lunes, 12 de noviembre de 2012

Robert Plant: La leyenda continúa

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

12 de noviembre, 2012 / Función única / 1:35 hrs. de duración /
 Promotor: OCESA Promotora S.A. de C.V.


David Cortés

Reiteradamente, Robert Plant se ha negado a sumarse a la idea de reunir a Led Zeppellin para salir de gira. Aunque aduce diferentes razones, siempre es la muerte del baterista John Bonham (25 de septiembre de 1980), el argumento principal. Sin embargo, eso no implica que el cantante niegue su pasado; sabedor de lo difícil que es ir contra el peso de una leyenda, Plant parece haber encontrado la perfecta amalgama entre el presente y el pretérito.
Hoy, mientras canta “Spoonful” en una versión que desdibuja el original hasta hacer con el esqueleto de un viejo tema una nueva canción, Plant deja asentado que lo suyo es un desplazamiento continuo por el espacio y el tiempo. No en balde su banda —Justin Adamas, guitarra; John Baggott, teclados; Liam Tyson, guitarra; Dave Smith, batería y percusiones; Billy Fuller, bajo; más el griot Juldeh Camara— responde al apelativo de Sensational Space Shifters, algo así como los Sensacionales Maquinistas del Espacio.
Si esto no fuera suficiente, al fondo del escenario aparece el póster promocional de la gira en donde un Plant muy joven mira de frente. No es un acto de patética nostalgia; tampoco es que el vocalista viva del ayer. Como lo sabe la mayoría, una vez disuelta esa nave nodriza que un día fuera uno de los baluartes del hard rock, Plant emprendió una trayectoria como solista que, no obstante las tentaciones y las fabulosas sumas ofrecidas, ha mantenido inalterable.
En el trayecto ha mutado, pero en años recientes su música ha mirado a Nashville y otros territorios sureños como lo dejó asentado en su colaboración con Alison Krauss y en el reciente Band of Joy. Pero hoy, Plant elige la sorpresa. Su rostro, un arrugado mapa donde se lee sudor, exceso, tristeza, alegría y dolor, tiene ese don del convencimiento; su voz se escucha sólida y con la suficiente potencia a pesar de los años, pero su mente se mantiene abierta, lista para encarar los retos.
El ex frontman de Led Zeppelin retoma algunas canciones del repertorio de la legendaria banda; pero las desfigura para hacer versiones que se escuchan diferentes, más vivas. Cuando no echa mano de los sonidos de la música del mundo, recurre a la electrónica y cuando ésta resulta obsoleta, regresa a la sicodelia.
Seguramente Robert Plant, al igual que Robert Johnson, tiene pacto con algo semejante al demonio. Por lo menos tiene el secreto de una buena sonorización, porque toda la noche, sin excepción, la música se escuchó con nitidez y con una potencia inusual.
Sí, el artista visita canciones de Led Zeppelin, pero lo hace de forma inusual; se adentra en ellas hasta volverlas irreconocibles. Y es que, en medio de cada una de ellas, Plant integra el quehacer del griot oriundo de Gambia, Juldeh Camara, quien imprime, con su banjo (kologo) y su violín (ritti) africanos, sonoridades extrañas, místicas.
Esa música que crece y se eleva hasta tocar lo divino, rememora aquella experiencia que el propio Plant compartiera con Jimmy Page en un álbum titulado No Quartet, en donde el trabajo del cuarteto se impregnó del misticismo y el exotismo de la música de Medio Oriente.
Así fluye el concierto, en medio de un rock potente, pero que al mismo tiempo es una mirada abierta y seductora a las músicas provenientes de África y que Plant y compañía logran amalgamar de excelente forma.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

El encore es de antología, no sólo por los despliegues de folk que aparecen en “Going to California”, sino porque el éxtasis arriba con “Rock and Roll”, ese himno que es sinónimo de estamina, pero al mismo tiempo resulta una declaración de principios, una reafirmación de que no obstante el paso del tiempo, esta música se mantiene viva y puede sonar igual de fresca y espontánea como cuando tuvo su génesis.


La vida en el Zeppelin
No fue fácil una reunión, pero el 10 de diciembre de 2007, 18 mil espectadores se dieron cita en la Arena O2 de Londres, Inglaterra para presenciar la reunión de tres de los integrantes originales de Led Zeppelin (Jimmy Page, John Paul Jones, Robert Plant), más Jason Bonham (hijo de John) en la batería, en un único concierto que este mes ha sido editado en CD/DVD y Blue Ray bajo el título de Celebration Day.
La vida en este Zeppelin, cuenta Plant a la revista Mojo en su edición de diciembre de 2012, nunca fue sencilla y siempre estuvo rodeada de tensión: “Éramos realmente buenos y eso significaba que nadie debía dominar y que todos queríamos imponer nuestro punto de vista o señalar la dirección en la cual avanzar”.
Ese 10 de diciembre, una vez terminado el concierto, Robert Plant huyó en cuanto éste acabó, “espantado” ante la idea de que en medio de la euforia aceptara la realización de un tour mundial: “Sólo quería escapar, tomarme media botella de vodka y despertar en otro mundo por eso que se estaba acumulando, toda esa especulación que se atravesaba en el camino. No era como cuando tocábamos una matiné en el Fillmore un sábado por la tarde”.
Esa noche, Plant constató que su idea de continuar en el rock and roll estaba por el lado de la vida en solitario y no en una gira con sus ex compañeros que le redituaría económicamente, pero no le proporcionaría nada artísticamente: “Lo mejor, me di cuenta, es que se trata de una energía diferente. Es igualmente creativa, pero las expectativas son distintas y me permite dignificarme en lo que hago por mí mismo y dentro de mí […] Lo mejor de todo para nosotros tres y Jason —y probablemente por Jason— fue que en realidad funcionó”.
La reunión duró unas horas y ahora ha quedado plasmada para la posteridad. Porque no obstante los buenos recuerdos del vocalista en la banda, regresar a esa vida ahora es imposible. Cuando se le cuestiona acerca de repetir la historia, Plant contesta lacónicamente: “Todo está en el aire, ¿no es así?” (D.C.)


Programa
Tin Pan Valley / Another Tribe / Friends / Spoonful / Somebody Knocking / Black Dog / All the King’s Horses / Bron-Y-Aur Stomp / The Enchanter / Four Sticks / Ramble On / Funny in My Mind (I Believe I’m Fixin’ to Die) / Whole Lotta Love / Going to California / Rock and Roll.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.