jueves, 8 de noviembre de 2012

Armando Manzanero: Romanticismo y picardía


Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Íntimo y personal / 8 y 9 de noviembre, 2012 / Dos funciones / 
1:40 hrs. de duración / Promotor: FUAAN Financiera S.N.C.

Rosalinda Palomeque
Es romántico, nadie como él para escribir una canción de amor. Es exitoso, así lo dicen los numerosos temas que han sido versionados por decenas de artistas. Es un hombre solidario y amoroso, que no duda en apoyar la carrera de sus hijos. Pero hay una parte de la personalidad de Armando Manzanero que también lo define: posee la virtud de ser un hombre alegre.
Orgulloso de la cultura maya gracias a las enseñanzas de su abuela Rita, a quien él recuerda como una mujer pícara ―rasgo que sin duda él hereda―, Manzanero suele contar un sinfín de anécdotas de su natal Yucatán. Todos los relatos chuscos, divertidos o penosos terminan siempre con el mismo final: una historia de amor.
Porque el amor es la vida para el cantautor que cumple la promesa y se presenta íntimo y personal, con una destreza y carisma que refleja en su capacidad para narrar historias que llevan a la carcajada y, enseguida, al interpretar, provoca un suspiro.
Sus melodías suaves, con historias potentes que sobreviven a su tiempo, que lo mismo hacen sentir a un joven o a un hombre mayor, van brindando al ambiente una serie de sentimientos, la ternura de “Somos novios”, la nostalgia de “Esta tarde vi llover” y la confianza de “Esperaré”.
De su enorme repertorio, conformado básicamente por canciones de su autoría, Manzanero interpreta durante la velada sólo dos temas que no le pertenecen, “Se te olvida”, del compositor oaxaqueño Álvaro Carrillo y “Qué bonita es mi tierra”, de Rubén Fuentes.
Don Armando sabe compartir la calidez de un público que de antemano se entrega a los relatos y los hace suyos; primero llama a su hijo Juan Pablo, con quien también bromea antes de interpretar “Voy a apagar la luz”, una canción que tiene más de cincuenta años, que dobla la edad de algunos escuchas y es contemporánea de otros tantos.
Su segunda invitada es Diana Amador, con ella recuerda el tema de la telenovela “Nada personal” y “Dormir contigo”. A cada uno les permite su momento en solitario; Juan Pablo interpreta tres temas de su autoría, entre ellos “Serás el aire”, y Diana hace honor al anfitrión con “Tal vez, quizá”.
Más tarde vienen las revelaciones. Manzanero confiesa que “No se tú”, uno de los temas que le grabó Luis Miguel y que fue parte de la película de Hollywood Speechless, es su favorito. 
Pero hay otra canción a la que también le tiene especial cariño, “Por debajo de la mesa”, la que, dice, le gusta como si no fuera de él.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Acostumbrado a escuchar palabras de aliento, Manzanero deja pasar una vez y sin chistar una voz grave que le dice: “Eres grande Manzanero”, pero ante la insistencia del piropo, viene la respuesta que cosecha carcajadas: “Te voy a llevar a mi casa para que se lo digas a mi mujer, porque ella siempre me dice lo contrario”.
Armando Manzanero deja bien plantadas dos facetas de su personalidad, la romántica que comparte al interpretar, y la pícara, que desarrolla en cada relato que cuenta y que es festejada por un público que lo siente sincero, cercano, como uno más en la velada.

Programa
Cuando te conocí / Esperaré / Somos novios / Esta tarde vi llover / Nos hizo falta tiempo / Como yo te amé / No sé tú / Voy a cambiar / Contigo aprendí / Con Juan Pablo Manzanero: Voy a apagar la luz / Con Juan Pablo Manzanero: Amando sin amar – Úneme - Serás el aire – Abrázame / Ahora que te vas / Con Diana Amador: Nada personal - Dormir contigo / Con Diana Amador: Tal vez, quizá / No / Se te olvida / Por debajo de la mesa / Adoro / Popurrí: Qué bonita es mi tierra - Sabes una cosa.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.