lunes, 29 de abril de 2013

Gente: El hogar convertido en museo

Foto: The National Theatre de Londres


National Theatre de Londres presenta / 29 de abril, 2013 / Función única /
 2:20 hrs. de duración / Promotor: FUAAN Financiera S.N.C. – Embajada Británica


Fernando Figueroa
Las ancianas Dorothy, Iris y June se enfrentan a la disyuntiva de realizar una venta de garage para tener dinero y así reparar su enorme mansión, o cederla al gobierno inglés para que sea convertida en un museo. En torno a esa anécdota, el dramaturgo Alan Bennett teje una hilarante y corrosiva crítica al thatcherismo (siempre tan oportuno el National Theatre), en cuya ideología todo tiene un precio.
Dorothy (una esplendorosa Frances de la Tour) desea conservar la casa y por ello se enfrenta no sólo a su hermana June (Selina Cadell) sino también a los representantes del Estado, para quienes no existe valor sentimental en los bienes raíces ni en los objetos personales. Con el cuchillo bien afilado, Bennett otorga toneladas de gracia y simpatía a Dorothy ―enemiga de que “la gente” se pasee por su hogar―, mientras que June es una obispa anglicana caracterizada por la frialdad.
Por su parte, Iris (Linda Bassett) parece estar a punto de la demencia senil, pero desde esa trinchera también lanza venenosos dardos contra el liberalismo económico. El crítico Michael Billington, de The Guardian, señala que “Gente plantea la intrigante posibilidad de una guerra entre dos NT: el National Theatre y el National Trust (el organismo oficial que rescata inmuebles)”; sobre todo si se toma en cuenta que el director de la obra es Nicholas Hytner, el mandamás creativo del organismo teatral.
Cuando parece inevitable la venta de la casa, se hace presente un antiguo enamorado de Dorothy, quien ahora se dedica a la producción de películas pornográficas y en un santiamén monta un set en la sala principal. El interés de ella no es económico, más bien desea que el desprestigio caiga sobre la mansión y eso ahuyente las buenas intenciones del gobierno. Finalmente, el Estado se apropia del inmueble y entonces se produce un instantáneo milagro escenográfico ante los ojos del espectador: lo que antes fue un espacio semiderruido, se transforma en una reluciente sala de museo, donde Iris y Dorothy son parte del decorado. El diseñador es Bob Crowley.
El crítico Charles Spencer, de The Telegraph, afirma que a los 78 años Alan Bennett no ha perdido nada de su travieso ingenio ni de su capacidad para mostrar situaciones ridículas, lo que se demuestra con decenas de carcajadas de parte del público británico, que muchas veces se ríe de sí mismo. Por supuesto, la diversión rebota en los sitios donde la obra se proyecta digitalmente porque en todos los países hay historias similares.
Con un poco de manga ancha, The Times le ha otorgado a Gente las anheladas cinco estrellas; otros medios, como The Guardian, The Independent y The Sunday Times sólo le dan cuatro, tal vez castigando un poco la forzada y larga escena de porno light.
La tercia formada por Alan Bennett, Nicholas Hytner y Frances de la Tour ya había mostrado su eficacia en la obra The History Boys (2006), que también fue llevada al cine por ellos mismos, y en The Habit of Art, comedia que fue vista en el Lunario, en mayo de 2010.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.