jueves, 14 de marzo de 2013

Mike Stern & Band: La creación del silencio

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

14 de marzo, 2013 / Función única / 1:40 hrs. de duración / 
Promotor: Met Productions S.A. de C.V. – FUAAN Financiera S.N.C.

Fernando Figueroa
El bostoniano Mike Stern acaba de cumplir sesenta años, pero su agilidad en el escenario y la velocidad de sus dedos son las de un hombre joven; más bien, de alguien sin edad. Su virtuosismo es de los que producen un estado de gracia que se percibe en el ambiente; gracias a un mecanismo secreto, cuando él y sus colegas alcanzan las cimas más altas, dejan de oírse conversaciones, choques de vasos e incluso pisadas. Un pasmoso marco de silencio.
Al célebre guitarrista lo acompañan Steve Smith (ex baterista de Journey) y Tom Kennedy (“uno de los mejores bajistas con los que he tocado en toda mi vida”, según Stern). Básicamente, interpretan temas de All Over the Place (Heads Up International, 2012), un álbum que ha generado una cascada de elogios por parte de la crítica especializada.
Por ejemplo, en Bass Player se lee: “¿Te gusta el jazz? Te gustará Mike. ¿Te gusta el funk? Te gustará Mike. ¿Te gusta el rock? Te gustará All Over the Place, el bien nombrado nuevo disco de Mike Stern, imposible de ubicar en una sola categoría porque es música ecléctica, inspirada e irresistible”.
En el mencionado álbum hay un ejército de colaboradores de peso completo como Chris Potter, Richard Bona, Esperanza Spalding, Dave Wekckl y el aquí presente Tom Kennedy, a quien esta noche le toca representar un papel discreto porque Dave Smith y Mike Stern son extrovertidos por naturaleza y les encantan los fuegos artificiales.
Mike Stern es un carismático líder que ha llegado a esa posición luego de una trayectoria muy sólida, en la que destaca su alineación en célebres grupos como los de Miles Davis y Jaco Pastorius, así como en Yellowjackets y Blood, Sweat and Tears.
Curiosamente, cuando le preguntan cuáles son sus principales influencias musicales, Stern menciona a personajes como Charlie Parker, Sonny Rollins, John Coltrane y “por supuesto”, Miles Davis; suele agregar: “La verdad es que intento sonar como músico de viento”. También se refiere con veneración a sus pares Jimmi Hendrix, Eric Clapton y B.B. King, cuyo espíritu está presente en el Lunario.
El rostro de Stern parece la encarnación de una carita feliz; la mayor parte del tiempo sonríe, seguramente como una expresión del gozo que siente al acariciar las cuerdas. Con generosidad permite que Smith ejecute frenéticos solos, que causan conmoción en la audiencia, así como hondas y prolongadas intervenciones de Kennedy.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Finalizado el concierto, Smith y Kennedy se retiran a los camerinos, mientras Stern se planta en la salida para firmar portadas de All Over the Place. A los fans les dice que son “un gran público” y pregunta reiteradamente si “todo se escuchó bien”. Es un perfeccionista hiperactivo que cuando no está en gira toca lunes y jueves en el 55 Bar de Nueva York, un sitio en donde seguramente logra que dejen de oírse conversaciones, choques de vasos e incluso pisadas que no sean las de su instrumento.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.