viernes, 19 de octubre de 2012

Albita: Origen y destino

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Qué manera de quererte / 19 de octubre, 2012 / Función única / 
2:00 hrs. de duración / Promotor: FUAAN Financiera, S. N. C.

Fernando Figueroa
En un remanso del tsunami musical, Albita recuerda que al salir de su patria grabó un material independiente y las empresas discográficas le decían: “Eso no vende, suena muy cubano”. En vez de dar marcha atrás, compuso “Qué culpa tengo yo”, que es una especie de declaración de principios: Qué culpa tengo yo de mis caderas / Qué culpa tengo yo de este sabor / Qué culpa tengo yo de que mi sangre suba / Qué culpa tengo yo de haber nacido en Cuba.
Por supuesto que no tiene culpa de nada, y es una bendición que haya llegado al mundo en La Habana, porque esta noche hace feliz a cientos de personas que durante un rato se resisten a levantarse de sus asientos, pero cuando funciona el resorte indicado muchos salen disparados rumbo a un Nirvana en el que el movimiento cadencioso es un pase de abordar para la salvación de cuerpos y almas.
¡Qué manera de cantar la de Albita! Y no sólo eso, también qué presencia escénica, la misma que le valió grandes elogios de la prensa estadounidense cuando formó parte del musical The Mambo Kings (2005), en Broadway. Al verla cantar e interactuar con el público se comprende por qué ganó un Emmy gracias a su programa de televisión La descarga con Albita (2008) y, por supuesto, dos Grammys por Albita llegó (2004), más un montón de nominaciones por otros discos.
Artista del cabello a los tacones, la señora es considerada como una posible sucesora de la mítica Celia Cruz, a quien le dedica un popurrí que pone al rojo vivo algo que ya estaba ardiendo desde hace un buen rato. Sus versiones de “El yerberito”, “El bodeguero”, “Burundanga” y “La vida es un carnaval” se escuchan plenas de tradición y frescura a la vez.
En una de las mesas, su compatriota Raquel Olmedo dice que ambas tienen voces en verdad potentes, pero que el canto de altos vuelos es privativo de quien está arriba del escenario. Aunque Albita también se baja del Olimpo y recorre las mesas improvisando coplas a partir de los nombres de algunos asistentes, incluyendo a la cubana Odette Alonso, autora de un poema que dice: La música será como un alivio / como un bálsamo azul / como un portazo y luego este silencio.
Bromista, Albita afirma que tiene ganas de estrenar una canción “nuevita”, aunque está segura de que será un gran éxito. Entonces arranca con “Qué manera de quererte”, su tema más representativo y que da título al show. Otro momento inolvidable llega con “Soy una mujer”, que dice: Voy con mi ritmo, voy con mi aire / voy con mi tiempo y no al tiempo de nadie, mientras en las pantallas se muestran imágenes de Sor Juana Inés de la Cruz, Mercedes Sosa, Elena Burke, Madonna, Yoko Ono, Judy Garland, Ana Gabriela Guevara y muchas otras damas que han hecho su santa voluntad.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Albita también hace lo que quiere y lo hace muy bien, incluso improvisar fragmentos de temas que el público quiere oír, pero que ella y su magnífico grupo no tienen montados.
¡Qué noche, y qué manera de quererse a sí misma y al prójimo!

Programa
Popurrí de Albita / La parranda se canta / Todo lo que quieras / Soy una mujer / El reto / Que me den / Que viva Changó / Toda una vida / Noche criolla / El jibarito / Qué manera de quererte / El manisero / Habrá música guajira / Bonito y sabroso / Popurrí de Celia Cruz / Mis tacones / Ta’ bueno / Qué culpa tengo yo.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.