viernes, 22 de febrero de 2013

El Consorcio: Nostalgia, actualidad y flirteo

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Noche de ronda / 22 y 23 de febrero, 7 de marzo, 2012 / 3 funciones /
 1:35 hrs. de duración / Promotor: Erre Ele Producciones S.A. de C.V.

David Cortés
La magia del directo. ¿Cuántas veces, ya sea fortuita o intencionalmente, nos hemos topado con estas voces? En radio, en televisión, siempre se les escucha prístinas, educadas, innegablemente bellas. En concierto, las nubes del ensueño aparecen y entonces uno se percata de que las posibilidades de estas gargantas, las de El Consorcio, van más allá de la dulzura. Lo suyo está en conmover a partir de su encanto y no meramente como un acto de nostalgia.
Un día, Mocedades desapareció, pero no la inquietud de seguir en el canto, de entretejer las voces y crear asombro con las armonías vocales; fue así, como en una reunión de amigos, nació El Consorcio, al amparo de esa etimología que dice que se trata de una asociación de personas que tienen un propósito común.
Esta noche, Sergio está ausente, pero Amaya, Estíbaliz, Iñaki y Carlos presentan Noche de ronda, su más reciente trabajo discográfico, un homenaje a la música de compositores mexicanos. Claro, todo arropado en arreglos donde abundan los ritmos latinos, el jazz y el folk, porque si bien la agrupación se ha movido siempre en los terrenos de la canción romántica y la balada, es innegable que su fuente de inspiración está en grupos como The Mamas & The Papas o en los trabajos de bandas folk inglesas como Fairport Convention o la solista Sandy Denny.
Tal vez por eso, a manera de declaración de principios, el tercer tema de su set es “California Dreaming”, canción que en sus voces adquiere un contenido aún más cálido. Desde ese momento, El Consorcio, apoyado en batería, bajo y piano, comenzará un trayecto por lo más representativo de un repertorio construido en veinte años de carrera.
Así, la sucesión por composiciones de Armando Manzanero, Juan Carlos Calderón o José Luis Perales, se convierte en el pretexto idóneo para el flirteo, la connivencia, la complicidad erótica; pero también como un homenaje a la música, al arte del canto, porque hay un momento en el que los instrumentos son dejados a un lado, salvo la guitarra ejecutada por Carlos, y todo se desarrolla a capella.


Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
Es entonces, cuando el trabajo vocal de El Consorcio se agiganta y separa del de otras entidades similares. En medio de ese brillo llega el encore, mismo que es recibido de pie por una audiencia que ha sido convocada por la nostalgia de esos temas que perlaran su juventud, pero que con el tiempo han ganado estatura para convertirse en joyas de la música popular hispanoamericana.

Programa
El vendedor / Piel – Búscame / California Dreaming / La otra España / Palabras de amor / Guitarras de media noche / Cantinero de Cuba / Cucurrucucú paloma / Frenesí / Paloma negra / Tómame o déjame / Secretaria / Un viejo amor / Pequeñas cosas / Quién te cantará / Esta tarde vi llover / La llamaban loca / Dónde estás corazón / Eres tú / El chachachá del tren / Desde que tú te has ido / Amor de hombre / Eres tú (bis).


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.