viernes, 15 de marzo de 2013

Raúl Ornelas: El hacedor de hits y cuadrangulares

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Mi lado izquierdo / 15 de marzo, 2013 / Función única / 
2:35 hrs. de duración / Promotor: Raúl Ornelas

Fernando Figueroa
Cuando platica, Raúl Ornelas se escucha con una voz muy parecida a la del cantante uruguayo Alfredo Zitarrosa o del actor cubano César Évora; por momentos, su acento parece venir de la isla caribeña, pero sus chascarrillos lo delatan como el chilango que es, aunque haya nacido en Arriaga, Chiapas, y pasado largas temporadas en el puerto de Veracruz y en Villahermosa. Cuando canta, su voz suena un poco menos grave, pero con el poder de encender una mecha que no se apaga en ciento cincuenta minutos.
A quien el nombre de este artista no le dice mucho, hay que decirle que es autor de temas interpretados por figuras como Alejandro Fernández (“¿Qué voy a hacer con mi amor?”), Manuel Mijares (“A la mitad de la cama”), Reyli Barba (“No era necesario”), Rocío Dúrcal (“Vete”), y un largo etcétera
La verdad es que muchos de sus éxitos los ha creado a solas, pero un buen número de ellos al alimón con amigos, varios de los cuales están aquí para subir en su momento al escenario. Inicia el desfile Jorge Guevara, quien es recibido con entusiasmo por la concurrencia, pero la euforia se sale de cauce cuando surgen Jaime Flores y Luis Carlos Monroy, el par de cantautores con los que Ornelas formó el desparecido grupo 3 de Copas.
Así que el concierto de un solista de pronto se transforma en un mini show de 3 de Copas, con igual número de interpretaciones. Ese segmento se cierra con “Amor mío”, una canción que medio México tarareaba cuando fue tema central de la telenovela Belinda (te me estás yendo como agua de río / estás aquí pero no estás conmigo / no te me vayas que te necesito / para sentir que sigo estando vivo).
El anfitrión afirma que falta la última sorpresa, que no es tal, porque antes de que se apagaran las luces muchas mujeres ya se habían tomado fotos con Reyli Barba, alguien que no puede pasar desapercibido entre las mesas por sus casi dos metros de altura. Ya en el escenario, Reyli suelta un elogio de gran peso: “Gracias a mi amigo Raúl, yo aprendí a escribir canciones”. Y para muestra basta “No era necesario”. 
Aunque el público quiere más de ese dueto, el gigante sabe que la noche es de Raúl Ornelas y lo deja a solas. Bueno, ni tan solo, porque Ornelas está acompañado de una banda sólida, comandada por Luis Contreras, mejor conocido como El Potro, quien toca el teclado, la guitarra, y de repente hace coritos juguetones.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
El pop con chisguetes de bolero domina la noche, así como letras en las que predominan el elogio o la diatriba contra la mujer, ese ente capaz de muchas cosas, como quitarle el sueño al más valiente, provocar una huelga entre las estrellas, ser el alma gemela de un soñador o herir un corazón que anda por el mundo con un curita a cuestas.
Ornelas sabe que sus fans no tienen llenadera, así que los complace hasta donde le es posible y se despide con “Manías”, el hit que Thalía convirtió en cuadrangular: Se te olvidó el aroma / y el eco de tu risa / se te olvidó llevarme / pedazo de mi vida.

Programa
Fin de semana / Como tú comprenderás / Huelga de estrellas / Extraño / Qué bendición / Manual de lo prohibido / No te espantes / Cómo quisiera / A punto de turrón / Discretamente / Con Jorge Guevara: Cuando te vi / Con 3 de Copas: Otra vez – Ayer pedí – Amor mío / Con Reyli: No era necesario / Hasta la camisa / Las cartas sobre la mesa / Lagartijas voladoras / Guapa / Mi media sandía / Quién te dio permiso / Esta vida / Cada vez que lloras / El riesgo / Manías.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.