domingo, 26 de mayo de 2013

Jenny & The Mexicats: Lluvia sobre el mar

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

26 y 28 de mayo, 2013 / Dos funciones / 
1:30 hrs. de duración / Promotor: Mauricio Abaroa 

Alejandro González Castillo
Es un domingo complicado allá fuera. Un par de equipos se disputan la copa del futbol mexicano en un duelo anunciado profusamente, y por si fuese poco el caos vial que esto trae consigo, una lluvia de proporciones bíblicas genera mares en las calles. Al tanto de las circunstancias, Jenny & The Mexicats agradecen a la audiencia su estoicismo con “Starting Something”, felices al descubrir que la disputa de un balón y unos cuantos relámpagos no fueron suficiente para detener a sus fans. 
Descalza, ataviada con un ligero vestido blanco y con la cabellera suelta, Jenny canta y toca la trompeta mientras Icho (contrabajo), David (percusiones) y Pantera (guitarra) la rodean. Fueron ella y el bajista quienes primero hicieron música juntos en Madrid, hasta que el guitarrista –quien antes había tocado rockabilly y punk con el de las cuatro cuerdas– se integró al dúo acompañado del percusionista, un viejo aliado en los escenarios flamencos. Finalmente, juntos grabaron un disco debut de título homónimo cuyo contenido es desmenuzado esta vez. 
“Verde más allá”, la tercera del listado, resulta ser la punta de una flecha que surca el aire, acompañada de su respectivo videoclip en las pantallas del Lunario. Dicho tema abrirá brecha en los medios masivos de comunicación; hoy es presentado como ‘una rolita’ que habla sobre una chava a quien no le gusta trabajar”.
Así como resulta difícil etiquetar la personalidad sonora del combo –una vez que éste echa mano de elementos propios de la llamada música electrónica, al igual que del flamenco, el pop, el rock, la cumbia y las tonadas rancheras–, el idioma tampoco toma una dirección clara, pues va del español al inglés e, incluso, opta por una mezcla de ambos en títulos como “Even It Out” y “Anthem Song”.
Respecto a los temas a tratar, el catálogo de historias va de las mascotas (“Sasha y Esteban”), los hooligans españoles (“UV House Mouse”) y los ex novios (“Me voy a ir”), a los modales de las damas más socorridas, quienes suelen responder a los nombres de Soledad (“Flor”) y Melancolía (“Freddy”).
“¡Échale güereja!”, grita Pantera una vez que la cantante prepara su aliento para ejecutar el último solo de la noche. Tras él, viene un abrazo entre músicos y una reverencia hacia su público, quien saldrá del lugar para encontrarse, apenas a unos cuantos semáforos de distancia, justo en la glorieta más importante de Paseo de la Reforma, con la fiesta provocada por los hinchas del equipo ganador.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
Para entonces, la lluvia habrá arreciado y las porras futboleras se confundirán con el sonido de las gotas al chocar con el pavimento. Pero no habrá impaciencia en sus rostros, pues aún escucharán la voz de la trompetista; ella los acompañará para hacer ligera la travesía: Y decían que la locura me iba a llevar, / y decían que esta canción no podría cantar. / Sonriendo mientras veía llover en el mar.

Programa
Strating Something / On The Hill / Verde más allá / I Will Go / Llueve en el mar / Heaven Knows / Sin mirar atrás / Me voy a ir / Sasha y Esteban / Freddy / Gold Reality / Hurt You Down / Anthem Song / UV House Mouse / Even it Out / Flor.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.