viernes, 7 de junio de 2013

HH Botellita de Jerez: El guacarrock ataca de nuevo




Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Luna misteriosa / 7 de junio, 2013 / Función única / 
2:00 hrs. de duración / Promotor: Paola Hernández Bribiesca 

David Cortés
Un observador poco atento pensaría que esta noche Armando Vega Gil, mejor conocido como El Cucurrucucú, y Francisco Barrios, El Mastuerzo se arrebatan el micrófono y no hay liderazgo en la banda; pero no es así, un set con Botellita de Jerez está marcado por el humor, el juego, la improvisación, el albur y el doble sentido. De no ser así, uno podría haber entrado a un templo y no a un festín en donde palabra y música tejen un nicho especial, sin importar que haya chistes que se han eternizado, pero aún funcionan.
Luego de quince años, la Botellita de Jerez Mark II (Vega Gil, Barrios, El Sr. González y Santiago Ojeda), alineación que funcionó de 1988 a 1997 y grabó cinco discos, regresa como antaño, incluso mejor, pues lo hace con más poderío y mayor musicalidad.

Y bien podría uno, mientras presencia la celebración de un rito azteca y ve cómo el Sr. González es despojado de su corazón, irse por la tangente y sumergirse en la risa; sin embargo, eso implicaría hacer de lado las sonoridades que esta noche recupera la banda después de vivir tres lustros como trío, formato bajo el cual nacieran, pero con el que nunca alcanzaron brillos como los desplegados esta noche.
También es una velada de paráfrasis porque hay citas a The Beatles y parodias a The Red Hot Chili Peppers (“El Santos contra la Tetona Mendoza”), visitaciones a Mike Laure y su rajita de canela y otros guiños sonoros que además de provocar risas, también hablan de la irreverencia de una agrupación que cumple treinta años sin amilanarse. Es un lapso en el cual han levantado muchos amigos y hoy los recuerdan cuando dedican “Luna misteriosa” a Rita Guerrero y a otros que se han ido recientemente, entre ellos Octavio El Sopas Espinoza.
Botellita de Jerez muestra los resabios del tiempo, las arrugas son pronunciadas, pero distan mucho de ser un colectivo acabado; hoy se muestran renovados (estrenan un par de temas), su trabajo instrumental es destacado, especialmente la presencia de Santiago Ojeda imprime otro colorido en su guitarra y en los teclados el Sr. González brinda un enorme colchón sobre el cual puede descansar esa sección rítmica ya longeva de Vega Gil y Barrios.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
No hay nada mejor que ir a un concierto con las expectativas bajas y salir de allí exultante. Hoy el cuarteto no ha obrado un milagro, simplemente se han reencontrado y eso lo han demostrado con creces en un set en el cual abundan los momentos divertidos, pero también los giros musicales. Una combinación que le ha dado a esta Botellita de Jerez ese sabor transgeneracional que muchos, viejos y jóvenes, hoy vinieron a disfrutar. 

Programa
El charrockanrol / Vamos a la alberca / La valona de la conquista / Return to Aztlán / Oh Denny’s / Guadalupe / Soy y no soy / El muchacho asfáltico / Niña de mis ojos / Vitamina T / ¡Saca! / Luna misteriosa / Domingo mi vida / ¿Te gusta a ti ese son? / Quiero darte un besito / Guacarrock de la Malinche/ El Santos contra la Tetona Mendoza / El laberinto de la soledad / ¡Alármala de tos! / El ropavejero.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.