viernes, 2 de noviembre de 2012

Jenni Rivera: Luchona y entregada

Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional

Joyas prestadas / 2 de noviembre, 2012 / Función única / 
3:20 hrs. de duración / Promotor: Ricardo Ortega


Fernando Figueroa

Jenni Rivera pertenece al pequeño club de artistas que se vacían sobre el escenario, y por eso el público sale de sus conciertos con la sensación de que la Gran Señora desquitó con creces el precio del boleto. No importa que ella se despida minutos después de la medianoche y que ya no haya transporte subterráneo para regresar a casa.
Todo mundo permanece en su sitio hasta el final porque quieren escuchar otro tema y un insulto más contra ellos. Por eso no es raro que en las butacas haya apenas un hombre por cada tres mujeres, y los pocos varones que se atrevieron a venir no dicen ni pío. Esto es un acto de lapidación y ajuste de cuentas.
La Diva de la Banda no sólo ofrece un show con casi medio centenar de canciones, también da una especie de conferencia de prensa ante diez mil fans que quieren saber cuál es su estado emocional, tras la disolución matrimonial.
Jenni dosifica los comentarios acerca de su vida personal; los utiliza cual comodines en un juego de póquer y siempre sale triunfadora. Canta cinco o seis temas sin interrupción y, de pronto, ahí está la confesión, la frase punzante, el chascarrillo, la ironía, el sarcasmo.
Aquí, casi todas las damas quieren ser como ella: independientes, enamoradas, valientes, dominadoras, fuertes ante la adversidad. Jenni es su Juana de Arco. “Gracias por levantarme cuando estoy caída, gracias por el cariño en este momento tan importante para mí”, dice Rivera entre un tema y otro, y la respuesta no se deja esperar: Je-nni-Je-nni-Je-nni-Je-nni.
Con mímica y dedicatoria personal da a entender que batea el pasado y las experiencias amargas, y de repente introduce frases agresivas que no son parte de las letras de las canciones. Sus cómplices la festejan porque ella no sólo ventila asuntos personales, también, y sobre todo, es una intérprete excepcional.
Las principales influencias de Jenni Rivera están a la vista: Lupita D’Alessio, Paquita la del Barrio, La Tesorito y Lucha Reyes. Sin embargo, la Diva ha asimilado ese explosivo coctel para transformarlo en una propuesta con sello personal, inconfundible, único, más el sabor festivo de la banda sinaloense.
Al preguntarle a una de sus fans por qué le gusta tanto Jenni Rivera, contesta sin dudar: “Por luchona”.
Luchona en el caso de la Gran Señora significa que, siendo adolescente, tenía que levantarse a las cinco de la mañana para instalar un puesto de casetes, que era el negocio familiar. En esa época, ella y sus hermanos peleaban al elegir qué música poner para atraer a los clientes.
Jenni se inclinaba por éxitos de Marisela, Ednita Nazario, Isabel Pantoja, Olga Tañón, Rocío Dúrcal, Lucha Villa, Dulce, Lupita D’Alessio, Yuri. Y son precisamente esos temas los que conforman el álbum doble Joyas prestadas (2011), que da título a su actual gira. Es así como desfilan “Detrás de mi ventana”, “Así fue”, “Lo siento mi amor”, “Como tu mujer”, “A que no le cuentas”, “Señora”, “Resulta”, entre otros.
Con este material, base del concierto, Jenni Rivera alcanza otra magnitud y es capaz de mantener la tensión durante doscientos minutos continuos. Sólo abandona tres veces el escenario para cambiar de vestuario y darle una oportunidad al joven Ricardo Yocupicio, de La Voz… México, quien interpreta “El final de nuestra historia”.
En la mayor parte del show, a Jenni la acompaña la poderosa Banda Divina, aunque también hay un segmento pop-acústico, y otro con mariachi. Es un banquete con aperitivo, entrada y tres tiempos de platos fuertes; suficiente como para complacer a los fans más aguerridos y a los cronistas más escépticos.

Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional

Rivera se da tiempo para bromear acerca de la ropa interior que le avientan desde las butacas, apapachar a un admirador en silla de ruedas y platicar en el escenario con un par de tiernos admiradores.
Luego de darlo todo, Jenni se va con lágrimas en los ojos. Y sus admiradores saben que el regreso a casa será tortuoso pero con el alma liberada, pues la Diva de la Banda ya se encargó de mentar madres en nombre de la comunidad.

Diva hiperactiva
Actualmente, Jenni Rivera es coach del programa de televisión La voz… México, junto a Miguel Bosé, Beto Cuevas y Paulina Rubio. Además, es protagonista del reality show I love Jenni, cuya primera parte se conoció ya en Estados Unidos; la segunda está programada para 2013, año en que también serán transmitidas en México.
Jenni, quien tiene su propia fragancia, participó como actriz en la cinta Filly Brown (2012), de Youssef de Lara y Michael D. Olmos. Tomó clases particulares de actuación antes de interpretar el papel de una mujer drogadicta que está en prisión.
En 2010, la Diva de la Banda produjo el reality show Chiquis and Raq-C, en el que participaron su hija (Chiquis) y una gran amiga DJ (Raq-C); la temática del programa giraba en torno a la vida profesional y personal de la cantante, desde el punto de vista de dos seres queridos.
La Gran Señora preside Love Foundation, que apoya a migrantes, niños con cáncer, mujeres maltratadas y fans que le solicitan ayuda para resolver algún problema. (F.F.)


Programa
Mi vida loca / Chúper amigos / La tequilera / Ni me viene ni me va / Cuánto te debo / Tu camisa - Con él – Él / Culpable o inocente / No me pregunten por él / Detrás de mi ventana / De contrabando / Lo siento mi amor / Basta ya / Mudanzas / Yo soy una mujer / Cara bonita / Ni princesa ni esclava / No llegó el olvido / Por qué no te callas / La escalera / Déjame volver / Ya lo sé / La gran señora / La diferencia / Inocente pobre amiga / La misma gran señora / Amiga si lo ves / Qué ganas de no verte / A que no le cuentas / Señora / Así fue / Que me entierren con la banda / Vida prestada / Inolvidable / Dama divina / Como tu mujer / Qué me vas a dar / A cambio de qué / La primera piedra / Los ovarios / Resulta / Querida socia / Se las voy a dar a otro / Mírame / La mentada / Paloma negra / Sufriendo a solas / Besos y caricias.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.