sábado, 13 de abril de 2013

Raphael: Por siempre divo

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional


Raphael en concierto / 13 y 14 de abril, 2013 / Dos funciones / 
2:50 hrs. de duración / Promotor: Ocesa Promotora S.A. de C.V.

David Cortés
“Esta parte del concierto”, dice un sudoroso Raphael, “la llamo Las joyas de la corona”. Acto seguido, el cantante, también conocido como El Divo de Linares, despliega una tanda de canciones que él ha llamado “las históricas” y que los asistentes, no perdiendo oportunidad de corearlas, consideran “las clásicas”.
Sean unas u otras, se trata de temas que están tatuados en los corazones de muchos habitantes de Iberoamérica; son composiciones en donde el amor y sus múltiples rostros han dejado su huella, temas que hablan de la fidelidad extrema, del dolor del desamor, de la pérdida y la ganancia; son canciones, en suma, imperdibles en cualquier concierto de Raphael.
Desde 2004, el cantante ha estado seis veces en el Auditorio Nacional, pero es ya un habitual de nuestro país. De hecho, en uno de los primeros instantes de la noche, él recuerda que México ha sido uno de los lugares donde siempre ha encallado: “como en el 66, en el 67, en el 68, en el 69, en el 70”, dice para beneplácito de varios quienes ahora recuerdan con emoción el que fuera su primer contacto con este señor a quien el tiempo no ha podido despojar de su elegancia.
Y es que esa característica no sólo se da en la pulcritud de la vestimenta, sino en la manera en la cual Raphael encara el show. Apoyado en un solvente quinteto (más un arsenal de sampleos de metales y coristas), el intérprete desgrana de entrada algunos de sus éxitos más conocidos, para luego combinarlos con material más actual; El rencuentro en directo (2012) y Mi gran noche (2013) son sus álbumes más recientes. Porque si algo tiene él, es que no obstante el paso de los años, se ha prometido no descansar en sus viejas glorias y ha procurado mantenerse vigente.
Evidentemente, composiciones ya clásicas y que ha cantado hasta la saciedad, requieren de nuevos vestidos para seducir no sólo a quien las interpreta, sino también a quien las escucha. En los arreglos de sus clásicos, encontramos visos de funk, ciertos giros jazzísticos, incluso hay momentos en que el todo se orienta hacia el rock (en un momento del set, incluso los Beatles son parafraseados); pero en general, la tendencia es hacia el pop, hacia la balada en su vertiente italiana y en la cual las paredes de cuerdas se olvidan para concentrarse en el piano y en las tinturas clásicas de éste.
Y lo que tenemos es la combinación exacta entre el frontman de experiencia y una orquesta que no cesa en su empuje y por instantes nos hace pensar que estamos en un centro nocturno. Es entonces cuando la transformación opera. Raphael ya no tiene la movilidad de hace muchos años y lo mejor es que lo sabe; pero no ha perdido ni un ápice de la clase y sus movimientos serán menos exagerados, pero su gestualidad es la de un actor, la de quien sabe cómo encantar a los asistentes. Ya sea con un baile de movimientos lentos, pero cargado de erotismo, ya sea con una mueca en donde es el dolor el que ha dejado su impronta, ora echando mano de su carisma, el español lleva a los presentes por diferentes estados de ánimo.
Sí, unas palabras de él bastan para encender el carro de los recuerdos y las miradas de sus fanáticos así lo indican. Los rostros dan cuenta de la cauda de historias que se almacenan en cada una de esas almas; pero no por ello se crea que el lugar está inundado de gente mayor. También están quienes aprendieron a conocer al Divo de Linares de la mano de la colección de discos de sus padres y que corean, con igual o más fervor, las canciones que marcaron a varias generaciones.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
Además, el cantante no escatima nada. Esta noche ha interpretado cuarenta canciones, se ha acercado a las tres horas de duración. En ningún momento ha hurgado en el costal de triquiñuelas para paliar el cansancio; no, él está en plena forma y tal vez allí, en ese detalle que varios de sus contemporáneos no consideran importante, radica su longevidad artística, un estado al cual ha llegado en plenitud y que los suyos, los propios y los extraños, como esta noche, están decididos a explotar.

Un legado inabarcable
Raphael nació en mayo de 1943, en Linares, provincia de Jaén, y debutó en 1962. Desde entonces no ha parado, como lo demuestra el que este 2013 ya ha editado una nueva placa. Pero su principal legado debe rastrearse en sus canciones, en los temas que han quedado indelebles en la memoria de sus fanáticos. Y no sólo han sido sus interpretaciones las encargadas de hacer perdurar dicha herencia; también han sido los covers que se han hecho de éstas.
Grupos como Fangoria o la Charanga Los Tocados han realizados versiones muy festivas de “Mi gran noche”. También Salvatore Adamo, Víctor García y Cox han grabado este tema. No importa el género, Raphael ha sido revisitado desde diversas ópticas, algunas de ellas muy atípicas. A “Digan lo que digan”, Javier Corcobado y Los Chatarreros de Sangre y Cielo le imprimieron tonalidades góticas; mientras a “Estuve enamorado” Los Glosters (un grupo de Tarragona), le pusieron acento yeyé. Por su parte, Los Soberanos dedicaron a la misma canción una mirada pop rock.
El pianista Enrique Chía hizo un acercamiento lounge a “Maravilloso corazón”, mientras “Yo soy aquél” recibió una rendida versión de parte del cantante Chayanne. También Rocío Jurado y Carlos Baute hicieron sus interpretaciones de “Cuando tú no estás”. No importa desde dónde, la cantidad de cantantes que se han acercado a Raphael forma una larga lista de la cual aquí apenas recogimos una muestra. (D.C.)

Programa
Intro - Yo soy aquél / Si ha de ser así / Mi gran noche / No tiene importancia / Los amantes / Despertar al amor / Digan lo que digan / Poco a poco / Hoy mejor que mañana / Cuando tenga mil años / Nada / Ella / La canción del trabajo / Provocación / Cuatro estrellas / Eso que llaman / Sexo sentido / Hablemos del amor / Estuve enamorado / Cuando tú no estás / Desde aquel día / Si no estuvieras tú / No puedo arrancarte de mí / Maravilloso corazón / Me gustaría pensar en ti / Naturaleza muerta / Adoro / Payaso / Nostalgias / Desde el fondo de mi alma / Por una tontería - Y fuimos dos / Hablo - Vive tu vida / Para volver a volver / Un día más / En carne viva / Escándalo / Ámame / Qué sabe nadie / Balada triste de trompeta / Yo soy aquél / Como yo te amo.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

buenas tardes yo quisiera saber si hay la posibilidad de conseguir el concierto de raphael que hizo en el auditorio nacional el 13 y 14 de abril del presente año gracias

Bitácora del Auditorio Nacional dijo...

Hola. Nosotros no grabamos los conciertos ni tenemos videos de sus presentaciones en nuestro escenario. ¡Saludos!

Iván Mateo Vivas Hernández dijo...

Hola. ¿Puedo tomar alguna foto para poner en una página web?
Gracias, esas fotos están increíbles.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.