cantar sus venturas o fracasos emotivos. El periodo barroco no fue la excepción, como lo demuestra el programa presentado esta noche, en el Lunario, por el Collegium Musicum Bach.
El trío integrado por Moisés Sánchez Ross (flautas de pico), Rafael Cárdenas Morales (clavecín) y Owen Aguilar (violonchelo barroco), se fundó en el año 2000 y es la primera agrupación mexicana en interpretar música de los siglos XVI al XVIII con instrumentos originales del barroco. A estos músicos se une en el escenario la soprano invitada, Katia Reyes.

En el concierto priva la economía de medios: el clavecín al centro, al frente dos micrófonos, un atril y un asiento para el violonchelo. Sin embargo, abunda la delicadeza en la ejecución, el enorme respeto por los creadores de las obras interpretadas y la compenetración entre los cuatro oficiantes.
Cuando el amor, dulce pasión / irrumpió en mi pecho / Celia altiva lo destruyó, es parte de “When Loves Soft Passion”, oda al amor no correspondido, compuesto por Johan Christoph Pepusch (1667-1752) que los ejecutantes ofrecen como un agridulce remanso de belleza sonora.
Bach también está presente. A más de trescientos cincuenta años de su muerte, la gloriosa música creada por este genio irrepetible vuelve a sonar en dos trisonatas (en Sol mayor y Re menor, respectivamente), en las que los instrumentos se integran a la perfección, subordinando su participación y lucimiento individual, a los más altos objetivos del conjunto.
En el intermedio, un joven delgado, de cabello largo ―que contrasta con la generalidad del público integrado por gente mayor de cuarenta años― explica la razón de su asistencia: “Es una de las pocas oportunidades que se tienen de escuchar estos instrumentos en vivo”. Lamentablemente, tiene razón.
Clori mía Clori bella / Ah. No más mía / Clori quien tanto me amó / Y a quien tanto amé / quien ahora huye de mí llena de orgullo / y me dice cuánto me desprecia, se queja Alessandro Scarlatti en su cantata para soprano, flauta de pico alto y bajo continuo. 
También se ejecutan otras piezas compuestas por Händel y Telemann, para terminar con un encore de Antonio Vivaldi, “All’ombra di sospetto”, que desglosa el sentimiento de opresión y celos de los amantes cuando no están seguros de la correspondencia del objeto de su afecto. 

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
De esta manera termina una sesión marcada por la belleza interpretativa de Collegium Musicum Bach. La música ejecutada por esta agrupación es poderosa e inmortal.

Programa
When Loves Soft Passion; cantata para soprano, flauta de pico alto y bajo continuo (Johann Christoph Pepusch, 1667 - 1752) / Triosonata en Sol mayor para flauta de pico, cello y clavecín BWV 525 (Johann Sebastian Bach, 1685 - 1750) / Pensieri Notturni Di Filli (Nel dolce dell’oblio); cantata para soprano, flauta de pico y bajo continuo (Georg Friedrich Händel, 1685 - 1759) / Clori mía, Clori bella; cantata para soprano, flauta de pico alto y bajo continuo (Alessandro Scarlatti, 1660 - 1725) / Triosonata en Mi menor para flauta de pico, cello y clavecín BWV 526 (Johann Sebastian Bach, 1685 – 1750) / Auf ehernen Mauern; cantata para soprano, flauta de pico alto y bajo continuo (George Philipp Telemann, 1681 - 1767). Encore: All’ombra di sospetto, RV678; cantata para soprano, flauta y bajo continuo (Antonio Vivaldi, 1678-1741).



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.