viernes, 5 de octubre de 2012

Tania Libertad: El milagro de la voz

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional


50 años de Libertad / 5 de octubre, 2012 / Función única / 
2:50 hrs. de duración / Promotor: Erre Ele Producciones S.A. de C.V.

Fernando Figueroa
Después de ofrecer un par de temas, Tania Libertad se refiere al medio siglo de carrera artística que está celebrando en 2012: “Cincuenta años se dice fácil, pero atrás hay muchas cosas, sobre todo pasión; también un montón de anécdotas y una enorme gratitud con el público y con la vida por permitirme cantar todavía”.
Este pequeño discurso precede a “Gracias a la vida”, interpretada por la peruana mexicana en compañía de su grupo de batalla y de la Orquesta Filarmónica de Acapulco, bajo la dirección de Eduardo Álvarez.
De Tania Libertad pueden decirse muchas cosas, pero resulta más sensato ceder el paso al premio Nobel de Literatura, José Saramago, quien escribió estas palabras (reproducidas en las pantallas gigantes del Auditorio Nacional):
“No es verdad que el mundo está todo descubierto. El mundo no es sólo la geografía con sus valles y montañas, sus ríos y sus lagos, sus planicies, los grandes mares, las ciudades y las calles, los desiertos que ven pasar el tiempo, el tiempo que nos ve pasar a todos. El mundo es también las voces humanas, ese milagro que se repite todos los días, como una corona de sonidos viajando en el espacio. Muchas de esas voces cantan, algunas cantan verdaderamente. La primera vez que oí cantar a Tania Libertad tuve la revelación de las alturas de la emoción a que puede llevarnos una voz desnuda, sola delante del mundo, sin ningún instrumento que la acompañara. Tania cantaba a capella ‘La paloma’ de Rafael Alberti, y cada nota acariciaba una cuerda de mi sensibilidad hasta el deslumbramiento”.
El primero y segundo pisos no han sido abiertos, y esa zona queda bloqueada por enormes cortinas que provocan una sensación de mayor intimidad. Pareciera que los fans se han puesto de acuerdo para llenar la planta baja y convertir el espacio en un alhajero donde la perla luce con total esplendor.
Cuarenta canciones no son suficientes para abarcar una carrera tan prolongada e intensa, pero sí consiguen crear un mural que muestra a Tania Libertad dominando a placer el bolero, la música ranchera, el vals peruano y temas célebres de trovadores cubanos contemporáneos.
Ella sabe que forma parte de un equipo, así que no se cansa de agradecer la presencia de los músicos que le cubren la espalda y, sobre todo, de mencionar a los creadores que nutren el programa: José Alfredo Jiménez, Joan Manuel Serrat, Fito Páez, Chabuca Granda, Miguel Pous, Eladia Blázquez, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Alejandro Filio, Víctor Heredia, Juan Gabriel, Roberto Cantoral, Armando Manzanero.
Cuando toca el turno a las composiciones del yucateco, él hace acto de presencia para tocar el piano y cantar a dueto con la anfitriona “Dormir contigo”, “Contigo aprendí”, “Somos novios” y “No sé tú”. Manzanero también expresa amistad incondicional, cariño y admiración por Tania Libertad, a quien trata de seducir juguetonamente en “Dormir contigo”, alterando la letra: en la hamaca, en el suelo, donde quieras.
Aunque la mayoría de las letras de todo el concierto están llenas de ricas imágenes y frases afortunadas, no faltan los versos musicalizados de Mario Benedetti (“Papel mojado”, “Te quiero”) y Rafael Alberti (“La paloma”).
El virtuosismo instrumental campea en el escenario, aunque destacan Juanchi Vázquez en el cajón peruano y Marco Morel en la guitarra; a este último se le presenta como uno de los afortunados acompañantes de la fallecida Chabuca Granda.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Y el instrumento estrella de la noche: la voz de Tania Libertad, que se acopla fácilmente al grupo y a la orquesta, pero también viaja a solas, desnuda, para deslumbrar a Saramago y al mundo entero, pero sobro todo a quienes esta noche gritan piropos y elogios tan contundentes como éste: “¡Eres grande como Machu Pichu!”

Nombre es destino
Cuenta Tania Libertad que la mayoría de la gente no cree que haya sido bautizada con ese nombre, pero así fue en realidad. Y desde muy joven hizo honor a ese apelativo, pues abandonó Perú cuando ya era famosa y viajó a México para poder cantar no lo que el mercado le pedía sino los temas que le gustaban, especialmente los combativos. Fue así como convirtió al Auditorio Che Guevara (oficialmente Justo Sierra) y la Sala Nezahualcóyotl de la UNAM en sus lugares favoritos para expresarse, además de recorrer toda la República con su propuesta musical.
A partir de esos sólidos cimientos ha construido una carrera materializada en 40 álbumes y presentaciones en el Palacio de Bellas Artes, Sydney Opera House, Lincoln Center (Nueva York), Olympia (París), Palacio de la Zarzuela (Madrid), entre muchos otros sitios de renombre.
En su discografía destaca Arias de ópera. ¿Y… por qué no?, “en el que empecé imitando a María Callas, pero obviamente no resultó, así que borré todo y lo rehíce pensando que estaba cantando a José Alfredo; entonces todo fluyó muy bien”, según nos comentó recientemente.
Prepara un álbum triple en honor a Armando Manzanero, en el que hay grabaciones con orquesta, DJ’s y banda electrónica. (F.F.)

Programa
Canciones y momentos / La paloma / Gracias a la vida / Tamalito / Regálame esta noche / Popurrí (valses peruanos) / Mi amor por ti / Razón de vivir / Sin la luna / Fiesta / Papel mojado / Te quiero / Cielo rojo / Cuando llora mi guitarra / Procuro olvidarte / Para vivir / Costumbres / Ave María / Negra presuntuosa / Yo vengo a ofrecer mi corazón / La maza / Honrar la vida / Por debajo de la mesa / Con Armando Manzanero: Contigo aprendí, Somos novios, No sé tú / Amanecí en tus brazos / Un mundo raro / Ojalá / El pastor / La bruja / Himno al amor / DLG / Concierto para una sola voz / Fina estampa / Yolanda / Alfonsina y el mar / Cuando sale la luna.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.