viernes, 16 de junio de 1995

Lucero: XV años de carrera artística

Foto: Colección Auditorio Nacional

16 y 17 de junio, 1995 / Dos funciones / 2 hrs. de duración / Asistentes: 18,000 

Ya cumplió 15 años de carrera, sobre todo como cantante, pero también como actriz y aunque ya dejó de ser niña (y dejó atrás el diminutivo), Lucero es aún increíblemente joven. Con suficientes tablas y una voz muy bien trabajada, tiene el mundo por delante para seguir disfrutando de sus talentos.
Formó parte, como Luis Miguel, de una generación de artistas-niños lanzados en los 80; empezó a cantar a los 10 años y tan sólo a los 13 se convirtió en la estrella, más bien la “chispita”, de una famosa telenovela. Lo importante es que su carrera no fue de niña meteoro, sino de alguien que ha trabajado mucho y por lo tanto, sigue luciendo (valga el adjetivo) y creciendo como mujer y artista. Por su belleza y simpatía goza de un amplio público que la quiere y que la ha nombrado Novia de América. Desde 1992, fue invitada a participar en Viña del Mar, para convertirse en la Reina del Festival. En 1994, tuvo la suerte de compartir el escenario, ahí, con el gran Plácido Domingo. Hoy tiene, como parte de su amplia agenda en actividades, una próxima invitación a grabar con él un bolero: “Lo que me gusta de ti” (de Jorge Avendaño)… 

Sus 15 años musicales, los quiso festejar en el teatro más grande, en el Auditorio Nacional, bajo una lluvia de fuegos artificiales y serpentinas, llevándose una prolongada ovación de cerca de 10 mil espectadores que la hizo llorar: “…y luego todavía me preguntan si quiero ser artista…”, dijo emocionada. Mostró su versatilidad, abordando géneros distintos: balada romántica, música pop, ranchera y hasta grupera, acompañada de ocho músicos (piano, teclados, 2 sax, trompeta, guitarra, batería, percusión), una orquesta de cuerdas, 5 coristas y 5 bailarines. 
Dedicó la primera parte de su espectáculo a nuevos temas de su última y muy exitosa producción Siempre contigo: “Siempre contigo” / “Te extraño tanto” / “Déjame ir” / “Fotografiarme” / “¿Quién soy yo?”… 
En la segunda parte (más extensa), apareció la Lucero más aplaudida, la intérprete de música vernácula que sabe portar con orgullo el traje de charra: en esta ocasión era blanco, muy luminoso y elegante. Cantó temas como: “Y volveré” / “Corazón de roca” / “El Sinaloense” / “Te llevo dentro de mi corazón” / “Se me olvidó otra vez” / “Me estás quemando” / “Que no quede huella” / “Tristes recuerdos” / “Llorar” / “Si nos dejan” (dijo que era su preferida) / “Te acordarás de mi”. Y mostró ser una charra muy feminista, pues gritó “¡Vivan las mujeres! ¡Viva México! y luego, de plano confesó: “estoy convencida de que los hombres son más gachos que las mujeres…” Pero nadie pareció ofenderse, pues le siguieron gritando piropos y sin censura: “mamacita”, “mi reina”… Ante el entusiasmo del público, se aventó una “Macarena” improvisada, todavía en compañía del Mariachi 2000 de Cutberto Pérez.

Foto: Colección Auditorio Nacional
Luego volvió a lucir, como al principio, un mini vestido muy coqueto para hacer un recorrido de sus éxitos en un largo popurrí: “Fuego y ternura” / “Siempre te seguiré” / “Todo el amor del mundo” / “Corazón a la deriva” / “Millones mejor que tú” /. Terminó con un vestido largo y negro, muy sexy como otros de sus viejos y nuevos éxitos: “Cuéntame” / “Tanto” / “Otra noche sin ti” / “Sobreviviré” / “Vete con ella” / “Caso perdido” / “Ya no” / “Electricidad”… Durante todo el concierto mantuvo un diálogo con su público y lo hizo cantar, incluso formando dos inquietos y divertidos “coros” aparte: las mujeres y los hombres. Al final, no la dejaban ir, así que regresó dos veces más para: “Palabras” y “Veleta”. 

TRIVIA 
Habla Lucero: 

“Yo nunca me he fijado la meta de ser la número uno ni la cien, sino simplemente ser la mejor dentro de lo que hago. Hacer lo mejor posible por dar mi ciento por ciento…” 
“Para mi una de las cosas más importantes fue Chispita, porque tenía 12 años y comenzaba mi carrera en ese tiempo… al principio deseaba más ser cantante, y empecé cantando en Alegría de mediodía”. 
“[Mi madre] es mi máximo ejemplo. Mi mejor amiga, guía y compañía… Siento que lo que hasta ahora tengo es en gran parte gracias al buen manejo que ella me ha dado” (su madre ha sido su productora y guía).


1 comentario:

Anónimo dijo...

Precisamente hoy pero #Hace20años estuve por primera vez en el Auditorio Nacional
En el show de La Novia de America, mi Lucero
Una experiencia inolvidable @MX_MRC

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.