domingo, 2 de diciembre de 2012

Diego Verdaguer: Nostalgia y vigencia

Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional



Juego de valientes / 2 de diciembre, 2012 / Función única / 
2:30 hrs. de duración / Promotor: Diam Music S.A. de C.V.

Rosalinda Palomeque
En su sonrisa se nota la satisfacción. Diego Verdaguer hace de la noche una fiesta, viaja de Argentina a México, rememora la década de los setenta cuando cosechó sus primeros éxitos, presenta nuevas canciones, recuerda a los amigos y comparte con la familia.

Se notan en él las ganas de agradar, de dar y compartir. Cuenta pasajes de su vida, de la presente, que comparte con su esposa Amanda Miguel y su hija Ana Victoria, de la pasada en su natal Argentina.
Anuncia, queriendo jugar con un doble sentido, que hará cosas nunca vistas, para enseguida aclarar: “no voy a quitarme la camisa”; como respuesta recibe una exclamación de desilusión.
Lo que sí hace Diego es tocar el ukelele, pedir permiso para introducir las canciones de su nuevo disco Juego de valientes, compartir sus historias más importantes e interpretar los anhelados éxitos. El primero en llegar es “Nena” y le sigue “El paradiscos”. Esta inyección de pasado surte efecto; con una sonrisa, el artista afirma: “Y yo sigo aquí, cantando estas canciones”.
Enseguida destaca su interés por estar a la vanguardia y presume que escribió con su hija Ana Victoria y con Samo, integrante del grupo Camila, la canción “No volverás”.
Justo a mitad de la fiesta, Diego sorprende cuando interpreta “Ella”, la canción de José Alfredo Jiménez también conocida como “Me cansé de rogarle”; es un recuerdo de la niñez, cuando a la sombra de un ciruelo, cantando, soñaba con hacer carrera.
Dicen que el que no arriesga no gana. Medio siglo después, con un largo camino recorrido a cuestas, vuelve a jugársela; esta vez, alejado de su estilo pop romántico, canta acompañado de un mariachi y pasa la prueba. Una canción no le basta y da rienda suelta a su repertorio de música regional mexicana, los temas que le produjo Joan Sebastian y que incluyó en su disco Mexicano hasta las pampas.
Entre canciones y anécdotas, se descubre que para el cantautor de sesentaiún años hay dos cosas importantes en la vida: la familia y los amigos, para ellos escribe y con ellos comparte.
Realiza un homenaje a dos compositores recién fallecidos: el argentino Leonardo Favio, de quien canta “Llovía, llovía”, y el español Juan Carlos Calderón, a quien recuerda con la canción que escribió con Miguel Bosé, “Te amaré”.
Después da su lugar a Ana Victoria, quien presenta su nuevo proyecto. Ana canta con papá “Yo no lloro por llorar”; luego a dueto con Erick Rubín “Simplemente amor”, tema emblemático en la carrera y en la vida personal de sus padres. 
Finalmente, a solas, interpreta “Mi buen corazón”; en el escenario disfruta el papá, y en primera fila la madre, emocionada hasta las lágrimas, sigue la letra de la canción. 
Con Verdaguer no hay medias tintas, dice lo que piensa, hace lo que quiere. Así que cuando invita a Amanda Miguel a subir al escenario, no tiene empacho en reclamar lo mucho que se tarda o en revelar que “lo mismo hace cada vez que vamos a salir”.
A su esposa le regala piropos y mientras llega canta a capela unas estrofas de “Volveré”, y luego le dedica “Invencibles”. 
Cuando Amanda aparece, afirma que nada estaba preparado: “yo no iba a cantar”, pero Diego la ataja: “esta es una fiesta para todos los que vinieron y también es una fiesta de la familia”, le entrega el escenario y un público que se deja contagiar con la teatralidad de la intérprete, quien ofrece “Las pequeñas cosas” y “Él me mintió”.

Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional
Diego dice que llegó la hora de bailar, pero también de reflexionar. Después de cantar “La ladrona” y “¿Usted qué haría?”, confiesa que se refleja en un pensamiento de Lucho Gatica: “La música, si no tiene un poquito de poesía, no tiene valor”, que sirve de presentación a “Juego de valientes”.
Como un migrante más, interpreta “Volveré”, la canción que dedica a aquellos que tienen que dejar su tierra y prometen regresar, aunque sepan, cómo él, que nunca lo harán. 

Un argenmex distinguido
Se llama Miguel Atilio H. Boccadoro Verdaguer Hernández, pero lo conocen como Diego Verdaguer. Nació en Buenos Aires en 1951 y lleva décadas de estadía en México, país en el que afianzó una carrera que inició cuando él era un niño y formó parte del dueto Reno y Rino.
El éxito no le dio la cara desde el primer momento, su primera grabación Lejos del amor sonó en Argentina y su primer triunfo lo cosechó con el tema “Yo, solamente yo”.
A partir de 1970, después de su participación en el Festival OTI que se realizó en México, el nombre de Diego Verdaguer se empezó a escuchar a nivel continental, pero se afianzó años después al grabar “Volveré”, su primer éxito internacional.
La idea de afincarse en México y tomarlo como sede de carrera artística fue de su apoderado Hugo López, quien le consiguió un contrato con una disquera local.
La década de los ochenta fue la época dorada para Diego, una etapa prolífica en la que trabaja en combinación con la compositora Graciela Carballo. Por esos días también conoció a Amanda Miguel, cantante y compositora, quien se convierte en su esposa y con quien tiene una hija: Ana Victoria.
El trabajo rindió frutos al conseguir triunfos en Estados Unidos, España e Italia, donde se escucharon “La ladrona”, “Que sufras más” y “Creo solamente en ti”.
La siguiente década se dedica a producir los discos de Amanda Miguel, con quien graba el tema “Simplemente amor”. Después de un largo descanso discográfico, en 2009 regresa con Mexicano hasta las pampas, con el que se acerca a la música regional mexicana.
Actualmente, Diego presenta Juego de valientes, disco que contiene el tema “Pídeme”, utilizado en la telenovela Una familia con suerte y con el que se volvió a colocar en las listas de popularidad. (R.P.)

Programa
La mantequilla / Marinero / Nena / Quién de los dos será / No volverás / El pasadiscos / Nadie nos dijo / Huellas en mí / Ella (Me cansé de rogarle) / Mentiras bonitas / Ventana del alma / Todos mentimos / Voy a conquistarte / Llovía, llovía / Te amaré / Pídeme / Con Ana Victoria: Yo no lloro por llorar / Ana Victoria y Erick Rubín: Simplemente amor/ Ana Victoria: Mi buen corazón / Amor verdadero / Volveré / Venecia sin ti / Invencibles / Amanda Miguel: Las pequeñas cosas y Él me mintió / La ladrona / ¿Usted qué haría? / Qué sufras más / Corazón de papel / Juego de valientes / Volveré (bis).


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.