martes, 9 de abril de 2013

Obsesión: El tango omnipresente

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Gira Pasión / 9 al 13 de abril, 2013 / Cinco funciones / 
2:00 hrs. de duración / Promotor: FUAAN Financiera S.N.C. 

Julio Alejandro Quijano
Un compadrito abre la puerta, la cual realmente no es una puerta sino una cortina atada con clavos a los muros. Se pagan cinco pesos argentinos, y a cambio se recibe un papelito, el cual no es el boleto de entrada a este cabaret bonaerense sino una oferta de amigas a domicilio. Y al margen, tres besos en rojo. Tras la cortina hay humo, olor a cerveza y cientos de parejas bailando “Recuerdo”. 


Como si fuera un eco transcontinental, ese tango de Osvaldo Pugliese suena también en el Lunario, foro capitalino en donde la entrada está a cargo de recepcionistas armadas con verificadores electrónicos. Se entrega el boleto y tras remontar las escaleras de duela, se encuentra un ambiente confortable, un centenar de mesas y un escenario en el que cuatro parejas marcan, caminan y enroscan el tango con precisión. 
Entre estas dos interpretaciones del mismo tema existen, en distancia, siete mil cuatrocientos kilómetros. En tiempo, casi cien años si se toma en cuenta que lo compuso Pugliese en Buenos Aires, en 1924, y que, según Jorge Luis Borges, forma parte “de la primera era del tango, esa que guarda resabios de la milonga, y que surgió en el ambiente del prostíbulo donde el niño bien calavera se codeaba con el rufián y el compadrito”. 
Tamara Bisceglia y Federico Paleo son las cabezas de una compañía de ocho bailarines y cuatro músicos que emprendieron este mismo viaje: salieron de Buenos Aires para hacer su primera gira mundial, cuya primera presentación es en México. Siete mil y pico de kilómetros para encontrarse con un público que, igual que ellos, tiene una sensual obsesión por este baile, en el que no hay distancia entre los cuerpos del hombre y la mujer. Y gozan cuando Bisceglia y Paleo ejecutan “Contrabajeando”, la memorable colaboración de Aníbal Trolio y Astor Piazzolla que suena en vivo con la banda de músicos dirigida por Fernando Marzan.
Luego, cada una de las parejas tiene la oportunidad de lucirse. Demuestran cuán lejos están de aquellos bailes milongueros de principios del siglo XX y cuán cerca se mueven de la perfección al montar coreografías a tangos de Cáceres, Piazzollla y Pugliese. “Están improvisando”, dice uno de los parroquianos al referirse a Carla Espinoza y Gerónimo Dorkas, la última de las parejas en presentar un solo con la música de “Nonino”, de Piazzolla, y que cruzan el escenario con una libertad que deja la sensación, efectivamente, de que obedecen no a una coreografía, sino al impulso de Leandro Ragusa, el bandoneonista del grupo. 
Cuando Bisceglia y Paleo decidieron fundar su compañía, la nombraron Obsesión. Y resumieron así la razón por la que el tango lleva más de un siglo en expansión. Encontraron en los bailarines Sara Gardan, Iván Terrazas, Carla Espinoza, Gerónimo Dorkas, Florencia Zárate y Guido Palacios a seis cómplices cuyo entendimiento es notorio en la última pieza del espectáculo, en donde las cuatro parejas se mueven con una libertad que Federico Paleo explica así: “Permitimos que los cuerpos estén en contacto todo el tiempo”. 
Al terminar, los ocho bailarines y cuatro músicos (Marzan, Ragusa, Estefanía Corsini y Ángel Bonura) respiran agitados y sonríen para recibir una ovación de pie. 

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
Pasión le pusieron de título a su gira internacional. Con esa palabra como bandera dejan el Lunario para embarcarse en un viaje más largo: dieciséis mil kilómetros para bailar en un festival de Kuala Lumpur, Malasia. Alargan así no sólo su pasión, sino también la del género que se acerca al siglo y medio de vivirse lo mismo tras la cortina de un antro lleno de humo y cerveza, que como espectador cómodamente sentado y gozando la estética de ocho profesionales.

Programa
Milongueando en el 40 / Recuerdo / Contrabajenado / Nonino / Lunfardo / Divagación / La yumba / Ciudad triste.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.