domingo, 9 de diciembre de 2012

Orquesta Sinfónica de Minería: La primera preposada

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Concierto de Navidad con grandes coros y orquesta / 9 de diciembre, 2012 / 
Función única / 2:00 hrs. de duración / Promotor: FUAAN Financiera S.N.C.

Fernando Figueroa
La primera preposada del 2012 en México tiene lugar en el Auditorio Nacional, con miles de peregrinos y el tenor Dante Alcalá cantando esta estrofa: En nombre del cielo / os pido posada / pues no puede andar / mi esposa amada. Claro, alargando las vocales que todo mundo sabe cuáles son. La respuesta proviene de casi trescientos coristas: Aquí no es mesón / sigan adelante / yo no debo abrir / no sea algún tunante.

La música para ambos bandos proviene de la Orquesta Sinfónica de Minería, dirigida por el maestro sueco-alemán Carlos Spierer, quien esta noche no se limita a mover la batuta con maestría sino también a bromear cada vez que puede. Y puede muy seguido.
Una niña que está sentada en el área de balcón les pregunta a sus papás qué quiere decir la palabra tunante. Los adultos se voltean a ver con cara de what?, y terminan por aceptar que no lo saben, a pesar de que tienen años de decirla antes de romper las piñatas. Tal vez llegando a casa consulten el diccionario y vean que es un sinónimo de bribón.
Por eso, los de adentro no dan su brazo a torcer y se niegan a abrir la imaginaria puerta. No les importa que los de afuera digan: No seas inhumano / tennos caridad / que el Dios de los cielos / te lo premiará. Incluso amenazan con apalear a los intrusos si acaso no se retiran.
La “Posada mexicana” sirve para generar el momento más festivo de la noche, pues Carlos Spierer ya tomó partido por los de adentro, que vienen siendo sus 90 instrumentistas y seis agrupaciones más: Grupo Coral Cáritas, Coro Convivium Musicum, Coro de la Facultad de Ciencias, Coral Ars Iovalis de la Facultad de Ingeniería, Coro de la Facultad de Filosofía y Letras y Coro ProMúsica.
Finalmente, cuando los de adentro se enteran que los visitantes son José y María, futura madre del Divino Verbo, ofrecen su morada con gozo y humildad.
Aunque la mayor parte del público ha llegado atraído por la combinación de coros y orquesta ―que resulta estupenda―, también hace clic de inmediato con Dante Alcalá, quien posee una voz muy expresiva y gran carisma. Tal complicidad no sólo se da en la “Posada mexicana” sino en todas las intervenciones del tenor tapatío.
En una parte del concierto, Alcalá deja el smoking en su camerino y regresa al escenario con un jorongo; de esa manera patentiza la mexicanidad de autores como Miguel Bernal Jiménez, Gerardo Meza y Miguel Prado. Tal indumentaria también sirve para que Carlos Spierer le reclame festivamente, con señas, el rompimiento del protocolo.
El programa le da gusto a todos, pues incluye temas populares que la gente puede cantar, fragmentos instrumentales de la Suite de El Cascanueces, y el relajo desbocado de “Viaje en trineo”, cuando todos los artistas se colocan gorros de Santa Claus (incluso Spierer); los trompetistas son la excepción porque ellos tienen cabezas de burro y rebuznan con ayuda de sus instrumentos.
“Noche de paz” enchina la piel y genera un ambiente de concordia, el mismo efecto que produjo cuando fue cantando en los frentes de batalla, durante una tregua navideña en la Segunda Guerra Mundial (1914).

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
Dante Alcalá conmueve hasta el tuétano en “Pueri Concinite” y “Cantique de Noël”. El colofón resulta conmovedor, cortesía de Händel: “Aleluya”, de El Mesías, aunque hay triple encore con la repetición de “Los Santos Reyes”, “Viaje en trineo” y “Adeste Fideles”, esta vez con los contrabajos dando vueltas sobre su propio eje.
En un par de horas hemos recorrido el mundo gracias al variado origen de los compositores y su singular forma de festejar la Navidad: Leroy Anderson, Katherine K. Davis, Johann F. von Herbeck, Tchaikovsky, Adolphe Adam, John Francis Wade, Händel. La gente sale feliz del recinto, incluso la niña que quisiera saber el significado de tunante. Ahora pregunta “¿dónde viven todos los que cantan?”

Un gran elenco
• La Orquesta Sinfónica de Minería (OSM) se fundó en 1978 y desde entonces ha ofrecido alrededor de quinientos conciertos en México y el extranjero. Su actual director es Carlos Miguel Prieto. 
• Carlos Spierer actúa esta noche como director huésped, pero fue titular de la OSM de 2002 a 2005. Estudió violín en la Universidad de Houston y dirección orquestal en el Conservatorio de Música de Hamburgo.
• Dante Alcalá ha cantado en todos los escenarios importantes de México y en recintos de otros quince países de América y Europa. Participó en el Klassik Open Air con la Orquesta Filarmónica de Nuremberg, en un concierto para sesenta mil personas.
• Los coros de las facultades de Ciencias, Filosofía y Letras e Ingeniería pertenecen a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y son dirigidos por Eduardo Hernández, Enrique Galindo y Óscar Herrera, respectivamente.
• El Grupo Coral Cáritas es un proyecto del Centro Juvenil de Promoción Integral A. C. Se inició en 2000 y está integrado por mujeres adolescentes de comunidades vulnerables de la ciudad de México. Las dirige Carlos Alberto Vázquez.
• El Coro Convivium Musicum tiene cuatro décadas de existencia y fue dirigido durante veinticinco años por la maestra Erika Kubacsek. Desde 2001, Víctor Luna está al frente de esta agrupación.
• El Coro ProMúsica se creó en 1985 y actualmente lo dirige Samuel Pascoe Aguilar. (F.F.)

Programa
Festival de Navidad / El niño del tambor / Alegres pastorcillos / Pueri Concinite / Popurrí de villancicos tradicionales / Navidad Guadalupana / Suite de El Cascanueces / Cantique de Noël / Adeste Fideles / O Tannenbaum / Viaje en trineo / Noche de paz / Posada mexicana / Aleluya (El Mesías).


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.